Abu Dabi: las islas de la fantasía

La capital de Emiratos Árabes Unidos acaba de aumentar sus reservas de petróleo, pero no se conforma.

()

Hay una autopista, casi en línea recta que comunica a Dubái con Abu Dabi. las ciudades más conocidas de la nación por la cantidad edificios modernos y enormes y atracciones suntuosas como islas artificiales.

Abu Dabi se ubica a orillas del mar Arábigo, en una isla en forma de T que se conecta con el conteniente a través de varios puentes como el Maqta y el Mussafah. Es la sede del gobierno de EAU. El hombre más importante y poderosos del país, el jeque Jalifa bin Zayed Al Nahayan despacha en el palacio Qasr Al Watan.

 

Para llegar hasta la ciudad es necesario recorre unos 160 kilómetros desde el aeropuerto donde aterrizó el avión AT38 de Emirates. Parece una gran distancia, pero la vía de varios carriles y sin curvas se recorre en 90 minutos.

En este diciembre, la temperatura es agradable; como la de una ciudad de la costa colombiana, con brisa lo cual permite hacer caminatas sin ninguna dificultad. Esta condición llevó a la Fifa a programar el mundial de fútbol 2022, en el vecino Qatar, en la misma época.

Abu Dabi significa padre de gacelas, en árabe. Es la vigésima sexta ciudad del mundo más cara del mundo. Este hecho se comprueba con los precios de bienes y servicios de reconocidas marcas en centros comerciales como The Galleria, ubicado cerca de un complejo de hoteles, el centro financiero y clínicas privadas que parecen alojamientos de lujo. El PIB per cápita es de 43 mil dólares, mientras que el de Colombia apenas supera los 6 mil según datos del Banco Mundial.

Abu Dabi está rodeada de otras islas: Saadiyat, Al Lulu, Al Reem, Al Raha y Yas, donde se celebra uno de los premios de la Fórmula Uno de automovilismo desde 2009.

Aunque tienen de sobra, los emiratíes comienzan a prepararse para el día en que se agoten las reservas petroleras que alcanzarán para unos 100 años. Por eso, atraen inversionistas de todo el mundo; en Abu Dabi está la sede de grupos financieros y fondos de capital de gran calado. Hay proyectos que apuntan a convertir el puerto en uno de los centros logísticos portuarios de mayor envergadura en el siglo XXI; uno es el de Abu Dhabi Ports, una compañía que invertirá USD 1.000 millones.

Pero todas no son áreas de trabajo. Por ejemplo, en la parte baja del Rosewood Hotel hay varios sitios de diversión nocturna frecuentados por habitantes de la ciudad que tienen prohibido como en todo el mundo árabe consumir licor en áreas públicas.

Durante diciembre, la franja peatonal ubicada a orillas de un canal de aguas marinas fue adornada con luces, figuras y pinos que simulan estar cubiertos de nieve. Allí se ofrecen conciertos nocturnos como se acostumbra en las ciudades colombianas durante las novenas de aguinaldo.

Otro tipo de música ha suena durante el día por espacio de algunos minutos en las calles de Abu Dabi; es la indicación para que los musulmanes, la mayor parte de los habitantes de EAU hagan una pausa y oren con la vista puesta en dirección a la Meca.

La vida de lujo y extravagancias contrasta con la humildad de miles de inmigrantes que se encargan de labores de limpieza, mantenimiento y otros servicios. Es el caso de Sai, un hindú que vino a ganar unos 2 millones de dírhams, el equivalente a unos 700 dólares trabajando en un hotel ubicado en el sector de Al Maryah. Su país está a tres horas en avión. Como él, hay inmigrantes de Filipinas, Bangladesh, Pakistán y Egipto.

Desde la zona costera, contigua a Corniche Street se divisa a lejos, la isla artificial en la que funcionan los grandes parques de diversiones. En la vía a Al Ain, está la gran mezquita Sheikh Zayed con cúpulas de mármol blanco, una edificación de tipo religioso que puede acoger a 41 mil fieles en una ceremonia.

Espere: Dubái.

 

 

SUSCRÍBASE A LOS CONTENIDOS DE CARACOL RADIO EN GOOGLE NEWS. ENTRE AQUÍ Y HAGA CLIC EN LA ESTRELLA.

 

 

 

Temas relacionados

Cargando