A Vivir Que Son Dos DíasA Vivir Que Son Dos Días

Orden Público

Alimentos

¿Por qué subieron de precio los alimentos en Colombia?

Diferentes factores han llevado a que los precios de los alimentos aumenten. Hablamos con un experto que nos explica las razones del incremento

Plaza de mercado / Caracol Manizales

Diferentes factores han llevado a que los precios de los alimentos en Colombia aumenten. Hablamos con un experto que nos explica las razones del incremento, además de consejos para ahorrar.

Es un hecho: los alimentos en Colombia han aumentado de precio. Aunque una de las razones está en la inflación que enfrenta Colombia, la más alta en décadas según el DANE, para entender más este fenómeno hablamos con Sergio Olarte, economista de Scotiabank, quien nos contó las razones del aumento de los alimentos. También nos enseña si es mejor ahorrar debajo del colchón o invertir en un CDT.

¿Qué es lo que está pasando con el tema de los alimentos?

Son varias cosas. La primera, la economía colombiana se ha recuperado de manera muy importante entonces todos estamos saliendo después del encierro por la pandemia a restaurantes y hoteles a consumir alimentos y otro tipo de cosas. Eso hace que a la gente no le alcance tanta demanda que hay y le toque subir un poco los precios. Además, como las tormentas perfectas son de esa manera, internacionalmente también tenemos problemas de oferta de alimentos y de insumos para alimentos. El conflicto entre Rusia y Ucrania, que uno pensaría que no le importa mucho al consumidor promedio colombiano, resulta que sí. Ellos son exportadores muy importantes de fertilizantes y como no pueden hacer su negocio internacional entonces todo eso se encarece porque no hay y es más caro tener los vegetales y las frutas para poder venderlas al público.

Eso aumenta el precio junto con una depreciación, una tasa de cambio que ha venido subiendo muchísimo y todas esas cosas importadas que utilizamos para, por ejemplo, producir un huevo en Colombia; se necesita soya, se necesitan todos los alimentos que buena parte de ellos son importados y entonces eso los tiene muchísimo más arriba.

Es una combinación de una gran cantidad de sucesos, una tormenta perfecta, que está haciendo que los alimentos y otro tipo de bienes y servicios en Colombia suban de manera exagerada. Eso no es solamente en Colombia, como usted puede ver, es un defecto internacional y en todas partes del mundo estamos teniendo ese aumento tan pronunciado en el nivel de precios.

¿Es verdad que estos precios se van a mantener y a pesar de que baje el dólar, que Ucrania vuelva a estar estable, estos precios no van a bajar?

Esto va a depender de nosotros mismos y la demanda de bienes y servicios. Por ejemplo, vamos a un restaurante y un pedazo de carne ha subido un 30% y seguimos yendo y seguimos pagando ese 30% pues la persona que vende no tiene el incentivo de bajar los precios así le bajen los costos. Si por el contrario las economías se desaceleran, los restaurantes empiezan a competir y dicen “yo no puedo mantener estos precios tan altos, me toca bajarlos si me bajan los costos” y ahí comienzan a mejorarse las cosas, pero eso va a depender de, efectivamente, la demanda que tengamos. Por eso es que los bancos centrales suben sus tasas de interés para mandarnos una señal y decirnos oigan en vez de consumir tanto, porque nos cuesta mucho pasar esa tarjeta de crédito ahorita a la tasa de usura en Colombia que es del 35% anual, más bien ahorre. Si ustedes abren un CDT ahorita en Colombia les pueden dar un 10 o 12 % y eso es un ahorro que nos puede servir para después consumir algo mejor.

Según el Dane, la papa bajó un 9.3%, la mora un 2.6 %, la zanahoria un 1.8% y el tomate un 1.2%, ¿Esta variación de precios hace que la gente tome otro tipo de decisiones a la hora de comprar alimentos o de pronto, que ya no coma tres veces sino dos veces al día?

Definitivamente, no deberíamos hacerle caso a no comer tres veces al día porque sobre todo nuestros hijos necesitan estar muy bien nutridos para poder aprender y que este país crezca muchísimo, pero sí creo que toca llegar a hacer mercado y comparar precios. Si lo que está sucediendo en este momento es que la papa está volviendo a bajar, después de una subida tan impresionante, pues dediquémonos en vez de comprar yuca a comprar papa. Si, por ejemplo, el cerdo no ha subido tanto mientras que la carne de res y de pollo han subido muchísimo, pues consumamos más carne de cerdo que carne de pollo o carne de res. Creo que sí toca comenzar a hacer una comparación todo el tiempo.

Uno lo último que piensa es ahorrar o decir voy a abrir un CDT o un fondo de inversión. Uno piensa más bien en guardar debajo del colchón porque está muy caro todo.

Debería ser lo primero porque tú tienes un ahorro después de la pandemia y lo primero que haces es o guardarlo debajo del colchón o consumirlo. Pero, las cosas están muy caras, o, por qué no, en este momento donde los bancos nos están dando una tasa de interés relativamente buena, es decir si yo dejo la plata durante un año me pueden dar diez u once por ciento, me protejo contra esa inflación porque ese dinero que tengo no va a perder el valor porque la inflación está subiendo, sino que lo va a conservar y el próximo año puedo consumir lo mismo o por qué no si la inflación efectivamente baja puedo consumir inclusive más.

Ese es el llamado un poco de los bancos centrales, la política monetaria a decir que deberíamos estar en este momento ahorrando en vez de estar consumiendo. Hay una cosa psicológica después de la pandemia y es que uno dice ¿será que mañana ya se acaba esto y me toca disfrutarlo ya? Ya vimos que hubo luz al final del túnel y yo creo que es momento de ahorrar.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad