Trágico viaje de Rosmary Jiménez a Egipto: víctima de explotación laboral

La venezolana explicó que viajó a este país para trabajar en la casa de un ministro, pero fue toda una pesadilla.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Rosmary Jiménez es una venezolana que sufrió siendo víctima de explotación laboral tras un viaje a Egipto, donde mencionó que fue para trabajar en la casa de un ministro, pero que le querían quitar su pasaporte. Contó su historia en 10AM Hoy Por Hoy.

La joven venezolana explicaba que viajó porque pensaba que era una buena oportunidad para salir de su país, pero todo terminó en una pesadilla.

Lea también:

"Yo entre a una página de intercambio en internet. Yo venía de una familia de escasos recursos y lo vi como una oportunidad. Tenía que ir a cuidar niños, el trabajo era de 9 de la mañana hasta las 5 de la tarde. Me pagaban 400 dólares semanales", empezó diciendo.

Al llegar, las personas que estaban allí le dijeron que no era para lo que le habían dicho y que la engañaron.

"Me recibieron en el aeropuerto 3 hombres, me asusté. Me llevaron a una mansión y me tocó bajar a un sótano, había camas en el piso y 7 chicas más. Una de las niñas que trabajaba allá me dijo que todas tenían que cocinar, cuidar a los niños. Me engañaron. Luego no me permitieron ir sola a la iglesia, tenía que ir acompañada. Me dijeron que tenía que darles el pasaporte”, contó.

Y agregó: "La embajada la solución que me dio era irme a vivir allá, o devolverme a mi país, pero eso no era opción para mí. El día que me pidieron el pasaporte, bajé a la habitación y lo escondí en la maleta. Les dije que no iba a entregarlo.No me hicieron el pago que habían dicho. Duré 5 meses así, siempre tuve un escolta, eso complicaba mas la situación para escapar”.

Y mencionó que recibió ayuda de una mujer que hablaba español y que era esposa de un embajador, quien ayudó para poder planear su salida.

"Afortunadamente me encontré en el colegio con una señora que hablaba español. Resultó ser la esposa de un embajador, planeamos mi salida. El día en que me escapé tenía bronconeumonía, por el frío que estaba haciendo. Encontré la forma de quitarle la energía de la casa y me escapé", contó.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir