El ojo de Horus

Liberemos al organismo de las toxinas de las vacaciones

Detoxificación y reducción de peso para paliar las secuelas del licor, dulces y excesos.

Después de llegar de vacaciones, aparecen algunos síntomas, diferentes en función de cada persona, desde cansancio, irritabilidad, dolores de espalda, pies o de cabeza, ansiedad, pérdida de concentración, insomnio, problemas en la piel, retención de líquidos, dolores musculares, ¡y la terrible celulitis y obesidad!

¿Qué es la detoxificación? Son todos los procesos por los que las toxinas movilizadas se metabolizan para ser neutralizadas y convertidas a formas menos tóxicas y asegurar su eliminación por las vías de eliminación naturales del cuerpo. El hígado es el órgano donde se producen la mayor parte de procesos metabólicos y el que juega el papel más importante en la detoxificación, transforma las sustancias tóxicas en formas no tóxicas. Los riñones son los encargados de eliminar esas toxinas a través de su excreción en la orina, diariamente el riñón filtra 180 litros de fluidos.

Los llamados radicales libres son aquellos residuos de la combustión interna del organismo, un exceso tóxico que es eliminado por los antioxidantes. Las toxinas almacenadas deben ser liberadas, pero si los órganos de detoxificación están sobrecargados, estas toxinas vuelven a la sangre. Entonces es necesario apoyar a los órganos de detoxificación con un tratamiento.

Cómo limpiar tu cuerpo naturalmente

Limpiar el cuerpo naturalmente implica eliminar las toxinas y los residuos acumulados.

1.- Bebe mucha agua. Aumentar tu consumo de agua es una de las cosas más importantes que puedes hacer para tratar de limpiar tu cuerpo naturalmente. Toma por lo menos 8 vasos de agua al día, que equivalen a 2 litros aproximadamente.

2.- Consume más fibra. La fibra es el nutriente principal que ayuda a mantener una función digestiva adecuada. Aumentar la cantidad de fibra ayuda a limpiar el organismo.

3.- Evita las bebidas alcohólicas y la cafeína. La cafeína y el alcohol son dos sustancias que deben evitarse a toda costa durante el proceso de limpieza.

4.- Reduce tu consumo de carbohidratos simples. Los carbohidratos simples contenidos en el arroz blanco, el pan y pastas, básicamente carecen de nutrientes, vitaminas o cualquier tipo de sustancia provechosa para el cuerpo.

5.- Come más súper alimentos. Si bien debes limitar tu consumo de alimentos procesados durante la limpieza, come “súper alimentos” lo más que puedas. Estos alimentos contienen beneficios extraordinarios para la salud, entre ellos, ayudar al cuerpo a acelerar el proceso de limpieza. Por ejemplo, el arándano, la manzana, el berro, el apio, la col de Bruselas, la zanahoria, la papaya.

La Chía, semillas que no tiene gluten, ricas en omega 3, antioxidantes y fibra. Estudios indican que tiene 5 veces más cantidad de calcio que la leche, 3 veces más antioxidantes que los arándanos, 3 veces más hierro que las espinacas, 2 veces más fibra que la avena, dos veces más cantidad de proteína que las verduras.

La Moringa, propiedades antioxidantes y desinflamatorias y depurador del organismo.

El ajo, tiene muchos beneficios significativos para la salud, tal vez el más importante sea su capacidad para aumentar el funcionamiento del hígado, ya que ayuda a la producción de enzimas que ayudan al hígado a eliminar las toxinas del cuerpo. El ajo también contiene dos sustancias conocidas como “alicina” y “selenio”, las cuales han demostrado brindar un beneficio para la depuración del hígado.

Remolacha, este vegetal de color rojo brillante es otro súper alimento y está repleto de sustancias buenas para la salud y el bienestar. La remolacha contiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, además desintoxica el cuerpo gracias a sus altos niveles de betaleína.

Limón, junto con otras frutas cítricas como la toronja y la lima, es ampliamente aceptado como uno de los mejores limpiadores naturales del cuerpo.

6.- Bebe té rojo, verde, negro, con espirulina, una manera de aumentar los líquidos es bebiendo té. Al mismo tiempo también obtendrás los beneficios de limpieza que la madre naturaleza ofrece en estas hierbas.

7.- Consume productos orgánicos. Al comer solo productos orgánicos, limitarás tu exposición a los productos químicos nocivos

8.- Deja de fumar. Fumar es una de las peores cosas que puedes hacer para introducir toxinas en tu cuerpo. Además de la nicotina, la mayoría de las marcas de cigarros contienen más de 4.000 sustancias tóxicas. Incluso después de dejar de fumar, estas toxinas persistirán en tu cuerpo por algún tiempo.

9.- Un buen masaje intenso puede realmente ayudar al cuerpo a deshacerse del exceso de toxinas, cuando lo realiza un profesional capacitado. El masaje debe centrarse en los puntos de presión de los músculos, donde las toxinas se acumulan. La estimulación profunda del tejido muscular puede realmente liberar las toxinas para que el organismo las elimine en forma natural. Equipos de drenaje, presoterapia, radiofrecuencia, movilizan y ayudan al drenaje. Recuerda beber mucha agua después de una sesión de masaje para acelerar el proceso de limpieza.

10.- Siempre que te sea posible, trata de rodearte de aire limpio y fresco, y evita respirar el esmog de la ciudad y el humo de las fábricas. Si puedes ve al campo o al mar durante un fin de semana, para despejar el aire de ciudad de tus pulmones.

O si tiene disponibilidad de cámara hiperbárica. Haz ejercicio. Hacer ejercicio con regularidad es una de las maneras más saludables y naturales de limpiar el cuerpo, porque hace que se mueva y se mantenga funcionando a plena capacidad. Esto te ayudará a bajar de peso y a liberar las toxinas que se han acumulado en células de grasa a través de los años. Estas toxinas saldrán del cuerpo a través de la transpiración. El ejercicio también mejora tanto la circulación como la digestión, dos funciones corporales que son esenciales en el proceso de depuración natural. Trata de incorporar 4 o 5 sesiones de 30 minutos de ejercicio moderado a intenso en tu rutina semanal, desde correr, nadar, bailar o escalar. Te sentirás más feliz y saludable.

Purificarte con un batido verde. Beber este batido es una forma magnífica de limpiar el cuerpo natural y saludablemente, sin tener que privarte de nutrientes esenciales o pasar hambre. Todo lo que necesitas hacer es sustituir una comida al día con esta bebida energética para aprovechar limpiar nuestro organismo.

Elimina los productos de origen animal: están cargados de toxinas, aditivos, hormonas, antibióticos, excesivas proteínas, grasa y colesterol. Si cambiamos el pescado, la carne, leche, huevo, pollo y demás productos por alimentos de origen vegetal bajos en grasa empezamos a depurarnos, a eliminar grasa y recuperar nuestra salud.

Evitar mientras haces el tratamiento DETOX:

  • Tabaco
  • Alcohol
  • Bebidas gaseosas
  • Comida envasada cargada con aditivos, conservantes, sabores artificiales, colorantes, hormonas…
  • Productos transgénicos
  • Sal y azúcar refinada
  • Harinas refinadas, incluye pasta, pan, galletas que no sean con cereales 100% integrales
  • Gluten
  • Chocolate
  • Aceites refinados

Basa tu alimentación los días Detox en frutas y verduras crudas. Importantísimo, alta en carbohidratos y baja en grasa y proteínas. Para empezar este programa de limpieza se requiere que el paciente esté bajo una terapia de 3 días de detoxificación (purificación de cuerpo), para entonces proceder con la dieta como se indicará después. El procedimiento de la detoxificación que recomendamos es tomado en parte del libro del Dr. Sergio Rada (un estilo de vida saludable).

La limpieza suprema es el primer paso para la obtención de la salud. Cualquier acumulación o retención de materia residual de cualquier clase dentro de nuestro cuerpo retardará el proceso de recuperación. Los canales naturales de eliminación son los pulmones, los poros de la piel, los riñones y los intestinos.

La transpiración es la acción de las glándulas sudoríparas de eliminar del cuerpo las toxinas, las cuales podrían ser perjudiciales para nosotros si son retenidas en él. Los riñones excretan los productos finales de la comida y del metabolismo que vienen del hígado. Los intestinos eliminan no sólo los residuos de la comida, sino también materia residual en forma de células y tejidos muertos.

Durante los tres días de limpieza, tome 1 o 2 cucharadas de aceite de olivo tres veces al día, para ayudar a lubricar los conductos del hígado y la bilis.

Por eso, tomando jugo de frutas reemplazamos las materias tóxicas o ácidas removidas o eliminadas. Este procedimiento traerá como resultado una reacción alcalina en nuestro sistema. Hay varios tipos de terapia por jugos - manzana, zanahoria, uvas, cítricos, tomate, etc., pero escoja sólo uno para los tres días.

No se debe comer nada sólido durante los tres días de limpieza, sin embargo, si llega a la noche con mucha hambre, puede comer apio.

Pasados los tres dias de DETOX, seguir manejando un estilo de vida saludable y continuar con los consejos de evitar excesos e iniciar un año donde las buenas intenciones se puedan realizar.

Cargando