rolling_stones

Mora y arequipe, la oblea más sencilla que pidió Mick Jagger

Me preguntaban si recibía dólares o pesos, al final me pagó 10.000 pesos: Janet Gutiérrez.

Un pequeño puesto esquinero de obleas, con parasoles amarrillos, ubicado en el barrio la Candelaria Antigua, más específicamente en la calle décima con carrera sexta, fue lo que llamó la atención de una de las figuras más importantes del rock. Realmente no tuvo que ser nada ostentoso y mucho menos caro, solo 11 sabores, entre estos el arequipe y mora.

A eso de las cinco de la tarde, Janet Gutiérrez atendía como todos los días de una semana tranquila, preparando obleas combinadas de hasta cuatro sabores. Sin embargo, una multitud, muchedumbre, gentío, (como lo quieran llamar), invadió la estrecha cuadra. Gutiérrez, volteo a mirar y se dio cuenta que todos estaban en el puesto de su compañera, ignorando lo sucedido.

“Pensé que era un turista más, se acercó a mi puesto, miró los productos. No sé por qué no compró allá donde mi compañera. Con señas me señaló el arequipe pero, como le entendía inglés, entonces insistía en la mora, al final de tantas fotos y gente, le preparé la oblea de 1.500 la de mora y arequipe, sé que le gustó por la forma en que la mordió”, explicó Janet Gutiérrez.

El pago fue más complicado que entender inglés, relata, ya que varios escoltas le preguntaban si quería dólares o pesos, sin embargo, Doña Janet, sólo afirmaba que lo importante era el pago. Al final, un billete de 10.000 pesos salió a relucir, y fue una de las obleas más caras de la semana, ya que las vueltas no las quiso recibir.

Ya a media cuadra, se dio cuenta que era el famosísimo Mick Jagger, la leyenda de los Rolling Stones, sí ese cantante que la enamoró cuando joven, y la conquistó con la canción ‘Angie’. Ahora su puesto es popular, turistas, amigos y políticos de la cuadra, la felicitan y le preguntan lo que sintió. Entre sus proyectos está bautizar la oblea ‘Mick’, que es de Mora y arequipe.

Cargando