Nos ‘mamamos’ de la violencia, déjenos en paz: gobernador de Boyacá al Eln

Aseguró que esa guerrilla "lo único que está logrando con sus actos terroristas, es el rechazo de los colombianos".

“La respuesta a la violencia nunca será el afecto de los colombianos. Desafortunadamente este grupo está muy errado en pensar que con violencia van a lograr algo. Están consiguiendo es el rechazo de los colombianos, y que los inmensos esfuerzos que hacemos de paz desde el gobierno nacional y las regiones, se pierdan. El ELN no puede ser tan injusto de pensar que atentando contra la infraestructura vial del país, perjudican al gobierno y ya; realmente, perjudican es a los colombianos de a pie”, dijo en Caracol Radio el gobernador de Boyacá, Carlos Amaya.

Hizo un enérgico llamado a la guerrilla del Eln, para que cese sus acciones violentas y tome el sendero de la paz de una vez por todas.

"Los colombianos ya nos mamamos de la violencia, necesitamos que dejen las armas y continúen el proceso de paz y si quieren hacer política que la hagan y la gente decidirá si vota por ellos o no", manifestó el mandatario.

Amaya recordó la muerte de un guerrillero en Boyacá, en medio de combates, cuando el ejército accionó un operativo para evitar un ataque terrorista a la fuerza pública y a la ciudadanía en el norte de Boyacá, cerca al Páramo de La Güina entre municipio de Susacón y La Capilla.

En este caso puntual el gobernador aseguró que "yo conocí a la profesora de la hija de ese guerrillero...la niña quedó huérfana. Hombre, no es justo que ellos (el Eln) por estar equivocados, generen tanto dolor y que sigan muriendo hijos del mismo pueblo".

El guerrillero del que habla el gobernador Amaya fue identificado como Julio Libardo Alfonso Uscátegui, de 28 años, natural del municipio de Belén (Boyacá). El subversivo pertenecería a la comisión Santander del Frente Adonay Ardila Pinilla del ELN, con injerencia delictiva en los sectores de Coromoro, San Joaquín, Onzaga (Santander) y Tutazá (Boyacá), cuyo cabecilla es alias Aníbal.

Este guerrillero estuvo con su comisión en la vía mencionada, para adelantar una acción violenta en el marco del paro armado del ELN que inició el 10 de febrero del 2018 y finalizó el 14 del mismo mes. 

Queremos decirles que “hagan un acuerdo urgente entre las dos partes, recapaciten y tomen la decisión urgente de hacer un cese bilateral al fuego”, concluyó el mandatario de los boyacenses.

El gobernador también manifestó que el Ejército y la Policía tienen activados todos sus protocolos de seguridad, con el fin de garantizar la tranquilidad de los boyacenses.

Cargando