Soldado que filtró documentos a Wikileaks habría atacado a uno de sus compañeros

Bradley Manning sufría estallidos de violencia, según se conoció en el tercer día de la audiencia preliminar para determinar si es sometido a un consejo de guerra

Una oficial del Ejército de Estados Unidos que estuvo en Irak junto a Bradley Manning, juzgado acusado de ser quien filtró información a WikiLeaks, dijo este domingo a la Corte que había pedido que éste fuera relevado de su cargo por haber atacado a otro soldado

La capitán Casey Fulton, oficial de inteligencia de la décima División de Montaña enviado a Irak con Manning y primer testigo citado a declarar este domingo, señaló además que había ordenado que le sacaran el arma

El incidente ocurrió poco antes de que Manning fuera arrestado en mayo de 2010, agregó

El testimonio de Fulton tuvo lugar en el tercer día del juicio iniciado contra el ex agente de inteligencia en la base de Fort Meade, que tiene como objetivo resolver si debe ser traducido ante un Consejo de Guerra formal

Vestido en un uniforme de camuflaje verde de la 10a División de Montaña, Manning escuchó atentamente las declaraciones de Fulton y tomó ocasionales notas

El soldado, acusado de haber entregado a Wikileaks, entre noviembre de 2009 y mayo de 2010 unos 260.000 mensajes diplomáticos estadounidenses relativos a las guerras de Irak y Afganistán, está acusado de 22 cargos y podría ser condenado a cadena perpetua

Cargando