Senado República Colombia

Presidente del Senado y Mancuso: negocios familiares

Un conflicto de intereses por sus negocios inmobiliarios no es obstáculo para que el hermano del senador Gómez, administre bienes en nombre del Estado

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Desde marzo de este año aparece con mucha frecuencia en Las Cuentas Claras un nombre: David Orlando Gómez Jiménez, vicepresidente de la Central de Inversiones S. A. (CISA) y hermano de Juan Diego Gómez, presidente del Senado.

Lea también:

El litigio con Coogranada

El nombre de David Orlando Gómez Jiménez ha aparecido en esta sección en tres contextos, y hoy presentaremos el cuarto. El primero tiene que ver con las tierras que su padre, Orlando de Jesús Gómez, alias ‘la Ballena’, le usurpó a la Cooperativa Coogranada. ‘La Ballena’ murió en la cárcel condenado en el 2012 a ocho años de prisión por fraude procesal, falso testimonio y obtención de documento público falso, delitos en los que incurrió para proclamarse dueño de un predio en Bello, Antioquia.

El padre de los hermanos Gómez fue condenado por robarse unas tierras y fue denunciado por robarse otro predio que le pertenecía a la Cooperativa Coogranada. Este pleito con la Cooperativa viene desde el 2004 y está relacionado con un lote de 52.000 metros cuadrados denominado Las Brisas, ubicado en el barrio La Gabriela del municipio de Bello. Aunque la familia del senador ha ganado en todas las instancias, un informe del CTI de la Fiscalía, del 21 de agosto del 2004, determinó que alias ‘la Ballena’ y sus socios habían invadido el lote.

Según la Cooperativa, los jueces han fallado a favor del senador en este lío judicial porque el proceso, curiosamente, terminó en los juzgados de El Santuario, Antioquia, municipio que vio crecer a Juan Diego Gómez. Luego pasó al Tribunal Superior de Antioquia y cayó en manos del magistrado Álvaro Raúl Gómez Duque, quien fue juez de El Santuario y profesor de la Universidad de Medellín, donde coincidió con el estudiante de Derecho Juan Diego Gómez.

Un conflicto de intereses

David Orlando era hasta hace pocos meses gerente en Antioquia de CISA, que es la entidad encargada de administrar las propiedades del Estado. Luego, fue promovido a vicepresidente de esta entidad, a la que llegó después de que su hermano se convirtiera en senador de la República, en 2014. Estos dos cargos que ha ocupado el hermano del presidente del Senado representan un claro conflicto de intereses con los negocios inmobiliarios de los hermanos Gómez Jiménez. Con un agravante: no es la primera vez que personas cercanas a Juan Diego Gómez llegan a cargos clave de la administración pública relacionados con asuntos inmobiliarios.

El 26 de abril del 2013, María Luisa Zapata Vélez, exesposa del entonces representante a la Cámara Juan Diego Gómez, fue contratada por la Alcaldía de Aníbal Gaviria, en Medellín, por 32 millones de pesos, para “apoyar las actividades relacionadas con la administración de los bienes inmuebles de propiedad del ente municipal”. El contrato lo firmó, en nombre de la Alcaldía de Medellín, Vera Cristina Ramírez López, secretaria de Servicios Administrativos, imputada el pasado 15 de junio por los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación.

La reunión

La Corte Suprema de Justicia investiga contra Juan Diego Gómez Jiménez, presidente del Senado, una denuncia que reposa en el despacho de la magistrada Cristina Lombana. Los hechos también involucran a su hermano David Orlando, y a Andrés Alberto Ávila Ávila, presidente de la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

Según la denuncia, el senador Juan Diego Gómez, su hermano y Andrés Ávila se reunieron el 17 de marzo del 2022 en un restaurante para concretar negocios con bienes en extinción de dominio.

Ávila respondió un derecho de petición en el que dio su versión sobre la reunión, asegurando que no recordaba la hora en la que se dio el encuentro en el que supuestamente se negociaron esos bienes: «El 17 de marzo de 2022 ingresé al restaurante Tauro Steak House, con el propósito de cenar con mi esposa para celebrar nuestro aniversario; en dicho lugar por casualidad me encontré con el Dr. Juan Diego Gómez y varias personas que lo acompañaban en el lugar, allí tuve una conversación pública en el [sic] que se trataron temas cotidianos sin tocar uno en específico, con una duración de no más de media hora».

El derecho de petición también preguntaba por las personas que acompañaban al senador, pero el presidente de la SAE se negó a responder si en esa reunión participó David Orlando, hermano del presidente del Senado y vicepresidente de CISA. Sobre todo, porque la familia Gómez Jiménez se dedica a los negocios inmobiliarios, por lo que la vicepresidencia del hermano del presidente del senado en CISA podría configurar un conflicto de intereses.

El señor presidente de la SAE afirma que no ha hecho nada ilegal y que el encuentro con Juan Diego Gómez fue fortuito y de media hora. No obstante, se negó a responder cuántas veces se había reunido con el presidente del Senado o su hermano. Ávila asegura que no lleva registro de esas reuniones.

Un negocio inmobiliario

Los negocios inmobiliarios de los hermanos Gómez Jiménez también se cruzan con personajes de la vida nacional. David Orlando le compró a Gianluigi Mancuso Dereix, hijo de Salvatore Mancuso, dos parqueaderos en Montería por 600 millones de pesos. La transacción se hizo el 5 de mayo del 2016.

Si bien los delitos de sangre no existen, sí es muy llamativo este negocio inmobiliario con Gianluigi Mancuso, señalado de desaparición y homicidio en la investigación por la que condenaron a su padre, Salvatore Mancuso.

La última vez que se tuvo noticias de Gianluigi Mancuso fue en 2014, cuando capturaron en Italia al primo de Salvatore Mancuso, Doménico Mancuso Hoyos, como responsable de 130 homicidios ejecutados por paramilitares. Doménico vivía en un lujoso apartamento con Gianluigi, que dos años más tarde hizo negocios inmobiliarios con David Orlando Gómez Jiménez.

En marzo de 2019, Martha Dereix, en entrevista con El Tiempo, dijo que ni ella ni su hijo Gianluigi eran testaferros de Salvatore Mancuso.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir