Incontinencia urinaria y fecal, un problema de salud mundial que afecta a miles de colombianos

2 de cada 5 mujeres mayores de 35 años tienen incontinencia urinaria y, en los hombres, la cifra se incrementa con la edad vinculada al problema prostático.

En el marco del mes mundial de la incontinencia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció que esta es una enfermedad que cada vez afecta a más personas en el planeta. Se calcula que la incontinencia urinaria afecta a 2 de cada 5 mujeres mayores de 35 años y en los hombres varía dependiendo de la severidad. La prevalencia de la incontinencia fecal en mayores de 65 años asciende al 10% de la población global.

Aunque en Colombia no hay cifras oficiales sobre la incontinencia, los números mundiales evidencian la importancia de generar consciencia frente a la incontinencia urinaria y fecal, enfermedades que causan estrés psicológico a quienes la padecen, así como altos costos económicos, tanto para el paciente como para las entidades de salud.

Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es la mayoría de las veces un tabú, porque más del 50% de las personas no consultan al urólogo por vergüenza, desconociendo que si se acuden al especialista hay muchas formas de controlar la patología. Este tipo de incontinencia es más frecuente en mujeres, en una proporción de cuatro a uno con respecto a los hombres, y aumenta con la llegada de la menopausia.

Según la National Association for Conference, 2004 las mujeres esperan 6,5 años y los hombres 4,2 años después de la aparición de los síntomas de incontinencia urinaria antes de buscar ayuda médica y, además, tienen 5 veces mayor riesgo de desarrollar incontinencia urinaria comparada con los hombres. En los hombres la cifra se incrementa con la edad y se vincula la mayoría de las veces a problemas de próstata.

Esta enfermedad afecta la calidad de vida, porque las personas muestran una mayor tendencia a evitar el contacto social presentando estrés psicosocial, además de restringir muchas actividades físicas y sexuales, porque según el tipo de incontinencia y su grado, pueden presentarse escapes de orina durante el sexo.

Incontinencia fecal

La incontinencia fecal es la emisión accidental de heces sólidas o líquidas o material mucoso por el recto. Incluye la incapacidad de retener la deposición hasta llegar al inodoro, así como también defecar en la ropa interior sin advertirlo.

Este tipo de incontinencia es la menos conocida de las incontinencias, dado que la consulta por esta situación es muy baja por considerarla desagradable o vergonzosa, pero hoy es una realidad que impacta la calidad de vida tanto del paciente como la de su familia.

Este trastorno suele ser más frecuente en mujeres, principalmente por situaciones derivadas de los partos. Es una de las razones más frecuentes para que un adulto mayor sea trasladado a una institución de cuidado o asilo, pues el 50% de los residentes de albergues tienen incontinencia fecal.

Son causas de la incontinencia fecal: Estreñimiento, daño o debilidad muscular, daño de los nervios, pérdida de elasticidad en el recto, parto vaginal, hemorroides y prolapso rectal, rectocele e inactividad. El factor de riesgo más común son los defectos del esfínter anal en su porción anterior secundarios a trauma durante el parto, los cuales se pueden manifestar en el post parto inmediato, así como meses o años después.

Según sus características, tiene varios grados de clasificación como: Incontinencia de gas, incontinencia de heces líquidas e incontinencia de heces sólidas.

Los principales factores en los que se centra la importancia de concientizar acerca de esta enfermedad, se relacionan con la carga económica que implica para el paciente, el sistema y los familiares como la compra de pañales. También el efecto social devastador para un paciente anciano con vergüenza de salir a la calle o socializar debido a la imposibilidad para retener las heces fecales o los flatos.

La incontinencia fecal se asocia con un deterioro en la calidad de vida, porque produce problemas de autoestima por la incapacidad para controlar los intestinos. En la mayoría de los casos causa vergüenza, temor, aislamiento y soledad.

Tratamiento efectivo

Promover una conciencia sobre las causas de la incontinencia fecal, así como de las diferentes modalidades de tratamiento disponibles y eficaces para este trastorno, tiene un impacto significativo sobre las medidas y el acceso de los pacientes incontinentes a servicios de salud preventiva y curativa, y la consiguiente mejora en la detección y manejo de la enfermedad.

El paciente debe ser estudiado con varios y diferentes tipos de análisis, además de la importancia de conocer que su colon no presenta patologías asociados, motivo por el cual a todos los pacientes mayores de 50 años se les recomienda la realización de una colonoscopia total.

El tratamiento para la incontinencia fecal puede incluir una o más de las siguientes medidas: Modificación de la alimentación, dieta y nutrición, medicamentos, educación intestinal, ejercicios de reentrenamiento de piso pélvico y biorregulación (biofeedback), cirugía y estimulación eléctrica (neuroestimulación de raíces sacras).

 

Medtronic

 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir