MANIFESTACIÓN

Finqueros y comerciantes protestan contra Ruta del Cacao

El malestar expresado en la carretera se genera porque habrá dos peajes más. El proyecto va en un 5%.

Gloria Inés Rueda Roncancio es la propietaria de un negocio llamado Caserón de Piedra, ubicado a orillas de la carretera Bucaramanga Barrancabermeja, adelante de Lebrija. Durante la socialización del proyecto denominado Ruta del Cacao se enteró que la ampliación a doble calzada implicará la instalación de dos peajes más.

Esas nuevas casetas de recaudo se localizarán en la Angula y en la Renta. Las informaciones dan cuenta que el peaje de la Ye, en la vía al aeropuerto, cerca de Bucaramanga, se cobrará en ambos sentidos. La molestia de los comerciantes y finqueros tiene que ver con que sobre la vía habría un total de cinco peajes, incluido uno en el anillo vial, en el norte de la capital de Santander.

Los manifestantes expresaron que durante 40 años han vivido de las actividades comerciales que se efectúan en el tramo de la Renta Lisboa La Azufrada. El nuevo trazado de la carretera dejaría sus negocios muy lejos del paso de los vehículos. 

La Ruta del Cacao, un proyecto para conectar de forma más rápido a Bucaramanga con el nordeste antioqueño fue adjudicada a la empresa Estructura Plural Cintra Concesia, un contrato de concesión de 4G en el que se invertirán más de 1,6 billones de pesos.

La obra recortará en más de una hora el viaje entre ambas ciudades; contará con 22 puentes, que suman 4,48 kilómetros, y dos túneles con una longitud aproximada de 5,96 kilómetros que conectarán los municipios de Bucaramanga y el área metropolitana, Sabana de Torres, Lebrija, San Vicente de Chucurí, Betulia, Barrancabermeja y al municipio de Yondó, Antioquia.

Cargando