Alto de San Miguel en Antioquia es declarado reserva forestal protegida

Se trata del sitio donde nace el río Medellín, en el municipio de Caldas y tiene 1.622 hectáreas, el 10 por ciento de la biodiversidad del país.

El Alto de San Miguel ubicado en el municipio de Caldas, sur del Valle de Aburrá, donde nace el río fue declarado reserva forestal protectora con el fin de conservar ecosistemas estratégicos para Antioquia, generar abastecimiento de bienes naturales y sostenibilidad.

El director de Corantioquia, Alejandro González Valencia, resaltó que con la declaratoria se podrá proteger este espacio que actualmente representa el 10 por ciento de la biodiversidad del país y el 14 por ciento de la fauna.

“Para el caso de San Miguel determinamos la reserva forestal protectora y esta figura es muy importante porque nos garantiza que el ecosistema conserve las calidades en biodiversidad que tiene actualmente”, explicó el señor González Valencia.

Agregó: “Esa figura además prohíbe que exista minería en el alto de San Miguel y prohíbe que haya aprovechamientos forestales en la zona y por eso esta declaratoria llevo a unos procesos de concertación con algunos actores del lugar”.

El Alto de San Miguel, donde nace el Río Medellín, cuenta con 1.622 hectáreas que ofrecen agua, regulación climática, protección del suelo y captura de CO2, además de una amplia diversidad de especies de fauna y flora.

“Tenemos 626 especies de plantas, hay 57 especies identificadas aquí que están identificadas en categoría de amenaza por eso la fragilidad de este ecosistema es muy importante protegerlo porque hay unas especies que están en alto peligro y tenemos ya reportadas 4 especies endémica, y en fauna tenemos reportadas ya más de 505 especies en total, 220 especies de aves, 49 especies de mamíferos y más de 130 especies de mariposas”, describió el director de Corantioquia, Alejandro González Valencia.

De la reserva forestal actualmente se benefician más de 4 millones de habitantes de 10 municipios del Valle de Aburrá. 

Cargando