Tribunal niega tutela de Ramiro Bejarano contra la Contraloría

El columnista señalaba que no le habían entregado toda la información alrededor del contrato de arriendo de la nueva sede del ente de control.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca declaró improcedente la tutela presentada por el abogado Ramiro Bejarano Guzmán en contra de la Controlaría General, por la presunta vulneración al derecho de petición

La solicitud de información del columnista tiene relación con el contrato de arrendamiento de la sede de la Contraloría en el centro comercial Gran Estación II, que el ente de control suscribió con la firma Proyectos y Desarrollos S.A., por $60.383 millones ($35 millones de dólares)

El representante legal suplente de esa firma es Alberto Aroch Mugrabi, investigado en Colombia y EEUU por lavado de activos y sus vínculos con el grupo Guberek, incluido en la lista Clinton

Según un comunicado de la Contraloría el derecho de petición "hace parte de más 100 peticiones de información que ha solicitado Bejarano Guzmán en el curso del presente año".

Cargando