Pasto, una ruta de fe

La ciudad es considerada como la ciudad teológica de Colombia al tener grandes templos católicos con más de 5 siglos de existencia.

La capital del departamento de Nariño guarda en sus entrañas la historia colonial dibujada en antiquísimas edificaciones, casas de balcones y grandes monumentos religiosos, que albergan la tradición y religiosidad de un Pasto que conserva el estandarte de capital teológica de Colombia.

Sus templos son reconocidos por su gran valor artístico y la decoración religiosa que albergan oleos, y esculturas talladas en madera, cuyo estilo gótico data desde el siglo XVI. San Juan Bautista, La Merced, Cristo Rey, La Catedral, San Agustín, San Felipe, Santiago y San Andrés, entre otras, son las joyas teológicas que rodean a Pasto.

La iglesia de San Juan Bautista fue la matriz de la colonia, siendo el primer templo y parroquia que se construyeron en la ciudad. El monumento revive el arte romántico mudéjar, y su altar rememora las iglesias árabes de España. Entre sus paredes reposan los restos de Don Hernando de Ahumada, hermano de Santa Teresa de Jesús y el mausoleo del coronel Juan Agustín Agualongo Cisneros, líder de la resistencia Pastusa durante la independencia.

Cargando