Hora 20

A cinco años de la firma en el Colón, ¿cómo va la construcción de paz?

Panelistas celebraron los avances que hay por parte de la ciudadanía en aceptar la paz, pero creen que hace falta pasión y entusiasmo.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

En Hora20 todo el análisis a los cinco años del Acuerdo de paz. Se debatió sobre la visita del secretario General de Naciones Unidas al país, de las acciones del gobierno, así como el papel de la ciudadanía y de los excombatientes en la construcción de la paz, al tiempo que hay negación a las responsabilidades y la violencia parece estar a la orden del día. También una mirada a la polémica propuesta lanzada por el alcalde de Medellín de imponer toque de queda a los no vacunados.

Por estos días se cumple un lustro de la firma de las 310 páginas del Acuerdo final entre el Estado colombiano y la hasta ese momento guerrilla de las Farc en el Teatro Colón de Bogotá, documento que buscaba ponerle fin al conflicto armado colombiano y empezar a construir una paz estable y duradera. Hoy, justo cinco años después, Estados Unidos da el paso de eliminar a las Farc de la lista de organizaciones terroristas, una movida que representaría un espaldarazo de la Casa Blanca a la consolidación de la paz y de los programas que buscan beneficiar tanto excombatientes como víctimas de la guerra.

Sin embargo, estos cinco años han estado marcados por obstáculos que han tenido que saltar tanto los excombatientes, como el gobierno y la misma ciudadanía. Empezando por el triunfo el NO en el plebiscito del 2 de octubre, pasando por el rearme de Iván Márquez, la captura de Santrich, al tiempo que el gobierno objetaba la Jurisdicción Especial para la Paz o la negación de algunas figuras de Comunes a su participación en la comisión de delitos durante el conflicto. También hechos como los 270 excombatientes y los más de 900 líderes sociales asesinados o las 179 masacres en los últimos dos años, marcan el saldo negativo de los cinco años de la paz.

Pero atado a una lista de aspectos negativos, en cinco años se han mantenido 12.956 excombatientes en el Acuerdo, o en la legalidad como suele llamarlo el actual gobierno; a la fecha más de 6 mil de ellos cuentan con proyectos productivos y los PDET de 170 municipios cuentan con una financiación cercana a los $10 billones de pesos a través de más de 2.800 proyectos. Las instituciones fruto del Acuerdo también representan el lado positivo, la JEP acusó a ocho exfarc por su participación en el delito de secuestro, mientras que esclarece cifras sobre falsos positivos o el reclutamiento forzado de menores, todos estos hechos hoy ante las luces de la comunidad internacional que, por estos días en cabeza del secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres evidencia los avances y los retrocesos de un lustro de buscar la paz en el país.

Lo que dicen los panelistas

Gabriel Vallejo, representante a la Cámara por el Centro Democrático, planteó que cinco años después hay un sin sabor ante las expectativas que se generaron al firmar el Acuerdo, incluso, sostuvo que los colombianos todavía no se han enamorado del proceso. Además, destacó que sigue siendo doloroso los “sapos que se ha tenido que tragar” al ver a parte del Secretariado en el Congreso de la república.

De otro lado, aseguró que el sistema de verdad, justicia, reparación y no repetición no ha funcionado de la mejor manera, además de ser lento e ineficiente.

Luis Fernando Trejos, profesor investigador del Departamento de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad del Norte, abogado y columnista, aseguró ser un optimista moderado en los avances del Acuerdo que se logró con Farc, “esto no era un acuerdo total de paz porque no englobaba otras expresiones de violencia”, planteando que se debe tener en cuenta que fenómenos como las disidencias son normales en cualquier proceso de negociación, pero que por ese motivo, la implementación no debería cargar con el lastre de lo ocurrido con las disidencias.

En cuanto a efectos del proceso, dijo que fruto del Acuerdo se tienen más escenarios de participación política como lo ha sido la movilización social. Además, aseguró que es necesario empezar a “desurbanizar” la mirada de la salida de las Farc del conflicto y empezar a poner el foco en los territorios donde, comenta, sí hubo cambios de poder.

Para Jorge Iván Cuervo, abogado, profesor en la Universidad Externado y columnista en El Espectador, a grandes rasgos del proceso de paz las noticias son buenas. “Un objetivo era desmovilizar la guerrilla más antigua de la región; eso se logró y sobre eso no hubo marcha atrás”. Aunque comentó que a nivel institucional el Congreso aprobó unas reformas constitucionales importantes y la Corte les da la bendición, a nivel social, recordó que el padre de Roux ha dicho que al país le hace falta más pasión por la paz, “convencernos de que, si queremos más desarrollo es obvio que eso se logra más en paz”.

En cuanto al proceso electoral del 2022 y las posiciones de los candidatos sobre el Acuerdo, dijo que hay un consenso de que cualquiera que llegue a la presidencia sigue con la implementación y la profundiza.

Para Lariza Pizano, politóloga, analista y columnista, genera satisfacción que el Acuerdo cumpla cinco años y Colombia es un mejor país. “Hay 13 mil hombres menos en armas, hay avances profundos en materia de mejora en algunos indicadores de seguridad, ha habido miles de pedidas de perdón, hemos visto movilización social y miles de retos. Pero hay que celebrar que Colombia hoy es un mejor país”. Frente al apoyo de la ciudadanía, recordó estudios e investigaciones que han demostrado cómo ha ido mejorando el apoyo al Acuerdo de paz, “es como si se interiorizara la dinámica del Acuerdo”.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir