Salma Hayek no echa de menos su antigua cintura de avispa

A la actriz no le importa que su figura haya cambiado desde que se convirtió en madre de Valentina.

Salma Hayek en bikini /

La mexicana Salma Hayek no echa de menos el cuerpo de escándalo que lucía antes de quedarse embarazada, ya que ser madre de Valentina (8) con su marido François-Henri Pinault ha mejorado su vida notablemente.

"Esta era mi cintura antes del embarazo. Ahora no es igual, pero mi vida es mucho mejor", escribió la mexicana junto a una antigua foto suya en bikini en su cuenta de Instagram.

A diferencia de la mayoría de estrellas de Hollywood, Salma no suele pasarse largas horas en el gimnasio y tampoco sigue dietas estrictas.

"Tengo el mal hábito de no hacer deporte y de no comer comida sana. Y me gustan el vino y los cócteles. A veces soy perezosa con todo lo relacionado con mantenerme en forma. En conjunto, es mucho trabajo", contaba a la edición estadounidense de la revista Glamour.

Aunque Salma no siempre consiga llevar un estilo de vida saludable, lo que sí cumple a rajatabla es la rutina de cuidado de su piel.

"No importa cómo de malos sean mis otros hábitos, me desmaquillo antes de ir a dormir. Aunque esté exhausta o enferma, me quito el maquillaje. No me depilo las cejas durante el 90 por ciento del año, pero una cosa que hago siempre es desmaquillarme", añadía.

Cargando