Por un cáncer, fallece canina antiexplosivos de la Policía de Bolívar

“Danna”, era la encargada de supervisar todo el orden durante las visitas del Presidente Iván Duque, en el departamento de Bolívar

“Desde que era tan solo una cachorrita, demostró sus ganas de servir a la comunidad, de cuidar a las personas, ella no portaba un arma de fuego, ella con su olfato hacía lo que hacemos los Policías, prevenir. Era la consentida del servicio de seguridad presidencial, cada vez que el sr presidente visita el Departamento, era Danna, quien se encargaba de supervisar que todo estuviese bien”, así inicio su relato el Patrullero Maicol Vanegas, el carabinero que tenía bajo su cargo a Danna, un joven oriundo de Achí en el sur de Bolívar, y a quien en el rostro, se le notó el dolor y la tristeza tras su fallecimiento.

Danna, era una canina, de raza labrador, adscrita al grupo de carabineros del Departamento de Policía Bolívar, se especializó de la mano de su entrenador el Patrullero Vanegas, en la detección de explosivos. De sus 3 años de vida, prestó dos al servicio de la comunidad, está heroína participó en más 50 operaciones en la zona del sur de Bolívar, y 200 acciones preventivas de detección de explosivos en objetivos móviles y fijos.

A inicios de 2019, Danna sufrió un cáncer terminal, contra el que luchó por largos meses, apagando su gran olfato hace unos días en una clínica veterinaria en la ciudad de Cartagena.

Narró su amigo incondicional, el Patrullero Vanegas, que Danna, mostró su coraje, su mística, y su orgullo de ser Policía, cuando sufrió su primera recaída por la enfermedad que empezaba a debilitarla.

“Fue un día que teníamos servicio, ella vivía conmigo, era como otra hija, pero yo no la podía llevar, porque estaba en proceso de recuperación, cuando me estaba uniformando, ella buscó el collar y me lo trajo en su hocico, me perseguía como tratando de hacerme entender que yo no me podía ir sin ella, a pesar de estar tan débil, quería salir a servir de mi mano como lo venía haciendo día a día antes de su recaída, ella era una gran perrita, ella era puro amor”, aseguró.

Los héroes que vuelan a lo más alto, se despiden con honores, en el Comando de la Policía Metropolitana de Cartagena, las banderas se izaron a media asta, la trompeta anunciaba el minuto de silencio, el Patrullero Vanegas marchaba a paso lento con el cuerpo de Danna en sus manos, envuelto en la bandera de Colombia.

 

 

Cargando