Los calderos van guardando la memoria del sabor: Leo

Una evocación: el aroma de cebolla frita con ajo que salía del sartén a las 6 de tarde en Cartagena.

La chef Leonor Espinosa recuerda que su papá le recomendaba comer berenjenas, a las que ella detestaba, pero él le decía coma de eso que eso es lo que narra García Márquez en sus libros, específicamente cuando se refería a los platillos de la boronía. “Uno de los platos con los que más fantaseo en el sabor por esa fuerza entre el plato maduro y el ajo, es la berenjena”, dice.

Cargando