Colombia se excusa ante gobierno ecuatoriano por incursión militar en Ecuador

El gobierno colombiano pidió excusas al de Ecuador por la incursión de "helicópteros colombianos" y militares en ese país para verificar lo sucedido en la operación que terminó el sábado con la muerte de Raúl Reyes, portavoz internacional y número dos de las guerrilla de las FARC.

El gobierno colombiano pidió excusas al de Ecuador por la incursión de "helicópteros colombianos" y militares en ese país para verificar lo sucedido en la operación que terminó el sábado con la muerte de Raúl Reyes, portavoz internacional y número dos de las guerrilla de las FARC. "El Gobierno de la República de Colombia desea presentar al Ilustrado Gobierno de la República del Ecuador sus excusas por la acción que se vio obligado a adelantar en la zona de frontera", reza el documento leído esta noche en Bogotá por el canciller colombiano, Fernando Araújo

En él agrega que la acción consistió en "el ingreso de helicópteros colombianos con personal de las Fuerzas Armadas a territorio ecuatoriano, para registrar el sitio". "El Gobierno colombiano nunca ha tenido la pretensión o la disposición de irrespetar o vulnerar la soberanía o la integridad de la hermana República del Ecuador, de su pueblo o de sus autoridades, por las que ha profesado, históricamente, afecto y admiración", dijo Araujo. Asegura el documento que en la "acción" los militares colombianos rescataron el cadáver de Luis Edgar Devia, verdadero nombre de alias "Raúl Reyes", del mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), al igual elementos personales, tres computadores, documentos y correspondencia del "terrorista". Agregó que por informaciones de inteligencia, se preparó "una operación para copar un lugar en territorio colombiano" donde estaban Reyes y otros guerrilleros de las FARC. Se precisa que "en momentos en que las unidades helicoportadas de la Fuerza Pública (colombiana) se estaban acercando, recibieron intenso fuego de guerrilleros ubicados en nuestro territorio y se presentaron combates. Es en ese momento cuando las unidades fueron atacadas, desde un lugar a menos de 1.800 metros de la frontera, en territorio ecuatoriano". Aclaró que ante el ataque, los militares colombianos "reaccionaron y utilizaron la fuerza hacia el lugar en donde estaban siendo atacados" y que esa acción dejó como resultado 12 guerrilleros muertos, entre ellos "Raúl Reyes". El gobierno colombiano dijo que ante la situación "fue indispensable que las tropas colombianas ingresaran a territorio ecuatoriano para registrar el sitio desde donde recibieron disparos y al cual atacaron". Agrega que los militares trasladaron los cadáveres de Reyes y otros rebeldes a territorio colombiano para "evitar que la guerrilla los suplantara, en cumplimiento de una práctica que acostumbra realizar, para acusar a nuestras fuerzas de ejecuciones extrajudiciales". El comunicado asegura que Reyes dirigía operaciones "criminales" en el sur de Colombia y "clandestinamente, desde territorio ecuatoriano sin el consentimiento de ese Gobierno". Por lo demás, el gobierno colombiano se comprometió a indemnizar a los ciudadanos ecuatorianos que hubieran podido resultar afectados por los ataques. Minutos después de conocer la postura del gobierno colombiano, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció la "expulsión inmediata" del embajador de Colombia en Quito, Carlos Holguín, tras la retirada de su embajador en Bogotá, Francisco Suéscum, y solicitó la reunión urgente de la OEA y la CAN para analizar el ataque colombiano en territorio ecuatoriano. Correa también ordenó la "movilización de tropas" en la frontera con Colombia exigió al gobierno del presidente colombiano Alvaro Uribe, no sólo disculpas, sino "compromisos firmados de respeto a Ecuador"

Cargando