Saab y Pulido, los colombianos que estarían tras negocios de Maduro

La huida fiscal venezolana Luisa Ortega denunció hoy en Brasil que hay irregularidades en el mecanismo de entrega de alimentos que hace el gobierno de Venezuela a su población, denominado CLAP. Afirmó que lo hace Group Grand Limited, “una empresa que se presume es del presidente Nicolás Maduro y de la que figuran como propietarios Rodolfo Reyes, Álvaro Pulido Vargas y Alex Saab.

Pulido y Saab son dos colombianos cuyos nombres han sido mencionados en otras ocasiones como relacionados con actividades, al menos, extrañas con los gobiernos chavistas en Venezuela.

Alex Saab Morán es reconocido en círculos sociales de Barranquilla, aunque poco mencionado en el resto del país. Pese a su bajo perfil, se sabe que ha acumulado fortuna desde cuando empezó a ser proveedor de materiales para la construcción de vivienda popular en el vecino país.

Y sobre Pulido, una investigación periodística realizada este año por el canal estadounidense Univisión, aseguró que “durante varios años utilizó una cédula de identidad que había sido cancelada, por cuanto correspondía a una persona que murió en Miami en 2005”. Esa maniobra, según Univisión, fue para ocultar un escándalo de narcotráfico.

Un abogado, Richard Díaz, reconoció el cambio de identidad, pero dijo, en el mismo trabajo periodístico, que fue legal, para rehacer su vida.

Saab también ha tenido problemas legales. Ni él ni su hijo tienen visa para ingresar a Estados Unidos. Los dos estarían siendo investigados por casos de lavado de dinero.

Los negocios de Saab empezaron, como es natural, en su ciudad, Barranquilla, donde montó una empresa pequeña que hacía uniformes y llaveros de promoción empresarial. En marco de esos negocios conoció a Pulido, quien lo habría invitado a trabajar en Venezuela, aunque no es claro si lo hacen como socios o como proveedor y receptor de materiales para sus contratos de vivienda y de alimentación.

Como se mencionó, Saab mantiene un perfil bajo, aunque los rumores en su ciudad hablan incluso de que habría comprado un avión, autos de lujo y una casa en París.

Su nombre apareció en el escándalo llamado de ‘Los papeles de Panamá’, pues fue uno de los clientes de la controversial firma de ese país Mossack Fonseca, para crear compañías en el exterior.

Además de los negocios de vivienda y alimentos, en los últimos años Saab también habría participado en contratos con la petrolera estatal venezolana PDVSA, para obras de infraestructura de extracción.

Lo hizo a través de la empresa Trenaco, firma colombiana que en nuestro país sufrió el golpe de la caída de los precios del petróleo, al punto que el año pasado la Superintendencia de Sociedades decretó su liquidación.

Temas relacionados

Temas relacionados

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir