Con tratamientos capilares delincuentes escondían reses de contrabando

Aceleraban el crecimiento del pelo del ganado para esconder marcas de origen venezolano.

En lo que se convierte hoy en la primera gran incautación de ganado de contrabando de 2016, la Policía Fiscal y Aduanera logró la aprehensión de 798 reses que ingresaron de manera ilegal de Venezuela.

Los delincuentes escondían el ganado en una finca del departamento de Vichada, esperaban y aceleraban el crecimiento de pelo de las reses para esconder las marcas originales de Venezuela, luego hacer las suyas y pasarlas por colombianas.

El coronel William Valero subcomandante de la Policía Fiscal y Aduanera, aseguró que las reses están avaluadas en más de 1.500 millones de pesos.

"Informaciones de inteligencia y seguimiento llevaron a las autoridades a establecer que en la finca Carigen, de la vereda San Carlos, jurisdicción del municipio de Santa Rosalía del departamento del Vichada, los contrabandistas tenían oculto el ganado, tan pronto se estableció que los semovientes eran de procedencia venezolana".

El propietario de la finca donde fueron encontradas tendrá ahora que responder por un proceso penal en su contra, de acuerdo con el coronel Valero, pasa a ser parte de la investigación.

"Una cabeza de ganado sale de territorio venezolano a un precio de 300.000 pesos y en territorio colombiano es vendida a un valor de $1.800.000, generando al contrabandista una ganancia del 500% por cabeza de ganado".

La Policía Fiscal y Aduanera durante lo corrido del 2015 incautó 1.800 cabezas de ganado, avaluadas comercialmente en 3.240.000.000 millones de pesos.

Cargando