Sin restricción menores de edad consumen drogas en discotecas de Bogotá

Caracol Radio presente en las rumbas de los adolescentes en varios puntos de la ciudad.

“Felipe” es un joven que frecuenta lugares de rumba en el sector de Chapinero, tiene 16 años e ingresó al establecimiento con una contraseña falsa, estas según nos comento, pueden costar alrededor de 40.000 a 50.000 pesos.

La música que más escuchan cuando salen de rumba es el reggaeton y la electrónica, el protagonista de la noche es el aguardiente.

Lea también: Caracol Radio se internó en las rumbas de los adolescentes

Felipe” acepta que en las fiestas hay consumo de drogas, pero estas las consiguen a las afueras de los establecimientos, las más comunes son: el popper, los ácidos, el perico y derivados del éxtasis.

Mientras en la Avenida Primero de Mayo, una menor de 17 años frecuenta una discoteca y para ingresar lo hace con la cédula que le prestó una amiga, contó que tenía el permiso de su mamá, pero no del papá.

Lea también: Falta trabajo de Alcaldía y Policía en riñas adolescentes: experto

 Luego de este recorrido por diferentes sitios de la ciudad, Caracol Radio quiso conocer sobre rumbas más sanas. Yanh Atuesta, una madre que prefiere que sus hijos hagan fiestas en la casa, ya que de está forma puede “tenerlos supervisados”.

Lea también: Charlas y tutores, las propuestas de los colegios

“A diferencia de las anteriores fiestas, en casa los adolescentes son más controlados y no consumen sustancias psicoactivas”, contó.

En los últimos dos años las autoridades en Bogotá han encontrado un total de 1.103 menores de edad en establecimientos de rumba y en chiquitecas según cifras de la Secretaría de Gobierno.

Cargando