Lo más leído

  • Jennifer López deslumbró a sus seguidores con foto en atrevido traje blanco
  • (Foto) Daniela Ospina, recién salida de la piscina, presumió su cuerpazo
  • "Si no me abres suspenden la clínica": Ana del Castillo a portero
  • Lina Tejeiro con pequeño vestido de baño muestra su bronceado (VIDEO)
  • Luis Suárez protagonista de los memes en nueva goleada del Bayern Munich
  • Definidos los horarios para los juegos de Colombia ante Uruguay y Ecuador

Al menos 220.000 muertos han dejado 54 años de guerra en Colombia

Así lo revela el informe "Basta Ya" del Grupo de Memoria Histórica que también precisa que en las últimas tres décadas se perpetraron mil 982 masacres.

Según el informe del Centro Nacional de Memoria Histórica de Colombia entre 1958 y 2012 el conflicto armado ha ocasionado la muerte de por lo menos 220.000 personas, cifra que sobrepasa los cálculos hasta ahora sugeridosEl documento precisa que además de la magnitud de muertos, los testimonios ilustran una guerra profundamente degradada, caracterizada por un aterrador despliegue de sevicia por parte de los actores armados sobre la inerme población civil. Esta ha sido una guerra sin límites en la que, más que las acciones entre combatientes, ha prevalecido la violencia desplegada sobre la población porque 8 de cada 10 muerte fueron civiles. "En las últimas tres décadas se perpetraron 1.982 masacres. En el 59% de los casos los responsables fueron los paramilitares, un 17% correspondió a las guerrillas y en el 8% los perpetradores por agentes del Estado"

El informe ¡Basta ya! Colombia: memorias de guerra y de dignidad, del Grupo de Memoria Histórica, menciona que el conflicto armado no tiene una modalidad de violencia distintiva. "Los actores armados enfrentados han usado y conjugado todas las modalidades de violencia. Todos han desplegado diversas modalidades y cometido crímenes de guerra y de lesa humanidad, haciendo a la población civil la principal víctima del conflicto. Pero no todos los grupos y organizaciones armadas practicaron con la misma intensidad y con igual grado de sevicia las modalidades de violencia, aunque todos fundaron en ella sus estrategias"

Las evidencias empíricas que arrojan los casos emblemáticos y la información cuantitativa, registrada en distintas fuentes, refleja que en términos de repertorios de violencia, los paramilitares ejecutaron en mayor medida masacres, asesinatos selectivos y desapariciones forzadas, e hicieron de la sevicia una práctica recurrente con el objeto de incrementar su potencial de intimidación. Las guerrillas, por su parte, han recurrido primordialmente a los secuestros, los asesinatos selectivos y los atentados terroristas, además del reclutamiento forzado y el ataque a bienes civiles. Con respecto a la violencia ilegal de miembros de la Fuerza Pública, se ha podido establecer con base en testimonios y en sentencias judiciales, el empleo de modalidades como las detenciones arbitrarias, las torturas, los asesinatos selectivos y las desapariciones forzadas. "La entrega del informe es un mandato de la Ley 975 de 2005 (de Justicia y Paz) en un ejercicio de verdad" del Estado colombiano, explicó la directora del documento, Martha Nubia Bello

El informe consta de más de 430 páginas y está dividido en seis capítulos, que abarcan desde el reflejo del conflicto, en cifras, a la aceptación de que la violencia se ha mantenido desde la década de los cincuenta del siglo pasado

También hay un análisis de la relación entre guerra y justicia, un repaso de los daños e impactos de medio siglo de confrontación en la población, el rescate de la "memoria" de las víctimas y las recomendaciones para que el Estado y la sociedad puedan superar su sufrimiento y construir "una paz estable y duradera"

Precisamente ese es el objetivo final del diálogo que mantienen el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde hace ocho meses en La Habana

"El informe está planteado en términos de poder apuntar hacia la justicia, no solo en dimensión punitiva, sino también como reconocimiento y dignificación de las víctimas, la justicia como reparación integral", observó Bello

La investigadora de la Universidad Nacional de Colombia anotó también que este esfuerzo no parte de la reconciliación, sino que busca hacer un aporte en ese camino

"La reconciliación es un camino al que se puede llegar por el camino del esclarecimiento, la reparación y el reconocimiento de las víctimas", sentenció

Bello dijo que el cruce de distintas fuentes ha arrojado cifras relacionadas con el conflicto que "sorprenden por su magnitud" pero opinó que aunque "los datos nos confrontan y nos indican el horror que ha sucedido, el informe busca suministrar claves para entender qué ha pasado e imputar algunas responsabilidades"

"Para mí lo más importante del informe es que revela factores que ayudan a comprender esta guerra, que no ha sido de locos e irracionales, sino que ha tenido motivos y es importante pensar en ellos porque si los admitimos y los reconocemos los podremos transformar", agregó

El informe ha sido traducido a cuatro lenguas indígenas, al palenque y al inglés, y en dos meses tendrá una versión audiovisual para favorecer su difusión

"Esta es una guerra larga, pero no eterna. Que no sea eterna depende de la capacidad de los colombianos y sus gobernantes para reconocer qué fue lo que motivó esta guerra y qué la alimentó para poder detenerla, y este es el fin de este informe", concluyó.  

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir