A la cárcel banda dedicada a la extorsión y tráfico de drogas en Bolívar

Los procesados, según la investigación, pertenecieron a grupos al margen de la ley como las AUC, ERP y las Farc

Por los delitos de extorsión; concierto para delinquir agravado; tráfico, fabricación y porte de estupefacientes; y secuestro simple funcionarios del CTI de la Fiscalía, en un trabajo articulado con el Gaula de la Armada Nacional, capturaron en las últimas horas en los municipios de Tiquisio y Calamar (Bolívar) a Yuli María Padilla Castillo, alias la Negra; Demetrio Escamilla Rivera, alias la D; y Ramiro José Pacheco Suárez, alias Juaco.

Al término de las audiencias los procesados no aceptaron los cargos y fueron enviados a la cárcel con medida de aseguramiento por el juez de control de garantías.

Presuntamente los investigados integraban una organización delictiva, liderada al parecer por José Luis Lara Jiménez, alias Balín, quien actualmente está recluido en la cárcel La Modelo de Barranquilla (Atlántico).

Según las investigaciones de la Fiscalía, en el año 2015 iniciaron las actuaciones delictivas, cuando alias Balín estaba preso en la cárcel Las Mercedes de Montería (Córdoba) y desde allí se presume que comenzó a conformar la banda delictiva con ocho personas.

Lara Jiménez fue notificado en la cárcel de los delitos que se le imputarán, al igual que a Luis Carlos Bobadilla, alias Bryan, recluido en la cárcel La Picota de Bogotá.

De acuerdo con lo establecido, bajo la coordinación de alias Balín, la D y Juaco hacían labores de inteligencia para detectar en los municipios de Calamar y Clemencia (Bolívar) y Ovejas (Sucre) el poder adquisitivo de las personas de la zona, y así determinar a quienes extorsionar o secuestrar.

Luego de hacer ese análisis y averiguar sus vidas, ellos comenzaban a llamarlos y a enviar mensajes amenazantes donde les exigían dinero. Mientras tanto alias la Negra, compañera sentimental de alias Balín, era la persona que aparentemente a través de empresas de giros cobraba el dinero depositado, producto de las extorsiones.

De esta misma manera, la Negra sería la encargada de coordinar la compra, distribución y comercialización de estupefacientes para luego ingresarlos a la cárcel Las Mercedes en Montería, y también distribuirlo en los municipios de Calamar y Clemencia.

Las investigaciones indican que esta mujer también recibió giros a nombre de ella desde Ayapel (Córdoba), Barranquilla (Atlántico), Bogotá (Cundinamarca), Buenaventura (Valle del Cauca), San Andrés Islas, así como Sincelejo, Tolú y Coveñas (Sucre) y varios municipios de Magdalena.

Los procesados, quienes según la investigación pertenecieron a grupos al margen de la ley como las AUC, ERP y las Farc, tienen reportes de ingreso a la cárcel por los delitos de concierto para delinquir, terrorismo, extorsión, secuestro extorsivo, rebelión, porte de armas de fuego, porte de estupefacientes, tortura, desaparición forzada, entre otros.

 

 

Cargando