Gobierno se rajó en prevención de crisis energética

Un informe de la Procuraduría General advierte que desde hace diez años se llamó la atención ante una eventual escasez de gas para producir energía en tiempos de sequía.

Se trata de un documento de 24 páginas que fue conocido por Caracol Radio en el que la Procuradora delegada Fanny González solicita que se investigue disciplinariamente a los funcionarios públicos que hayan omitido su deber de prevenir una crisis energética como la que está atravesando el país.

Indicó que según varios informes recibidos y documentos analizados se evidencia que desde antes de 2008 varias entidades entre ellas Termocandelaria advirtieron que la oferta de gas no sería suficiente para atender el mercado que demandan los generadores, situación se agravaría porque se haría necesario priorizar entre los sectores que requieren el suministro de energía.

“Para esta delegada es inexplicable por qué no se tomaron medidas efectivas y oportunas en relación con las alternativas para afrontar las fallas del mercado del gas natural, si desde antes del 2008 el sector viene previniendo del declive de la producción de gas, de la inexistencia de nuevos hallazgos y de la imposibilidad de que los productores de gas atiendan la demanda estacional (la que se presenta como demanda pico en los fenómenos de sequía extrema)” afirmó González.

“Afirma Termocandelaria, que el precio de escasez se colocaría por debajo de los costos de generación, desvirtuando el principio de suficiencia financiera, lo que conduciría inevitablemente a perder sus obligaciones de energía en firme (OEF), y en algunos casos imposibilitaría financieramente operar la misma planta térmica, como en efecto sucedió con esta empresa generadora. Se reitera, estos planteamientos fueron expuestos por Termocandelaria desde el año 2006” indica el documento.

Agregó la delegada del ministerio público que incluso se brindaron varias opciones tales como se nuevas Reservas de gas natural, a través de la incorporación de nuevos hallazgos, o por importaciones de Venezuela, o a través de plantas de regasificación, las cuales no fueron atendidas en su momentos.

“Estos estudios concluyen que por tratarse de un mercado de competencia imperfecta, por hallarse en declive la producción y por el bajo nivel de nuevos hallazgos, junto con lo poco representativo del mercado, los productores y comercializadores no pueden garantizar la atención de la demanda durante la época de estacionalidad, sin dejar de lado que ante situaciones de estrés o de sequía extrema, las partes no tienen incentivos para firmar o cumplir contratos completos por cuanto es probable que por la intervención, hará que se modifiquen las reglas de juego y que por ende, los contratos no se cumplan o sean interrumpibles” dice otro aparte del informe.

Señaló que en este caso no se puede decir que se trató de una situación imprevisible pues a juicio del ministerio público el Gobierno omitió los llamados de alerta hechos por las propias entidades productoras de energía del país.

“No debe perderse de vista que en ambos documentos, para hacer un balance de la oferta de gas, se han considerado escenarios posibles de presentación del fenómeno de El Niño, luego la variable de "efectos de este fenómeno" no es un factor exógeno y esporádico, sino que ha sido involucrado como una variable permanente en un modelo de demanda y oferta de gas natural para la operación de las plantas generadoras térmicas” indicó.

Cargando