En los zapatos de un barbero en Bogotá

En los últimos meses se ha visto el incremento de barberías en barrios de la capital por la migración de venezolanos.

Para ser un barbero hay que tener pasión por el oficio, la mayoría de personas que ingresan a este oficio lo hacen después de ver cómo trabajan otros barberos.

“Después de que tengas la pasión por esto todo fluye, yo comencé en Cali primero por necesidad, luego por curiosidad y luego por gusto”, manifestó Esteban Jordan, barbero.

Benny Iturri es otro barbero que lleva 19 años en el oficio y explica las técnicas qué hay en la barbería: “La barbería no es sólo barba también a nivel de la cabeza se hacen trabajos, técnicas hay muchas cada barbero tiene la suya, esto es lo que enamora al cliente”

El barbero Edwin Cardozo habla sobre los diseños que existen dentro de este oficio: “depende mucho del tipo de barbería está la afro que tiene muchos diseños de líneas y figuras, está la barbería clásica con sombreados y cortes alemanes a la antigua”

Jiber Mendivelso otro joven barbero cuenta sobre las capacitaciones que están haciendo con la Secretaría de Salud y el Sena: aprendimos sobre la esterilización, métodos de protección como es cuelleros, tapabocas y guantes, sumado al uso adecuado de los utensilios”.

La Secretaría Distrital de Salud otorgó un reconocimiento especial a 58 barberos afrocolombianos por el cumplimiento de las normas de bioseguridad que exige la ley para la prestación de servicios personales de estética y belleza en Bogotá y por su liderazgo colectivo y responsabilidad social.

Los barberos, nueve mujeres y 49 hombres, de las localidades de Usme y Fontibón, fueron acreditados en Formación en Bioseguridad Aplicada a la Estética y Belleza, durante un curso de 48 horas, realizado por el Sena, en alianza con la Secretaría Distrital de Salud.

Cargando