Lo más leído

  • "Mi tatuaje que dice 'Lega' significa legado": Luisa Fernanda W
  • “Qué bello lunar”, le dijeron a ‘la hinchada’ por foto sin mucha ropa
  • “Me haces suspirar”: Carmen Villalobos encantó con su pequeño bikini
  • Comerciantes de Provenza en Medellín se declararon en desobediencia civil
  • “La única esperanza de Colombia”: la provocativa foto de Esperanza Gómez
  • Activan comité bioético ante inminente ocupación total de UCI en Antioquia

Hoy es noticia

Más temas
Así fue 2015

La frontera y las medidas de Maduro, un dolor de cabeza para Cúcuta

En este 2015 la ciudad y el departamento fueron golpeados por el desempleo, especialmente generado por los problemas del vecino.

Uno de los hechos más trascendentales en la zona que comunica a Cúcuta con Venezuela fue el cierre de los pasos hacia el vecino país a través de un decreto de declaratoria de excepción que generó además la expulsión de más de 20 mil colombianos desde el Estado Táchira, lo que provocó el desarraigo de familias, su desintegración y un grave problema humanitario para la capital fronteriza.

Los desplazamientos que se dieron a "cuenta gotas”, a través de pasos ilegales o por expulsión generaron un casos y la solidaridad del pueblo colombiano frente al hecho que fue un ingrediente más dentro de las relaciones políticas que ha tenido Colombia y Venezuela en los últimos años y que han estado enmarcadas por momentos de tensión, coyunturas políticas y diplomacia desde la cancillería de los dos países.

Desde el 19 de agosto se mantuvo esa norma que impide la movilidad para los ciudadanos de las dos naciones, las actividades comerciales, sociales y económicas que por tradición, algunas informales y otras formales, mantenían los habitantes de la frontera, del lado venezolano y colombiano.

Se habilitaron 30 albergues en Cúcuta y el área metropolitana donde se brindó atención humanitaria a los afectados y donde el gobierno a través de diferentes instituciones del Estado brindó la atención y la asistencia que demandaba esa coyuntura.

Desempleo

Pero también fue noticia importante a lo largo del año el desempleo, un problema que ha ubicado a la ciudad en los primeros lugares en tasas de desocupación, según el Dane.

Esta ciudad fronteriza registró tasas muy altas, producto de la crisis binacional, del desplome de la moneda venezolana, del cierre de establecimientos comerciales y de la falta de creación de empresas que generen oportunidades a los habitantes de la región quienes han visto como esa crisis ha provocado el cierre de más de mil quinientos negocios, según cifras de Fenalco.

Este fenómeno ha provocado que la informalidad alcance un 75% según las últimas estadísticas del Dane, toda vez que se convirtió en el mecanismo de supervivencia de miles de hogares que han visto deteriorada su calidad de vida.

El gobierno nacional proyectó un plan de choque frente a esta problemática promoviendo 1.500 empleos temporales como paliativo a una situación que sigue en aumento y que se constituye en una bomba social para esa capital que no ha podido disminuir esas cifras, por la falta de una atención integral al problema.

Sin Gramalote

Las demoras para reconstruir Gramalote marcan otro hecho importante para la región en 2015. Han trascurrido cinco años de la tragedia geológica que acabó con el pueblo y que dejo 850 damnificados, pero su reconstrucción no avanza pese a las promesas que ha hecho el gobierno.

Inicialmente se prometió su levantamiento en doce meses, luego el presidente Santos pidió perdón por el incumplimiento y ahora se anuncia que el proyecto tardará dos años más.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir