El año pasado 24 niños perdieron la vida en accidentes con las armas de sus padres

Por su parte, el general Óscar Naranjo pidió aprobar prontamente el proyecto de ley que endurece las penas para quienes porten armas de fuego de manera ilegal.

El general Orlando Paez Barón, Inspector de la Policía, dió a conocer que durante el 2010 en Colombia 24 niños perdieron la vida por accidentes en sus casas con las armas de fuego de sus padres y reclamó normas más fuertes para evitar que personas no aptas para el porte de pistolas y revólveres, las usen de manera indebida. Aseguró que muchas personas jóvenes, que no necesitan ni sabe usar las armas, las usan a diario. Por su parte, el general Óscar Naranjo pidió aprobar prontamente el proyecto de ley que endurece las penas para quienes porten armas de fuego de manera ilegal, para evitar las muertes por imprudencias, balas perdidas y accidentes. Además, aseguró que la Policía está persiguiendo intensamente a los responsables de la muerte de dos niños en Bogotá y Cartagena y a quienes causaron heridas a dos menores de diez años en Medellín y Cali, al disparar al aire.

Cargando