Colegios

2.000 estudiantes en el Atlántico dan clases en galpones de madera

Profesores y padres de familias denuncian que la entrega del colegio está muy retrasado

Al igual que en departamentos como Antioquia, en el Atlántico también existen denuncias de obras que no arrancan, que van muy lentas o demoras en su entrega y que están afectando a la comunidad educativa.

Tal es el caso de la Institución Educativa Técnica Agropecuaria en Tubará, uno de las 40 nuevos claustros educativos que se ha proyectado la administración departamental en donde se invertirán cerca de 270.000 mil millones de pesos en donde la Gobernación aporta el 30% y el 70% el Fondo de Financiamientos de la Infraestructura Educativa (Ffie), del Ministerio de Educación.

Lea también: Los megacolegios en Antioquia que no fueron construidos

Según el directivo de la Asociación de Educadores en el Atlántico, Luis Grimaldo, el mencionado colegio donde se preparan 2.000 niños y jóvenes, ya cumple dos años de haber sido derrumbado para su reconstrucción. Sin embargo, aunque ya está listo no ha sido entregado.

 "Hoy los profesores y niños están en galpones de madera que no brindan las condiciones pedagógicas. Ya se acabaron los dineros de jornada única y los contratistas pararon las obras", expresó el académico.

De igual manera, el dirigente sindical advirtió que las aulas proyectadas por el Gobierno Nacional tendrían un costo de $70millones a $80 millones. "Sin embargo cada salón está saliendo a $500 millones", señaló.

En condiciones similares se encuentra el principal colegio del municipio de Polonuevo en donde, según Grimaldo, no han adecuado un sitio óptimo para el normal desarrollo de las clases.

Entre los colegios que preocupan al sector se encuentran las instituciones Fernando Hoyos Ripoll, Industrial y José Agustín Blanco, los cuales deberían ser entregados en agosto próximo.

El contratista a cargo del urbanismo de las obras es la Unión Temporal Escuelas del Caribe, con la que se firmó un contrato por 29.919 millones de pesos para construir y mejorar la infraestructura de 21 instituciones.

Vea también: 2.000 estudiantes en el Atlántico dan clases en galpones de madera

Como representante legal de esta U.T. aparece Roberto Enrique Salom Salom, ex director general de transporte fluvial del Ministerio de Transporte, quien en el 2001 recuperó su libertad por vencimiento de términos junto a otros siete personas vinculadas al escándalo de Dragacol, en el que según los organismos de control el Estado perdió más de $17.000 millones, en 1998.

Caracol Radio conversó con padres de familias quienes lamentaron no poder contar con recursos para brindarles mejores oportunidades a sus hijos, ya que deben recibir sus clases "en galpones parecidos a donde crían las gallinas", señaló uno de ellos que prefirió mantenerse en el anonimato.

El líder social de Tubará, Nelson de la Cruz, indicó que el colegio debió entregarse en marzo y que junto a la comunidad se decidió otorgar un plazo de 100 días, los cuales se cumplieron.

"Ya hay salones que presentan fisuras porque al parecer hay problemas con el terreno", aseguró de la Cruz, quien dijo estar a la espera de que se concrete una reunión la cual fue anunciada para contextualizar cómo van las obras pero hasta el momento solo hay preocupación, incertidumbre y dudas por la calidad educativa que reciben los niños.

El líder social de Tubará y vocero de los padres de familia, Nelson de la Cruz, indicó que el colegio debió entregarse en noviembre del 2018 y que se fijó como nueva fecha el mes de marzo y que junto a la comunidad se decidió otorgar un plazo adicional de 100 días los cuales se cumplieron.

Como respuesta el secretario de Educación, Dagoberto Barraza, indicó que la obra ya se encuentra lista y que se está a la espera de la dotación del mobiliario educativo.

"Hay dos temas: una es la entrega de la obra y otra es el urbanismo de los colegios. Solo estamos esperando que nosotros como gobernación entreguemos el mobiliario y ya abrimos un proceso de licitación", expresó el funcionario.

El vocero de los padres de familias de la institución, señaló que están contemplando la posibilidad de no enviar a clases a sus hijos hasta que "entreguen la obra o en su defecto que al menos mejoren las condiciones en las que hoy están estudiando nuestros niños".

Lea también: Más de $1.000 millones en riesgo por incumplimiento de obras para colegios

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir