Hombres armados asaltan la sede de la Luna Roja en Bagdad y secuestran a 30 personas

Hombres armados han asaltado la oficina de la Media Luna Roja en Bagdad y han secuestrado al menos a 30 personas, entre personal humanitario y civiles, según fuentes oficiales iraquíes. Los individuos, que vestían indumentaria paramilitar han llegado al complejo en un grupo de vehículos.

Hombres armados han asaltado la oficina de la Media Luna Roja en Bagdad y han secuestrado al menos a 30 personas, entre personal humanitario y civiles, según fuentes oficiales iraquíes. Los individuos, que vestían indumentaria paramilitar han llegado al complejo en un grupo de vehículos.

Una vez dentro, los asaltantes han separado a las mujeres de los hombres. El pasasdo jueves, hombres armados secuestraron a más de 70 personas en el área comercial de Sanak, también en Bagdad. Las autoridades iraquíes culpan de estas acciones a las milicias suníes que actúan haciéndose pasar por unidades policiales de élite.

El de hoy es el último de una larga ola de secuestros en Irak y coincide con la visita por sorpresa del primer ministro británico, Tony Blair, a la capital iraquí. Como era previsible, Blair ha defendido la presencia británica en Irak durante su entrevista con su homólogo iraquí, el chií Nuri al Maliki, a quien ha expresado el apoyo de Londres a su Gobierno para luchar contra el terrorismo y la violencia sectaria.

En una conferencia de prensa conjunta en Bagdad, Blair ha vinculado de nuevo la retirada de las tropas británicas de Irak con la "capacidad de las fuerzas iraquíes de mantener la seguridad" en el país. También insistió en que los estados vecinos de Irak "deben contribuir de forma efectivo a los esfuerzos para restablecer" la seguridad en este país.

Blair y Maliki han informado también de que sus conversaciones se han centrado en el apoyo al plan de seguridad aplicado en la provincia de Basora (500 kilómetros al sur de Bagdad), donde están estacionadas las tropas británicas.

CICR pide la liberación inmediata de los secuestrados

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) pidió hoy la liberación inmediata e incondicional de la treintena de personas secuestradas en la sede de la Media Luna Roja iraquí en Bagdad, en su mayoría empleados de la organización humanitaria, en un acto que califica de "inadmisible".

"Pedimos la liberación inmediata e incondicional de las personas que fueron secuestradas esta mañana, porque, aunque siete de ellas ya han sido liberadas, del resto aún se desconoce su paradero y su situación", aseguró en una conferencia de prensa en Ginebra, el director de Operaciones del CICR, Pierre Krahenbuhl.

Según sus datos, el secuestro tuvo lugar poco antes del mediodía en el edificio de la organización, en el barrio bagdadí Al Wehda (al este de la capital), y entre los afectados había 25 empleados de la Media Luna Roja iraquí, mientras que el resto eran civiles que se encontraban en ese momento en el inmueble.

"Somos conscientes de que Irak vive una situación muy inestable y muy peligrosa y de que se presentan varias formas de conflicto, pero, en cualquier caso, este acto es totalmente inaceptable y viola los principios básicos del derecho internacional humanitario", advirtió.

En ese sentido recordó que las reglas del derecho internacional humanitario, que "prohíben expresamente que gente que no participa en el conflicto sea secuestrada o amenazada", se aplican "tanto a grupos estatales, como de la oposición, sean los que sean".

La Media Luna Roja iraquí es, según Krahenbuhl, "una de las únicas que tiene capacidad para trabajar a nivel nacional" y desempeña su tarea con "devoción y humanidad", por lo que "sus empleados deben ser respetados y apoyados, no atacados".

El CICR trabaja junto a esa organización en un programa de atención a desplazados, por el que hasta el momento se ha atendido a unas 14.000 personas, al tiempo que mantiene actividades de asistencia a hospitales y visitas a detenidos.

"Estamos en ese país porque la situación es evidentemente muy crítica para la población civil", por lo que el responsable de la organización internacional aseguró que "la intención es mantener nuestra presencia allí sin ninguna duda".

Aún así, reconoció que el secuestro puede "influir en la manera en que la Media Luna Roja desempeña su trabajo" en Irak.

El secuestro masivo se ha convertido en los últimos meses en algo frecuente en Irak y se vincula con las acciones de violencia sectaria que vive el país.

Sin embargo, Krahenbuhl aseguró no tener conocimiento de "ninguna otra acción de esa magnitud ni de esa seriedad en Irak en los últimos años", aunque reconoció que "las sociedades nacionales de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja a menudo se enfrentan a situaciones muy difíciles".

Tras conocer el secuestro, el CICR se puso en contacto con todas las autoridades implicadas y "estableceremos todos los contactos que puedan resultar útiles para resolver esta crisis cuanto antes".

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir