Mundial de fútbol

Suiza sumó su primera victoria del Mundial, luego de vencer a una combativa Camerún

Breel Embolo, de nacionalidad camerunesa, anotó el tanto de la victoria para el conjunto europeo.

Breel Embolo

Breel Embolo le dio la victoria a Suiza frente a Camerún. (Photo by Claudio Villa/Getty Images) / Claudio Villa

Abrió el Grupo G de la Copa del Mundo con la sufrida victoria de la Selección de Suiza ante una Camerún que sorprendió por su buen juego ofensivo.

Brees Embolo, nacido en territorio camerunés, fue el encargado de anotar el único tanto del encuentro para sellar los primeros tres puntos del elenco europeo.

Primera parte para los africanos

Para sopresa de muchos, Camerún salió arrollador. De la mano de Eric Choupo-Moting y Toko Ekambi, los africanos lograron arrinconar a su rival. De no ser por la brillante actuación del guardameta Yann Sommer, la historia hubiese sido diferente.

Precisamente a los nueve minutos de partido, Bryan Mbeumo ganó en velocidad por sector izquierda, remató cruzado a ras y Sommer salvó. El rebote le quedó servido a Ekambi, pero su remate lo mandó por encima del travesaño.

Instantes después pudo haber pena máxima para Suiza, luego de que Xherdan Shaqiri filtrara un brillante balón para Embolo y este fuese derribado imprudentemente por su marcador. Por fortuna para los cameruneses, todo quedó anulado por fuera de lugar.

Sobre el cuarto de hora, Choupo-Moting desbordó por la banda, ingresó al área y sacó un débil remate que Sommer controló en dos tiempos. A los 30′ una maravillos triangulación por derecha culminó en un pase para Martin Hongla que remató de primera, pero Sommer una vez más salvó.

Suiza aprovechó la única clara que tuvo

Empezando la segunda parte, Suiza dio un golpe certero. A los 47 minutos, Shaqiri mandó un centro raso desde sector derecho que Embolo recibió, controló con total libertad y fusiló al arquero André Onana.

Emotiva celebración para el nacido en Yaundé, la capital de Camerún. El delantero le marcó al país que lo vio nacer en una Copa del Mundo. Apenas se quedó inmóvil y llevó sus manos al rostro.

Camerún luchó, pero no le alcanzó

Sobre los 56, Choupo-Moting erró un claro mano, otra vez racias a una espectacular intervención de Sommer, que era gran figura del partido.

Diez minutos después apareció nuevamente Suiza con la mima fórmula del gol: centro desde la derecha y Ruben Vargas llegó a rematar, pero Onana evacuó.

Poco más pudo hacer el elenco africano que terminó lanzándose a la desesperada buscando un empate que jamás llegó.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad