Nuevo tratamiento para el párkinson revive la esperanza de pacientes

6.3 millones de personas en el mundo sufren de párkinson. La Organización Mundial de la Salud, estima que en 20 años se puede superar los 12 millones de afectados.

En Colombia un estudio sobre la epidemiología de las enfermedades neurológicas EPINEURO, considera que hay alrededor de 4.7 pacientes con esta patología, por cada mil habitantes. La enfermedad del párkinson altera significativamente los movimientos básicos que una persona realiza. Temblor, movimientos involuntarios, rigidez, dificultad para desplazarse, problemas de equilibrio y coordinación, lentitud, y depresión, son los síntomas de esta enfermedad neurodegenerativa

El Dr. Francesc Valldeoriola Serra, licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona, especialista en Neurología, afirma que sí es posible pasar por desapercibidos los síntomas de la enfermedad. “Los médicos no podemos curar el párkinson, lo que hacemos es tratar los síntomas, es como tener una infección, y le diéramos aspirina para la fiebre, lo que permite que la persona conserve su calidad de vida, la mayoría de años posible”. Por eso, en busca de mejorar la calidad de vida de los pacientes con este diagnóstico y reducir el impacto de los síntomas, llega a Colombia una terapia innovadora que plantea nuevas posibilidades para los pacientes. Esta alternativa actúa en el organismo incrementando los niveles de dopamina, el neurotransmisor del cerebro encargado del control de los movimientos de todos los músculos del cuerpo. El medicamento no provoca crisis hipertensivas y mejora los síntomas generados por la enfermedad

404 pacientes en fases iniciales de la enfermedad y sin tratamiento aún, fueron tratados con el nuevo medicamento, en un estudio realizado por TEMPO. Los resultados fueron positivos demostrando eficacia y tolerabilidad al medicamento, los pacientes no empeoraron sus síntomas más allá de su situación inicial a lo largo de las 26 semanas de estudio. “La nueva alternativa para pacientes con párkinson es capaz de ralentizar el curso de la enfermedad. Esas neuronas que se van muriendo, se mueren más lentamente” asegura el Dr. Francesc Valldeoriola Serra

Otro estudio analizó la eficacia en pacientes con párkinson avanzado tratados con otros medicamentos y con alteraciones motoras reduciendo significativamente los síntomas, permitiéndoles a los pacientes realizar actividades cotidianas normalmente. La nueva terapia le proporciona al paciente comodidad al evitar tomar varias dosis de tabletas. “Es un medicamento que tiene única dosis, no necesita ajustes de dosis durante el tiempo, y es una ventaja también respecto a todos los tratamientos disponibles” explica la Dra. Claudia Lucía Moreno López, neuróloga clínica, especializada en trastorno del movimiento y enfermedad del párkinson

Los pacientes deben consultar con su neurólogo para que les informe sobre los nuevos avances para esta enfermedad y así conocer sus riesgos y beneficios. La Dra Moreno concluye que el párkinson no causa la muerte. “Los pacientes no mueren de párkinson, se mueren con párkinson en la medida que se le de mejor calidad de vida los pacientes y esto se logra controlando los síntomas de la enfermedad” 

Cargando