Continúa la historia colombiana más famosa de la década en “Sin tetas Sí hay paraíso”

Una niña creció, pero su madre no quiere que repita la historia de su hermana Catalina...

En entrevista con La Ventana, Gustavo Bolívar, escritor de la afamada historia "Sin tetas No hay paraíso", habló sobre la continuación de la historia que mostró al mundo cómo el deseo por el lujo y las malas amistades llevan a la perdición. (Escuche la entrevista arriba)

Como en el libro anterior, en "Sin tetas Sí hay paraíso", la protagonista lleva el mismo nombre de su hermana muerta, Catalina, fruto del amor entre Hilda y Albeiro, a quien por miedo a que corra la misma "mala suerte" la mantienen alejada del entorno difícil que le espera afuera del hogar y le recuerdan que que se puede triunfar sin necesidad de transformar su cuerpo para encajar en la estética de los narcotraficantes.

"Mientras el médico corta el cordón umbilical, en las sonrisas maternales de Hilda se esconde la decepción por el sexo de la criatura. El rostro de Albeiro esboza una expresión de tristeza comparable a la que le vi cuando supó que Catalina estaba muerta. Una tristeza que a la vez se convierte en duda y una duda que a su vez se convierte en miedo. El miedo de que su hija repita la misma historia de su hermana. El miedo de reincidir en la mala educación, el miedo de ver crecer a ese angelito que ahora llora ensangrentado sobre el pecho de su madre sin saber si en la adolescencia perderá sus alas para convertirse en un demonio..."

Del texto Sin tetas Sí hay paraíso

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir