Por amenazas de la comunidad sacerdote abandona su parroquia en Ibagué

Un sacerdote en Ibagué debió abandonar su parroquia, al parecer por amenazas de algunos miembros de la comunidad, porque pedía en sus sermones que le bajaran el volumen al ruido

Un sacerdote en Ibagué debió abandonar su parroquia, al parecer por amenazas de algunos miembros de la comunidad, porque pedía en sus sermones que le bajaran el volumen al ruido.

El padre Bernardo Ospina, salió escoltado por varios policías del barrio Villa Julieta, al norte de la capital del Tolima, luego que se presentaran agresiones contra la parroquia Juan Pablo Apóstol del sector.

Los ataques contra el religioso fueron, entre otros, la ruptura de los vidrios de la parroquia, la escritura de grafitis en los muros del templo y hasta excrementos que eran abandonados a la entrada de la casa cural.

El padre Orlando Roa, vocero de la Arquidiócesis de Ibagué, pidió mayor respeto para la Iglesia Católica, mientras se define quién reemplazará al sacerdote Ospina, quien por ahora guarda silencio sobre la situación.

Cargando