Los procesos de paz en Colombia

La búsqueda de soluciones a casi cinco décadas de conflicto armado ha sido una constante en Colombia.

La búsqueda de soluciones a casi cinco décadas de conflicto armado ha sido una constante en Colombia. El camino se inició durante el gobierno de Belisario Betancur, quien gobernó entre 1982 y 1986, y mantuvo conversaciones con la guerrilla de las Farc, con el M-19 y la llamada Autodefensa Obrera (ADO)

Durante su administración Betancur logró un cese el fuego, en 1984, y la desmovilización de algunos miembros de las Farc. A partir de estos diálogos se formó una colectividad política, la Unión Patriótica (UP), integrada por los desmovilizados de entonces junto a miembros del partido comunista. Pero este proceso no duró, entre otras cosas porque los máximos líderes de la época, Manuel Marulanda y Jacobo Arenas, no retornaron plenamente a la vida civil y pronto se reorganizaron, y porque la mayoría de los miembros de la UP fueron asesinados

También hubo acercamientos con el M-19 pero la muerte de Iván Marino Ospina, miembro de la cúpula militar de ese grupo, terminó con las negociaciones. A partir de allí se recrudecieron las acciones de ese grupo, incluidos los hechos de noviembre de 1985, cuando un comando del M-19 se tomó el Palacio de Justicia, ubicado en pleno centro de Bogotá

Procesos exitosos que acabaron con el M-19 y otros grupos menoresVino el gobierno de Virgilio Barco, en cuya administración se tuvieron los mayores logros, como quiera que en medio de la dura violencia generada por el M-19, se iniciaron conversaciones. Claro que ese grupo sufrió duros golpes que lo dejaron debilitado. Fue así como entre enero de 1989 y marzo de 1990 se realizaron las conversaciones con las cuales se logró la desmovilización y disolución de esta organización armada, que luego se convirtió en partido político. Este proceso fue orientado por el entonces Consejero Presidencial para la Paz, Rafael Pardo Rueda, quien ocupó ese cargo desde 1988 y hasta el final de la administración Barco

También fue exitoso un proceso con el Ejército Popular de Liberación (EPL), grupo con el que se firmó un acuerdo en mayo de 1990, que logró la desmovilización de buena parte de sus integrantes. Sin embargo, una disidencia encabezada por el guerrillero Francisco Caraballo impidió que la desarticulación del grupo fuera total. Caraballo fue posteriormente capturado en 1994

En la administración Barco también se inició un proceso con el movimiento armado Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) un grupo fundado en 1982. Este proceso culminó con un acuerdo en Ovejas, Sucre, en enero de 1991, cuando ya estaba en marcha el gobierno de César Gaviria. Entonces se desmovilizaron unos 200 hombres

En el mismo gobierno Barco se activó una Consejería para la Paz que intentó acercamientos, sin éxito, con la llamada Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar (CGSB), integrada por Farc, ELN y la disidencia del EPL

Los procesos de paz en el gobierno GaviriaAdemás de la firma del acuerdo de paz con el PRT que inició el gobierno Barco, durante la administración de César Gaviria Trujillo (1990 - 1994) se logró la desmovilización del proindigenista Movimiento Armado Quintín Lame. En marzo de 1991, cuando sesionaba la Asamblea Constituyente, se produjo la entrega de armas de unos 150 combatientes, en una ceremonia realizada en Pueblo Nuevo, en jurisdicción de Caldono, en el departamento del Cauca

En el Gobierno Gaviria se intentó, por tercera vez, un diálogo que la CGSB, que además de las Farc, integraban el ELN y la disidencia del EPL. Fue en mayo de 1991, cuando estaba en su recta final la Asamblea Constituyente para promulgar la nueva Constitución Política, cuando el gobierno de Gaviria realizó una reunión con la CGSB en Cravo Norte, Arauca, en la que se acordó el inicio de conversaciones directas en Caracas, Venezuela

Estos diálogos de Caracas comenzaron en junio de 1991, donde hubo dos reuniones, pero luego se trasladaron a Tlaxcala, en México, ante problemas internos en Venezuela, donde se produjo una acción golpista contra el entonces presidente de ese país, Carlos Andrés Pérez

En este proceso participaron como negociadores del gobierno el Consejero Presidencial para la Paz Horacio Serpa Uribe y el dirigente conservador Alvaro Leyva Durán. En el lado de las Farc estuvieron "Alfonso Cano", Iván Márquez" y "Pablo Catatumbo", mientras que por el ELN lo hizo Antonio García

Cuando había cierta esperanza de éxito estas negociaciones sufrieron un golpe mortal porque el EPL secuestró al ex ministro Argelino Durán Quintero, quien falleció en cautiverio víctima de un ataque cardiaco. El final de las conversaciones se produjo en mayo de 1992, cuando se hizo pública la muerte del veterano exministro

El acuerdo de Puerta del CieloDurante el gobierno de Ernesto Samper (1994 - 1998) el proceso más destacado se intentó con el ELN y el EPL, en las llamadas conversaciones de Maguncia, nombre tomado del lugar de reuniones, la ciudad de Maguncia, en Alemania

Este diálogo fue posible gracias a la activa y directa participación de la sociedad civil. Tanto el ELN como el EPL tenían a importantes líderes presos en la cárcel de Itagüí

Cabe recordar que un actor importante en ese proceso fue el facilitador alemán Werner Mauss, quien en noviembre de 1995 sostuvo una reunión con jefes del ELN, quienes le pidieron que acordara con el gobierno un viaje a Europa. En 1996, Antonio García, acompañado de varios insurgentes visitó varios países, en un periplo que incluyó al Vaticano, donde se le dió al plan de paz una bendición de la Iglesia Católica

Luego se realizaron encuentros en España donde en febrero de 1998 se firmó un preacuerdo en el Palacio de Viana, de Madrid, el cual finalmente no se concretó luego de que se filtrara a medios de prensa

Sin embargo, los contactos se mantuvieron y en julio de 1998 se firmó el famoso acuerdo de Puerta del Cielo, en la ciudad de Maguncia, que contemplaba el desarrollo de una propuesta impulsada por los guerrilleros para realizar lo que llamaron una Convención Nacional

Dicho proceso no fue más allá de la formulación de buenas intenciones, pues no logró mayores avances

El proceso con las Farc en el gobierno PastranaEl último diálogo de paz formal lo sostuvieron el gobierno de Andrés Pastrana (1998 - 2002) con la guerrilla de las Farc en la zona de distensión para la paz, un área conformada por cinco municipios de Meta y Caquetá, que fueron desmilitarizados

Este proceso comenzó a gestarse incluso antes de que Pastrana asumiera el cargo y se instaló formalmente el 7 de agosto de 1999. En el acto, realizado en San Vicente del Caguán, el presidente Pastrana se quedó esperando al jefe máximo de las Farc, Manuel Marulanda, quien no finalmente no llegó y su silla se quedó vacía

Pese a ese tropiezo, el proceso continuó con múltiples tropiezos generados por las acciones bélicas de los guerrilleros, quienes cometieron múltiples atentados, secuestros y otros hechos que llevaron a varias congelaciones. El mayor avance fue una "agenda común" denominada "por el cambio hacia una nueva Colombia" y que fue suscrita entre gobierno y Farc el 6 de mayo de 1999

En el año 2000 las Farc declararon una tregua unilateral, lo que permitió que algunos de sus miembros, encabezados por Raúl Reyes, viajaran por varios países de Europa acompañados por el entonces Alto Comisionado para la Paz, Víctor G. Ricardo

Sin embargo, poco después volvieron las acciones terroristas, como el caso del "collar bomba" colocado por un comando guerrillero a una mujer campesina de Boyacá, para presionarla a que pagara una extorsión. Cuando un artificiero intentó desactivarlo, la carga estalló y causó la muerte de esta señora, Ana Elvia Cortés. Las Farc negaron su autoría, pero el gobierno las culpó

Posteriormente vinieron las "leyes de las Farc", que buscaban regularizar la extorsión a los colombianos e imponer sus propias normas a los ciudadanos, incluidos funcionarios públicos implicados en corrupción

Nuevos secuestros de políticos, militares y policías, numerosos asesinatos, actos terroristas y claras violaciones a las normas sobre protección de los derechos humanos sumieron en la sombra al proceso, que finalmente se rompió el 20 de febrero de 2002 cuando los guerrilleros dinamitaron un puente por donde pasaba una ambulancia, hecho ocurrido en Antioquia, y una célula insurgente desvió un avión comercial, obligó a la tripulación a aterrizar en una carretera del departamento del Huila y secuestró al congresista Jorge Eduardo Géchem, quien se encontraba como pasajero

Los paramilitares en el Gobierno UribeDurante la administración de Álvaro Uribe, quien gobernó en dos periodos entre 2002 y 2010, el mayor proceso fue realizado con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Este proceso fue enmarcado en las conversaciones de Ralito, Córdoba, y logró la desmovilización de varias estructuras paramilitares

Sin embargo, el proceso ha recibido permanentes cuestionamientos desde diversos estamentos nacionales e internacionales por temas de impunidad, porque poco se informó a la opinión pública sobre lo acordado, y porque muchas estructuras de esas organizaciones no se desmovilizaron o volvieron a delinquir.

Cargando