Protestas sociales

Diálogo tras protestas: ¿cómo lograr espacios de consenso?

Panelistas consideran que es clave evitar la estigmatización para tener un diálogo que al tiempo sea abierto a distintos sectores de la sociedad.

Hora 20 /

Una compleja situación en materia de derechos humanos vive el país por estos días, pues la situación se siente desde los casos de violencia en las ciudades, enfrentamientos entre manifestantes y fuerza pública, exceso del uso de la fuerza por parte del Estado, hasta la compleja realidad de desabastecimiento en algunos puntos del país, por ahora, distintas organizaciones indican que hay al menos unas 100 personas desaparecidas desde el inicio de las movilizaciones, la ONG Temblores reporta al menos unas 31 personas muertas, mientras que Cali vivió en la noche de este lunes momentos de terror, pues las balas y el temor de la gente se apoderaron de un sector de la ciudad.

A pesar de la difícil situación de orden público y de confusión en la ciudadanía, la institucionalidad sigue sin dar respuestas de fondo. Este martes, el presidente Duque en una declaración hizo un llamado para respaldar, reconocer y agradecer las tareas de la Fuerza Pública, mientras que abrió un diálogo en el que según dijo, va a articular a distintos partidos, instituciones, gobiernos locales y sociedad civil con el fin de rechazar la violencia y encontrar soluciones pronto. Además, insistió que este es un gobierno abierto al diálogo. Dentro de las otras respuestas, está la de la Policía que asegura no haber dado la orden de disparar, la del alcalde de Cali que asegura que lo ocurrido corresponde a una nueva doctrina del conflicto en Colombia, mientras que los partidos, miembros del Centro Democrático piden conmoción interior y coaliciones como la de la Esperanza han dicho que no habrá diálogo con el gobierno hasta que no se retiren los militares de las calles y cese el abuso policial.

Juan Lozano, exministro, exsenador, abogado y columnista en El Tiempo, planteó que lograr acuerdos pasa por la necesidad tanto de reconocer el vandalismo, como las razones de la protesta. También comentó que es necesario establecer ese diálogo pronto para escuchar a la gente, a los sectores políticos y a los gremios. No obstante, señaló que en el discurso del presidente de esta tarde se vio a un gobernante solo, “como no había estado ninguno de sus antecesores”, pues agregó que la reforma de Carrasquilla le costó al presidente la cercanía con el expresidente Uribe; que los partidos que no eran oposición no estén con él y que los gremios uno a uno, salieran a decir que no estaban con la reforma

Agregó que hoy son muchos los que protestan, por lo cual es clave no estigmatizar ni generalizar a todos los que se manifiestan en contra de algo. Por otro lado, dijo que hay una amplísima gama de violentos: las bandas criminales, el vandalismo organizado e incluso algunas milicias.

Juanita Goebertus, representante a la Cámara por la Alianza Verde, comentó que no estuvo de acuerdo con la decisión de no adelantar hoy un diálogo desde la Coalición de la Esperanza, pues cree que el momento de crisis del país, en lo social y en lo económico, merece sentarse a discutir los problemas ya mismo.

Frente al diálogo abierto por el presidente, dijo que es positivo, pero que al tiempo es un discurso que le habla a la Fuerza Pública. Además, planteó que el nuevo diálogo debe tener confianza, una hoja de ruta y el involucramiento de diversos actores sociales.

Jairo Libreros, abogado, profesor universitario y experto en asuntos de seguridad, comentó que vio un discurso autoritario e irresponsable, “siento que el presidente le habla a un sector del espectro político que es más autoritario; y manteniendo algunas actividades políticas pensando en campaña política”, pues dijo que es preocupante que el general Zapateiro sea quien dirija la política pública del gobierno y que no se puede perder de vista que el descontento en el país viene de tiempo atrás ante la incapacidad de las instituciones de tramitar soluciones.

De cara al diálogo, planteó que se necesita construir liderazgos locales,“se tiene que construir y buscar municipio por municipio cuáles son los liderazgos. Si no tenemos interlocutores y liderazgos, va a ser más difícil negociar”, concluyó.

Para Jorge Iván Cuervo, abogado, columnista en El Espectador y profesor universitario, el presidente está ensimismado. “Él no le habló hoy a los movimientos sociales, no le habló a los inconformes que vienen desde 2019”, por lo que agrega que Duque sigue repitiendo la fórmula de que hay un plan desestabilización y poniendo énfasis en el vandalismo.

Señaló que se necesita una reunión del presidente Duque con Juan Manuel Santos, con Gustavo Petro, con Aida Avella y con sus contradictores, así como la necesidad de abrir espacios en el nivel social y con los jóvenes, pues son ellos quienes se han tomado las calles.

 

Durante el programa, Adam Isaacson, director para veeduría ciudadana en la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, WOLA, planteó que desde la comunidad internacional se han hecho llamados de atención al gobierno porque el nivel de gravedad registrado no se había visto hace mucho tiempo en materia de orden público y de seguridad; pues recordó que, con la llegada del Acuerdo de paz, se pensaba en Colombia como un territorio diferente. Advirtió que hay ministros y oficiales que no les importa lo que dice EE. UU. y “por eso apelamos al congreso; hay actos de violencia, pero también incomodidad y su crítica del desempeño de la fuerza de seguridad.”

Frente a la posibilidad de condicionar la ayuda a Colombia por los recientes hechos, aseguró que hay una buena probabilidad de que esto ocurra si las condiciones se siguen agravando y no hay reformas para evitar el abuso de la fuerza.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir