Lo más leído

  • "Cubre lo necesario", le dicen a Mara Cifuentes por esta foto en bikini
  • "Hasta en pijama se ve linda", le dicen a Valerie Domínguez por esta foto
  • Maluma confirmó que será el padrino del hijo de Pipe Bueno y Luisa F. W
  • Hombre asesinado dentro de bus de Transmilenio iba hacia su trabajo
  • Asesinan a usuario de TransMilenio dentro de un bus
  • Bienes avaluados en $1.600 millones fueron decomisados en Pereira
Hora 20

Del 21N al 21S: ¿viene recargado el paro nacional?

Panelistas creen que motivos por los cuales ciudadanía sale a las calles se han profundizado con la pandemia; además, creen que gobierno no escucha

En Hora 20 un debate para analizar a fondo una nueva jornada de protestas y el regreso del paro nacional en el país; de la conducta de los manifestantes; de la respuesta del gobierno; y los argumentos del sector productivo que le dice no a un nuevo paro. También un análisis sobre las nuevas medidas en Bogotá de cara a la pandemia; el regreso cada vez más a una vida normal, del pico y placa y la eliminación del pico y cédula. Por último, una opinión sobre los 75 años de las Naciones Unidas.

Casi siete horas de manifestaciones y de marchas convocadas por varios sectores sociales en el marco del paro nacional del 21S se desarrollaron con cierta calma en todo el país; junto con caravanas, arengas y demostraciones culturales en puntos como la Plaza e Bolívar o el Parque de los Hippies en Bogotá. Sin embargo, hacia las 4:30 de la tarde un grupo de manifestantes atacaron una sede bancaria sobre la carrera séptima y apedrearon a varios policías frente al Palacio de Justicia, a partir de ese momento manifestantes y efectivos del Esmad se enfrentaron a piedra, gases lacrimógenos y bombas aturdidoras; en un escenario que tiende a dañar el propósito del paro nacional en una jornada que fue pacífica y que tenía cómo rótulo el no uso de armas de fuego por parte de la Policía que acompaña la protesta. Sin embargo, el ministro de Defensa salió a decir que Policía portaría todos los elementos autorizados por la constitución.

En la jornada que ha sido llamada como “21S” se espera según los manifestantes que el paro nacional que inició el pasado 21 de noviembre vuelva a tomar fuerza. Para esta jornada que contaba con concentraciones en ocho ciudades del país fue convocada por centrales obreras, el Comité del Paro; colectivos de estudiantes, organizaciones sociales y sectores políticos de oposición, argumentan como motivos de la manifestación, el abuso policial, las masacres en las regiones del país y la compleja situación económica de cara a la pandemia.

Desde el frente de la institucionalidad la respuesta a la protesta social ha sido similar a la de noviembre del año pasado. Pues esta mañana, algunos miembros del gobierno se fueron en contra de la alcaldesa Claudia López por supuestamente permitir las manifestaciones, desconociendo que se pueden realizar sin previa autorización del alcalde. Durante todo el día el ministro de Defensa trinó sobre los manifestantes con generalizaciones sobre quienes salieron a marchar; haciendo pronunciamientos sobre los actos vandálicos y lanzando críticas a los sectores políticos que han invitado a la ciudadanía a manifestarse. Por otro lado, desde los sectores económicos ha surgido el debate si son más importantes las manifestaciones y el paro nacional o preservar el aparato productivo y mantener acelerada la reactivación después de tener al país cinco meses detenido por cuenta de la pandemia.

Lo que dicen los panelistas

Sandra Borda, politóloga, profesora universitaria y directora del podcast Buceando en el Naufragio,cree que, aunque jornada de protesta fue pacífica, hay que prestar especial atención al caso de Bogotá, pues parece haber unmodus operanditanto de las personas que inician los ataques, como de la respuesta policial. Plantea que Policía no reacciona con proporcionalidad ante el vandalismo y que termina es desmantelando por completo la protesta que tiene como fin sentar la voz sobre algunos temas. Agregó que la jornada de hoy no es una réplica de lo ocurrido en noviembre, ya que en ese momento se pedían cosas que se profundizaron con el confinamiento, pero sostiene que en la ciudadanía queda la sensación de que no hay un ejercicio de escucha por parte del Gobierno.

En cuanto a los cambios en Bogotá de cara a la pandemia, dijo que va atada al planteamiento del “baile y el martillo”; pero que en general hay dos modelos en el mundo; el de aquellos que pagan costos políticos y económicos para volver a formas duras de confinamiento ante rebrote. Y un segundo modelo que le apuesta a no volver al confinamiento pase lo que pase; teniendo ambos modelos un alto costo y un juego en el que no gana nadie.

Para Felipe Baptiste, abogado, consultor y empresario,una de las preguntas que surgen ante las manifestaciones y la respuesta del la Policía ante actos de vandalismo es el uso de la fuerza, ya que sostiene que es difícil establecer qué es proporcionado y que no. Por otro lado, advirtió que, desde el empresariado, esta situación de protesta puede generar mucho daño al comercio, a la movilidad y a la reactivación de la economía y del empleo. Incluso, señaló que el derecho de la protesta no puede estar por encima del derecho al empleo o a la empresa privada y que ambos tienen que convivir en un ejercicio en el que no se restrinja ningún derecho.

Sobre las nuevas medidas para Bogotá, comentó que estas son necesarias y que fueron muy demoradas. Pues desde su experiencia al estar en Europa contó que la situación es muy diferente y que esencialmente existe el consenso de que medidas y controles de rebrote se van a dar de manera localizada y en zonas muy puntuales.

Francisco Bernate, abogado, profesor universitario y director de la Hora Judicial UR,planteó que regresar a la cotidianidad hace parte del regreso de las movilizaciones, pues ese fue el panorama antes de que llegara la pandemia. Comentó que esencialmente el paro tiene que expresar un clamor, el cual tiene que molestar, “uno no puede pedir a los demás que protesten en lugares desolados, debe haber algo de incomodad”, y advirtió que el paro se puede prolongar mientras el gobierno no escuche lo que dicen las personas que salen a marchar y se deslegitime el clamor ciudadano diciendo que nada funciona porque la protesta es violencia. También señaló que cada vez se suman más inconformidades ante una economía que cae y un desempleo que aumenta.

Frente a los cambios en Bogotá, comentó que la alcaldesa toma la decisión basada en datos reales y que, si bien es cierto que se vuelve a la normalidad, en la cual la autorresponsabilidad es inmensa, no cree que se llegue a una reapertura total.

Para Yesid Lancheros, editor político de la revista Semana,lo ocurrido hoy es el reinicio de la protesta social iniciada el año pasado que reclamaba por unos problemas estructurales que empeoraron con la pandemia. Por lo que cree que es el momento para que el Gobierno extienda la mano a los líderes de la protesta y los escuche. No obstante, plantea que hay una falla desde la presidencia y es desatender el legítimo movimiento de la protesta. También planteó que nos estamos quedando más en el vandalismo que en las ideas, pues cree que el país tiene una situación crítica en materia educativa, económica, grandes retrocesos en la educación y ahora una discusión sobre la violencia en la protesta.

Cree que las decisiones de la alcaldesa en materia comercial fueron acertadas, ante la grave situación económica de algunos establecimientos que no soportan más las restricciones. Pero le preocupa la respuesta que pueda dar la ciudadanía en materia de cuidado, ya que duda de la cultura ciudadana en la capital. Por otro lado, planteó que volver al pico y placa no es una buena medida, entendiendo el efecto que esta pueda tener en el transporte público.

 

 

 

 

 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir