Escuela Naval entrena a pilotos prácticos en simulador de embarcaciones

El entrenamiento les permite para afrontar maniobras en escenarios de riesgo

El entrenamiento que fue realizado en el simulador de Puente Full Mission de 300 grados de visualización, permite fortalecer la toma de decisiones bajo situaciones de estrés, mediante la simulación de condiciones de emergencias.

 

Con la intención de coadyuvar al fortalecimiento de la seguridad marítima integral, para asegurar la protección de la vida humana y del medio marino, la Escuela Naval de Cadetes “Almirante Padilla”, como Escuela de Formación Naval y Universidad Marítima de Colombia, y con apoyo de RECUMAR S.A.S., adelantó, por primera vez, el curso "Simulación de Maniobras y Emergencias de Buques Tanque en Instalaciones Monoboyas, Multiboyas y Muelles Petroleros", dirigido a Pilotos Prácticos, Mooring Master y Loading Master.

 

“Este es el primer curso en Colombia, y podríamos decir que en Latinoamérica, teniendo en cuenta los contenidos teóricos y los ejercicios prácticos desarrollados en escenarios virtuales. Importantísimo para la seguridad porque un error en una maniobra de esta naturaleza, por mínimo que sea, puede desencadenar en un desastre, no solamente ambiental, sino también económico para la sociedad, para la ciudad, para el puerto”, explicó el Capitán de Navío Miguel Andrés Garnica López, Director del Centro de Investigaciones Científicas de la Escuela Naval de Cadetes (CICEN)

 

Esta iniciativa académica, contó con la participación de siete Pilotos Prácticos del gremio marítimo a nivel nacional y se realizó en el Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación para Actividades Marítimas (CIDIAM), con ejercicios prácticos relativos a la operación de maniobras con buques tipo tanque, en condiciones normales y de emergencia en instalaciones marítimas petroleras, a bordo del simulador de Puente Full Mission de 300 grados de visualización, clase A, certificado por la Dirección General Marítima (DIMAR) y Det Norske Veritas (DNV).

 

Este entrenamiento permitió fortalecer la toma de decisiones bajo situaciones de estrés, mediante la simulación de condiciones de emergencias como pérdida de propulsión, pérdida de gobierno, fallos en equipos esenciales, pérdida de asistencia de remolque, tiempo extremo, entre otras, que aportan de manera significativa al ejercicio profesional de los Pilotos Prácticos participantes.

 

“Es una herramienta muy importante para nosotros los Pilotos, en general para todos los marinos, porque es una forma de ver lo que nos puede suceder en la vida real, sin tener el sufrimiento de que vamos a dañar un barco. Aquí podemos ver las consecuencias que vamos a tener con vientos fuertes, corrientes, con fallas en las máquinas del barco, con fallas en los remolcadores. Son situaciones que se nos pueden presentar en la realidad y podemos sortearlas aquí virtualmente” expresó Jorge Carbajal, Piloto Práctico de la Bahía de Cartagena.

 

Se espera para el próximo mes realizar la segunda versión de este curso especializado, como parte del desarrollo de un proyecto de aplicación de tecnologías de simulación en beneficio de la seguridad de maniobras con petroleros, monoboyas y multiboyas que, en octubre de 2019, presentará sus resultados en la XV Jornada de Operadores de Terminales Marítimo Petroleros y Monoboyas, de la Sociedad Latinoamericana de Operadores de Terminales Marítimo Petroleros y Monoboyas – SLOM.

 

El contexto

 

Colombia cuenta con 14 puertos marítimos y terminales de contenedores que permiten el flujo constante de buques mercantes. En el 2018, de acuerdo, a datos arrojados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el puerto de Cartagena alcanzó el cuarto lugar a nivel de Latinoamérica, en el movimiento de mercancía. Esto da cuenta de un crecimiento en el comercio exterior, pero también de la necesidad de garantizar la seguridad marítima para coadyuvar a la eficiencia de las operaciones portuarias.

 

De acuerdo con la Organización Marítima Internacional (OMI), “la seguridad y protección de la vida humana en el mar, la protección del medio marino y más del 90% del comercio mundial depende de la profesionalidad y competencia de la gente de mar”. Por tal motivo, la Armada de Colombia, a través de la Escuela Naval de Cadetes “Almirante Padilla”, adelanta capacitaciones y presenta al gremio una oferta académica amplia y pone a disposición sus capacidades tecnológicas y de simulación, para mejorar las competencias de la gente de mar y así aportar al desarrollo de los intereses marítimos del país, bajo los lineamientos de la legislación marítima internacional.

Cargando