De Película

Había una vez... en Hollywood, mucha ambientación y poca historia

La novena película del director Quentin Tarantino, es una carta de amor a la ciudad de los sueños, dejando al margen al público del cine.

Siguiendo el modelo de Alfonso Cuarón, en Roma, donde importan más la técnica y la dirección artística, en detrimento de una historia que involucre a la audiencia, Quentin Tarantino recrea con maestría y esmero un pasaje importante de la historia de Hollywood.

Haciendo tímidos homenajes al Spaghetti Western, dejando en ridículo a la leyenda de Bruce Lee, desaprovechando la presencia de Al Pacino y, repitiendo la fórmula de Inglorious Bastards, Once Upon a Time in Hollywood, es un film que hizo Tarantino para demostrar que es un buen director, pero que hace mucho perdió su capacidad narrativa. @caracoldepeli

 

 

Cargando