#CorazónDeAntioquia

Bailando en la Fiesta de los Negritos, la más antigua de Antioquia

Desde 1653 y de manera ininterrumpida, la última semana del año es una parranda para Santa Fe de Antioquia.

Damián de Silva, un portugués parrandero, que fue desterrado de Santa Fe de Antioquia, fue el creador de la fiesta más antigua de todo el departamento. Dice la historia que para poder ingresar a las festividades decembrinas, este europeo deicidio ponerse una máscara, como ocurre en los carnavales de Venecia, y pasar por inocentes a las autoridades de la Ciudad Madre.

Lea también: En Cocorná los sueños vuelan en parapente

A la llegada a la zona urbana, los vecinos se encantaron con la idea y desde entonces, año 1653, de manera ininterrumpida, se ha celebrado la fiesta, que años después fue apropiada principalmente por los esclavos, que crearon todo un carnaval con bailes de candanga, el bunde y la chirimía.

Samuel Enrique Aguinaga Alcaraz, historiador de Santa Fe de Antioquia, detalló que en sus orígenes, los esclavos se ponían máscaras, para celebrar sin ser identificado.

“El gobernador de la época oficializó la Fiesta Tradicional de Antioquia, como la Fiesta de los Diablitos, con la connotación de negrito travieso. Fue entonces ese portugués, que sí conocía las fiestas en Venecia, dejó la celebración”, relató el historiador a Caracol Radio en este Viaje al Corazón de Antioquia.

Aunque la fiesta era para los blancos, durante el día de los Santos Inocentes, el 28 de diciembre, no solo Damián de Silva se refugiaba en la máscara, también los esclavos que querían participar de las fiestas.

En Viaje al Corazón de Antioquia, Caracol Radio revive esta fiesta tradicional.

Cargando