SOSTENIBILIDAD

Bicicorredores abren nuevo frente de polémica

Comerciantes de sectores como la calle 33 dicen que las vías son muy estrechas. La alcaldía dice que los carros no hacen compras.

La inminente construcción de 20 kilómetros de carriles exclusivos para ciclistas por calles y carreras de Bucaramanga abrió un  nuevo frente de controversia; de una parte, los comerciantes de sectores por donde se harán las obras dicen que el proyecto no es prioritario. La alcaldía sostiene que es necesario abrir este tipo de rutas para mejorar la calidad del aire y ofrecer alternativas a los constantes problemas de movilidad.

Ivan Leal, propietario de un negocio sobre la calle 33, una vía que tiene sentido occidente oriente, argumenta que con la construcción de los bicicorredores se dificultarán las labores de cargue y descargue de vehículos. Asegura que la calzada es muy estrecha como para reducir aún más el espacio

German Aristizabal López, comerciante de la avenida Quebradaseca, cerca de la carrera 15 también halló reparos al proyecto. Cuestiona el hecho de que la administración local no haya sido capaz de controlar la piratería que se tomó cuadras enteras. "Hay acciones mucho más importantes", aseguró en entrevista con Caracol Radio.

En el otro bloque, entre los defensores de la propuesta está el alcalde encargado de Bucaramanga, Manolo Azuero. "Está demostrado que los carros no compran, los que compran son los ciudadanos y si hacemos ciudades sostenibles esto va a atraer más clientes. Es una red integral que conectará la UIS con el centro de Bucaramanga y la ciudadela Real de Minas". Será un corredor de 17.4 kilómetros que iniciará en los próximos días".

Las biciurrutas se construirán en sectores como las calles 33 y 41 y la carrera 21

Cargando