LO ÚLTIMO Tres muertos y diez heridos deja atentado contra la Policía en Cauca

Así fue el misterioso robo al obispo de Soacha

El prelado José Daniel Falla fue encontrado inconsciente en su vivienda.

En las últimas horas fue noticia el obispo de Soacha y exsecretario de la Conferencia Episcopal, monseñor José Daniel Falla, quien se fue asaltado en la casa episcopal en el barrio León Trece de Soacha, hasta donde llegó Juan Pablo Barrientos.

Según la diócesis “el atacante fue la última de tres citas pastorales que monseñor atendió ese día, tal como ocasionalmente lo hace en el desarrollo de su labor religiosa. El atacante huyó hacia las 10 de la noche del mismo día, dejando a monseñor inconsciente con varias heridas en el cráneo”.

Después de hablar con altas fuentes de la Diócesis de Soacha, que pidieron proteger sus nombres, y que se basaron en el relato del vigilante de la casa episcopal, el obispo Falla invitó a un joven a su residencia episcopal en el barrio León Trece con el que departió vino y tabla de quesos.

Lea también: Roban y dejan inconsciente al obispo de Soacha

El joven habría ingresado a las 5:30 de la tarde del sábado y se fue antes de la media noche. Al día siguiente, es decir, el pasado domingo hacia las 5 de la tarde, al ver que monseñor Falla no se había manifestado, el vigilante subió al segundo piso y lo encontró herido y al parecer escopolaminado. Hacia las 8 de la noche lo llevaron a la clínica Palermo.

Fuentes consultadas por Juan Pablo Barrientos aseguran que el obispo le contó a los dos sacerdotes que lo socorrieron que él conocía a la persona, que era cercano.

Le puede interesar: Buscan a la mujer que abandonó en la calle a un bebé de un mes

El conductor de monseñor José Daniel Falla, quien según el personal de la Diócesis es la persona más cercana al obispo, el joven Elker, dijo que aún no se sabía si monseñor había sido escopolaminado. A su vez, los vecinos de la casa episcopal están indignados, e incluso dicen que no es la primera vez que algo así ocurre.

Al obispo le habrían robado los anillos, el pectoral, sus joyas, dinero y el celular, pero eso tampoco lo sabemos.

Las fuentes protegidas de este reportaje confirman que ya el Vaticano, la Nunciatura y la Conferencia Episcopal están al tanto de las muchas cartas y quejas que han recibido por parte de sacerdotes y laicos frente al comportamiento de monseñor José Daniel Falla y los constantes encuentros que tiene con jóvenes en la casa episcopal del barrio León Trece.

 

 

Cargando