La desigualdad y la dependencia de los recursos naturales rezagan a Latinoamérica

La enorme desigualdad social y la dependencia de las economías latinoamericanas de las materias primas y otros recursos naturales explican que la región se haya quedado rezagada frente a otras zonas más dinámicas como Asia.

La enorme desigualdad social y la dependencia de las economías latinoamericanas de las materias primas y otros recursos naturales explican que la región se haya quedado rezagada frente a otras zonas más dinámicas como Asia.

Así lo aseguró hoy Francois Bourguignon, economista jefe del Banco Mundial, quien dijo que uno de los factores que explican que Asia crezca el doble de rápido que América Latina tiene que ver con que la ventaja comparativa de esa región reside más en el sector manufacturero y menos en recursos naturales y materias primas.

"Eso es cierto incluso en el caso de Chile, el campeón del crecimiento en América Latina", indicó Bourguignon en una rueda de prensa en la que se presentó el informe anual "Indicadores Mundiales de Desarrollo".

Bourguignon recordó que Chile exporta cobre, "por supuesto", pero también muchos productos de origen agrícola como vinos y pescados.

Insistió en que muchos países latinoamericanos no han podido sacar partido de esa ventaja, debido en parte al punto muerto en las negociaciones de comercio internacional, sobre todo en agricultura.

"Si mañana se produjese un avance significativo en (las negociaciones) agrícolas, la tasa de crecimiento de países como Brasil, Uruguay, Argentina y otros aumentaría", destacó el economista jefe del BM.

El organismo financiero multilateral también cree que la inestabilidad que tradicionalmente ha castigado a América Latina es otro de los motivos de la desventaja que sufre la región.

Para finalizar, Bourguignon llamó la atención sobre factores "más profundos" como la desigualdad que caracteriza a América Latina, y que también parece deprimir el crecimiento económico.

El informe presentado hoy por el Banco destaca que en términos medios el crecimiento en los países en desarrollo ha alcanzado una media del 4,8 por ciento desde el año 2000, más del doble que en los países más ricos, que avanzan al ritmo del dos por ciento.

Entre las notas positivas destaca la "notable recuperación" que ha experimentado el Africa subsahariana desde el año 2000.

El Banco llama la atención sobre el crecimiento de más del cinco 5 por ciento que registraron 48 países de la región en el 2004, pero pese al progreso, la región tiene todavía enormes tasas de pobreza extrema.

El informe señala que en el 2002 unos 300 millones de africanos, el 44 por ciento de la población, vivía todavía con menos de un dólar diario, un aumento de 139 millones frente a 1981.

Esos datos contrastan con la situación en el este asiático, donde el número de personas que viven en la pobreza extrema se redujo en 580 millones desde 1990, hasta el 12 por ciento de la población.

El estudio divulgado hoy señala que el comercio ha sido el motor del crecimiento en los países del este asiático, al representar el 81 por ciento del PIB de la región, muy por encima del 55 por ciento de media global.

La rápida expansión comercial de China ha permitido, según el Banco Mundial, no sólo el crecimiento sostenido de ese país, sino también una integración más rápida de sus socios comerciales en la economía global.

Las exportaciones de bienes y servicios aumentaron entre el 10 y el 28 por ciento en Malaisia, Tailandia, Filipinas, Vietnam y Camboya y contribuyeron a tasas de crecimiento de más del seis por ciento en el 2004 en esos países, según el estudio.

El comercio tiene, por el contrario, un papel mucho menos destacado en América Latina y el Caribe, al suponer alrededor del 52 por ciento de la producción total.

Las exportaciones de los países latinoamericanos han aumentado en sólo el 4,5 por ciento de media desde el año 2000, menos de una tercera parte del crecimiento de las exportaciones en el este asiático y menos de la mitad del crecimiento de las exportaciones en otras regiones como Europa y Asia Central.

Cargando