Reunión Santos - Maduro genera expectativa en la frontera

Autoridades locales y departamentales, y las familias que han llegado como deportadas al territorio nacional están a la espera de la reunión.

Cuando se cumple un mes del cierre de la línea limítrofe entre Colombia y Venezuela por decisión del gobierno del vecino país, las autoridades en el departamento Norte de Santander, uno de los más afectados con la llegada de colombianos en calidad de deportados, esperan que las cosas se solucionen desde esta semana.

El encuentro de los presidentes de Colombia y Venezuela surge como un aliciente para las autoridades departamentales, quienes esperan que la región vuelva a la normalidad alterada desde la frontera.

“Cualquier cosa que se haga para tratar de volver a la normalidad basada en los principios de respeto a las personas es magnífico, yo creo que es buena hora para que los dos presidentes se reúnan”, señaló Édgar Díaz Contreras, gobernador de Norte de Santander.

Así mismo, empresarios en la región piden que el encuentro de mandatarios pueda mejorar el ambiente económico de la zona norte del país, sin dejar de lado la puesta en marcha de las promesas del gobierno nacional para contrarrestar la actual situación.

Similar expectativa tienen los deportados y aquellos colombianos que salieron corriendo de Venezuela en medio de presiones por ser colombianos.

“Yo quiero que todo se solucione y podamos traernos las cositas que dejamos allá botadas en Venezuela, donde no quisiera volver a vivir después que nos sacaron como delincuentes”, manifestó Rosa Delia Guerrero, deportada y oriunda de Valledupar.

Cargando