Condenan a alias "Sonia" a 16 años y medio de cárcel en EEUU

El juez estadounidense James Robertson anunció una condena a la guerrillera colombiana Anayibe Rojas Valderrama, alias "Sonia", a 200 meses de cárcel, en la conclusión del juicio realizado en Washington en las últimas semanas. La condena fue impuesta por conspiración para la manufactura, distribución e importación de cocaína.

El juez estadounidense James Robertson anunció una condena a la guerrillera colombiana Anayibe Rojas Valderrama, alias "Sonia", a 200 meses de cárcel, en la conclusión del juicio realizado en Washington en las últimas semanas. La condena fue impuesta por conspiración para la manufactura, distribución e importación de cocaína.

Carmen Hernández, abogada de "Sonia", anunció que llevará la sentencia ante una corte de apelaciones, pues al parecer se presentaron testimonios falsos durante el juicio.

Además, Robertson condenó a otros dos colombianos, Juan Diego Giraldo y José Antonio Celis, a 200 y 175 meses de cárcel, respectivamente.

La abogada defensora de la guerrillera, Carmen Hernández, dijo a Efe que "si Sonia fuera culpable, la sentencia sería justa". Pero dado que, según la defensa, el proceso judicial "no fue justo", el despacho de Hernández recurrirá la sentencia de "Sonia" dentro de los diez días que le concede la ley.

De acuerdo con la sentencia de Robertson, la guerrillera colombiana, que perteneció a las FARC durante 14 años, cumplirá solo unos 11 años de la condena, ya que empieza a contar a partir de la fecha de su detención, en febrero de 2004, a lo que se suman los "créditos de buena conducta" que le concede la ley, que serán unos dos años menos, según sus abogados defensores.

El juicio

Durante su juicio ante el Tribunal Federal del Distrito de Columbia, la fiscalía no presentó prueba física alguna y apoyó su caso en el testimonio de informantes pagados por el gobierno de EEUU, entre los cuales se incluyeron ex guerrilleros e individuos vinculados al tráfico de drogas.

Algunos de los testigos aseguraron que "Sonia" participó en la compra de más de 100 toneladas de pasta de coca en las selvas del departamento de Caquetá. La defensa no convocó a testigos ni puso a Rojas en el banquillo.

Al Richsburg, asistente del juez Robertson, dijo que en definitiva Rojas fue declarada culpable por un solo cargo de conspiración para la manufactura, distribución e importación de más de cinco kilos de cocaína.

Durante su intervención ante el tribunal, "Sonia" se declaró "inocente de todos los cargos" y alegó que perteneció a las FARC por la "situación de pobreza que había" en la zona donde creció.

Relató que no pudo estudiar y que estuvo en las FARC como "un miembro más y no como la figura pública" que han hecho de ella en el tribunal y en los medios.

"No soy una terrorista", exclamó la guerrillera, que rompió a llorar cuando recordó sus vivencias como detenida en Colombia y en Estados Unidos, donde no ha recibido "torturas físicas, pero sí psicológicas".

Subrayó que no ha cometido ningún crimen de terrorismo ni de lesa humanidad y que no es una enferma mental, por lo que le preguntó al juez qué peligro representa ella para la sociedad y le pidió que no le enviara a una cárcel de "máxima seguridad", como demandó la Fiscalía, donde no tendría la oportunidad de estudiar.

"Sonia" también exigió ser tratada como un "ser humano". "Una cosa es ser miembro de las FARC y otra es ser una persona", resaltó, a lo que el juez le respondió que él trataba a todos como seres humanos y que no tenía control, una vez pronunciada la sentencia, sobre cómo la trataría la sociedad.

Estados Unidos acusó a Rojas Valderrama, Celis y Giraldo de tráfico de drogas y de introducir en el país cientos de kilogramos de cocaína como miembros de las FARC.

En febrero Robertson ya declaró culpables a los tres por conspiración para la producción, distribución e introducción en Estados Unidos de más de cinco kilogramos de cocaína.

Cargando