Humanista “Llevaré a la u la frase Colombia, un país más justo y más digno”

Esa frase se la inventó Gaviria cuando estaba en el Ministerio de Salud.

  •  Lo mejor de ser ministro, que en el fondo es un privilegio, es el sentido de relevancia y la importancia de lo que uno hace.
  • Soy un optimista sobre el mundo de las ideas y del pensamiento.
  • Hay necesidad de reinventarse plenamente, uno aprende una cosa y a los 5 años tiene que aprender otra. Las demandas de los jóvenes son diferentes. El anti intelectualismo y la desconfianza en los expertos no solamente suceden en Colombia; es un fenómeno de todo el mundo que obligan a las universidades a involucrarse en los debates de la sociedad.
  • Tal vez la vida no tiene un significado intrínseco, pero si se encuentra una ocupación que tenga un sentido, que lo conecte con el mundo y servirle a la sociedad, ahí está ese dios.
  • Uno de los grandes desafíos de la universidad es la diversidad socioeconómica. Todavía su dimensión no es la que la universidad quiere.
  • El modelo de universidad como supermercado deja de lado algo fundamental y es el espacio donde se encuentran las conversaciones que van a cambiar la vida.
  • La vida es compleja y en el fondo uno va a terminar siendo algo muy distinto de lo que quiso ser. Y nos toca en algunos casos, aprender a amar lo que somos y a olvidarnos, en el buen sentido, de lo que quiso ser.

 

Cargando