Manizales

“Las UCI son sitios donde se ven los mayores milagros de la vida”

Son las palabras de María Cristina Florián Pérez, medico intensivista que será la primera en recibir la vacuna COVID en Caldas.

María Cristina Florián Pérez, coordinadora de Cuidados Intensivos del Hospital Departamental Santa Sofía /

María Cristina Florián Pérez, medico intensivista y coordinadora del área de Cuidados Intensivos del Hospital Departamental Santa Sofía, y quien ha estado en la primera línea de atención de pacientes críticos por complicaciones tras el contagio con COVID-19 y además fue amenazada por familiares de una persona que falleció por esta enfermedad, será la primera persona que recibirá la vacuna de COVID-19 en Caldas.

En Caracol Radio conocimos aspectos de su vida y la lucha que ha emprendido en contra del coronavirus para seguir salvando vidas.

Carolina Reina López: Bienvenida a Caracol Radio, usted ha estado al frente de la atención de los pacientes COVID que han llegado a este centro hospitalario, eso la ha llevado hoy a ser de alguna manera reconocida con la aplicación de la vacuna, ¿cómo ha sido este proceso para usted?

María Cristina Florián Pérez: Esto me ha puesto obviamente en la primera línea de batalla, ha sido un año muy difícil, muy difícil, hemos tratado muchos pacientes y hemos visto morir a mucha gente y creo que esta es la razón por la cual esta vacuna me va a permitir seguir en esta lucha que todavía no ha terminado.

CRL: ¿Cómo inició el proceso de atender a personas contagiadas y en condiciones difíciles de salud?

MCFP: Esto fue muy duro, de hecho, creo que recibimos el primer paciente del departamento; con muchos temores, con el riesgo de poner nuestra vida en peligro, con liderar un grupo de personas que también estaban muy temerosas y frente a una sociedad que en el balcón nos aplaudían y en el supermercado nos sacaba a las calles.

Entonces creo que ha sido un año muy difícil, donde hemos tenido muchas experiencias bonitas porque hemos sacado adelante a mucha gente, pero también hemos visto fallecer a muchas personas.

CRL: ¿De qué manera ha afectado a su familia todo este proceso?

MCFP: Realmente ha sido un año de muchos sacrificios, mi esposo también es médico y por nuestra profesión y quizá porque yo soy la coordinadora y no podía estar a un lado, ni atrás de la batalla, sino precisamente al frente tuvimos que hacer muchos sacrificios separando nuestras habitaciones y separando nuestro modo de vida dentro del hogar para evitar contagiarnos.

Equipo de salud del Hospital Departamental Santa Sofía / Hospital Santa Sofía

CRL: A usted le ha tocado ver a muchas personas que se han recuperado, pero también a muchas otras que han perdido la batalla en contra del virus ¿cómo ha vivido este proceso?

MCFP: Nuestra mayor recompensa es recuperar a muchos seres humanos que llegaron a nuestras manos enfermos, tenemos la tristeza de que algunas personas no llegaron a sobrevivir y fallecieron.

Esta es nuestra razón de ser y ha sido siempre, yo llevo muchos años trabajando en la Unidad de Cuidado Intensivo y aunque anteriormente nunca estábamos en la luz pública, pues las Unidades de Cuidado Intensivo son sitios donde se ven los mayores milagros de la vida y se ven las mayores recompensas, es un sitio de mucha exigencia, pero también de los mayores logros que uno pueda obtener como ser humano y es poderle salvar la vida a las personas.

CRL: Después de un año de vivir bajo la presión de la pandemia, ¿cuál ha sido el mayor aprendizaje que ha tenido de todo esto?

MCFP: Yo creo que, que la sociedad entendiera que el valor de las personas está dado por lo que les sirven a los seres humanos sin interés, yo creo que es la primera vez que se oye la palabra Cuidado Intensivo tantas veces en el vocabulario de los colombianos y de la gente a nivel mundial, yo creo que es la primera vez que quizá entienden que esa persona silenciosa que trabaja, que se levanta y que dedica su vida, con sacrificio, a salvar la vida de otros, son seres humanos muy valiosos en la sociedad.

Yo no puedo hablar solamente de mí, yo tengo que hablar también de todo el grupo de personas que trabajan conmigo y que tienen la misma dedicación y que están ahí, desde la persona que hace el aseo, hasta la auxiliar de enfermería y hasta mis colegas médicos y las enfermeras que los acompañan y los fisioterapeutas han sido un grupo extraordinario que, creo que sin todo ese andamiaje y sin todo ese grupo no habríamos podido tener tanto éxito.

CRL: Con los avatares de la presión, del estrés, con la tristeza de ver personas que mueren e incluso colegas y amigos, ¿en algún momento usted llegó a pensar en hacer un alto y pedir que la sacaran de esta línea de atención?

MCFP: Cuando empezó la pandemia en febrero sentíamos ya lo que estaba pasando en España y en algún momento sentí, se lo dije a mi esposo, yo creo que no voy a ser capaz, yo creo que esto va a ser una vivencia demasiado dura para mí. Pero afortunadamente yo creo que, así como la vida nos coloca retos, también nos coloca las herramientas para salir adelante.

CRL: Dentro de todo lo que esta situación inesperada le ha dado como experiencia ¿tiene un momento, un día que considere memorable en medio de la presión de su trabajo?

MCFP: Cada que uno logra sacar un paciente del hospital es un día memorable, y es un día muy feliz porque es un sacrificio enorme, quizá las personas afuera no lo vean así, pero sacar a alguien a la sociedad nuevamente, devolvérselo a su familia y ver esa felicidad, es un logro de todos los días y es lo que mantiene nuestro trabajo activo.

CRL: ¿Qué mensaje le daría a la comunidad en este momento, cuando algunas personas creen que ya el virus se está yendo o que con la vacuna ya termina todo?

MCFP: El virus no se ha ido, y que el proceso de vacunación y nosotros podamos adquirir una inmunidad frente a esta enfermedad va a tardar un tiempo. Quizá debamos recordar estos momentos para cambiar nuestra forma de pensar y nuestra vida.

No nos podemos vacunar y salir inmediatamente a la calle, tenemos que tener más del 70% de la población vacunada para poder decir que hemos adquirido esa inmunidad de rebaño que tanto necesitamos y además de eso, en cada persona de ese 70%, tiene que haber un tiempo prudente para que se creen los anticuerpos que pueden ser dos, tres meses.

Entonces mi mayor mensaje es obviamente que las personas se deben seguir cuidando, que debemos seguir con el tapabocas, que debemos seguir con la distancia social porque si no, vamos a tener nuevos picos ¿y cada pico sabes qué es?, la tristeza de tener más muertos.

CRL: Considera que para iniciar del proceso, ¿está bien el número de vacunas que llegan al departamento?

MCFP: Siempre son pocas, siempre son pocas porque las necesidades son grandes, pero tenemos que esperar con paciencia a que las cosas se vayan desarrollando de la mejor manera.

CRL: María Cristina Florián Pérez, en nombre de Caracol Radio y de todas las personas que gracias a su labor hoy seguimos con vida, gracias por continuar al frente de esta batalla que aún no termina.

MCFP: Carolina muchas gracias y un saludo muy grande a toda la audiencia, con el último mensaje de que por favor todavía nos sigamos cuidando, esto no se ha acabado y no sigamos poniendo muertes innecesarias.

Le puede interesar:

En Santa Sofía se iniciará la vacunación contra el coronavirus en Manizales

El CONFIS aprobó $198.119 millones para la primera etapa de Aerocafé

Entérese de todas las noticias de Manizales y el Caldas. Síganos en Twitter como @caracolcaldas y en Instagram @caracol_manizales y sintonícenos en el dial 1180AM.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir