Dulces en forma de medicamentos inducirían a colegiales a drogadicción

La problemática requiere una solución de fondo según la Asociación de Educadores del Distrito de Barranquilla.

El ingenio de los gibaros no tiene límite, en su afán por ampliar el mercado y comercializar estupefacientes, han creado una nueva modalidad para introducirla en las instituciones educativas, donde en un principio ofrecen a los alumnos el aparente dulce de manera gratuita y todo para inducirlo al consumo, convirtiéndolos en unos potenciales compradores.

Jose Ignacio Jiménez presidente de la Asociación de Educadores de Barranquilla, Adeba, expreso a caracol Radio que esta problemática requiere una solución de fondo.

“Es necesario que se disponga de un grupo de psicólogos, trabajadoras sociales, además de una comunicación constante con los padres para erradicar esta problemática” sostuvo el docente.

Aseguro Jiménez que este flagelo se viene generalizando en los planteles educativos de Barranquilla.

Cargando