Lo más leído

  • Elenco de ‘Pasión de Gavilanes’ se une por la salud de Giovanni Suárez
  • Las verdaderas razones por las que los perros lamen a sus dueños
  • ¿Cuál es el nombre (real) de Miguel Varoni, el famoso 'Pedro, el Escamoso'?
  • Afinia confirma nuevos cortes de energía este martes y miércoles en Bolívar
  • Natalia Reyes a quienes le dicen “opérese”: "mi cuerpo no es un objeto"
  • Programaron para mañana un corte de luz en Floridablanca
Foro

Foro: teletrabajo, un cambio de vida, una nueva realidad

Mayor seguridad para los empleados; confianza de los empleadores y avances en los servicios tecnológicos, son algunas de las conclusiones del foro.

En la actual crisis mundial, desatada por la pandemia del COVID-19 y los profundos impactos que está ocasionando en la economía y la vida productiva, el teletrabajo se perfila como la mejor opción para mantener a flote la rutina laboral de muchas personas y organizaciones.

Antes del inicio de la emergencia sanitaria, el Ministerio de las TIC señalaba que en el país cerca de más de 12.912 empresas funcionan en la modalidad de teletrabajo y desde la primera medición de esta actividad en Colombia hasta el año pasado, el número de personas teletrabajando se cuatriplicó. También se tienen cifras internacionales como el caso de España que indican que en el marco de la pandemia el teletrabajo en este país paso del 5 al 34%.

El crecimiento ha sido exponencial y aunque ha reportado múltiples beneficios, desde permitir la interacción y comunicación entre empleados y organizaciones, flexibilizar horarios, contribuir con la eficiencia y la productividad, también presenta situaciones que se deben aprender a manejar como organizar y gestionar correctamente las horas que se dedican a las tareas laborales, además del fortalecimiento de la conectividad, la eficiencia de las herramientas digitales y contar con un marco legal claro, de forma que el teletrabajo se consolide como una importante opción para la generación del empleo en el país.

Todos estos son los temas se abordaron en el Foro Virtual “Teletrabajo un cambio de vida, una realidad” con la presencia de representantes de entidades estatales como los ministerios de Trabajo y de las TIC, ARLS, agremiaciones, la academia y compañías de telecomunicaciones como Oracle y Claro.

Las conclusiones del foro

El primero en hablar durante el foro fue el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, espacio en el que hizo referencia a la ley 1221 de 2008 en la que se establece el teletrabajo y normatividad con la que se venía trabajando con formalidades, protocolos y cumplimientos. Sin embargo, apunta que, con la llegada de la pandemia, se obligó a que los colombianos buscaran una nueva forma de trabajar desde la casa, bajo una figura que permita salvar puestos de trabajo.

Agrega que la coyuntura generó que el trabajo en casa se diera de manera forzada lo que ha llevado a encontrar varias dificultades, como por ejemplo los comportamientos de los trabajadores o el acompañamiento familiar. Dice que estos cambios han generado que las empresas miren de una manera distinta a sus trabajadores.

 Con una conferencia magistral, el vicepresidente ejecutivo de estrategia y operación de ORACLE en Latinoamérica y el Caribe, Carlos Sarmiento, hizo referencia a la manera como el distanciamiento social irrumpió en la forma como funcionan los negocios, del desafío y momento de oportunidad que representa para las empresas y empleados.

“Quizás empresas que estaban ya preparadas han abordado esta coyuntura de una mejor manera. Hay ya varias tendencias frente al teletrabajo en varias industrias. Hay varias investigaciones que muestran que el 40 % espera expandir su fuerza de trabajo o casos como los de Facebook que espera en los próximos años tener el 50 por ciento de su fuerza laboral trabajando de manera remota. Colombia no será la excepción en esa materia, no estaremos 100% virtual, creo que la interacción es muy importante, pero tendremos un modelo híbrido en los esquemas de teletrabajo” señaló frente a los avances que tendrá el país en la materia y la forma cómo el mundo busca en el teletrabajo una solución en medio de la pandemia.

Agregó que el teletrabajo y la formalización del trabajo en casa, representan retos como la gestión de los empleados; el control de horas debe cambiar, así como la gestión por objetivos cumplidos. Otro de los puntos importantes en la materia, es avanzar en la innovación y en la capitalización de las ideas, desde el gerente, hasta la parte más baja de la pirámide. Dice que es un momento para que estas ideas y la gestión de los conocimientos se aborden de una manera distinta. Por último, dice que la gestión frente a los clientes y usuarios en el teletrabajo es clave para mantener a flote los principios de la compañía.

 En el primer foro “TELETRABAJO, UN CAMBIO DE VIDA, UNA NUEVA REALIDAD”

Miguel Gómez, presidente de FASECOLDA, explicó la distinción entre un modelo como el teletrabajo, el cual cuenta con el acompañamiento de las administradoras de riesgos laborales y de las empresas para adecuar los espacios de trabajo y el cual está bajo un mecanismo estricto y rígido, es distinto al modelo que se ha implementado en los últimos meses y que se da debido a la pandemia, que es el trabajo en casa, la cual es una flexibilización del trabajo que se hace en oficina y que es trasladado a la casa. Por lo tanto, agrega que en este punto debe haber una claridad en los detalles y cambios que se pueden ir corrigiendo sobre la marcha.

Señala que, de los 10 millones de trabajadores formales en el país, se estima que cerca de 690 mil están bajo una modalidad de teletrabajo. Reveló que las ARL han notado algunas consecuencias del trabajo en casa, como un aumento en los pies trinchados, golpes, cortaduras o quemaduras y de un serio problema con lumbagos y tensión muscular. Por último, dice que nuestro código laboral que, aunque ha tenido algunas reformas, es de 1950 y que es necesaria una pronta una actualización. También dice estar de acuerdo con propuestas como la desconexión, así como la gente tiene derecho a salir del trabajo.

Bruce Mac Master, presidente de la ANDI, considera que la situación que están viviendo miles de empresas y empleados no fue algo planeado, pero que se ha podido ver el resultado de una respuesta a una situación de urgencia, lo que ha permitido que se mantengan servicios, empleo activo y la parte misional de las empresas. Explica que desde el ANDI cerca de 600 mil personas pueden hacer trabajo remoto de manera permanente, ya que es un proceso en el que se viene trabajando desde hace al menos diez años.

Explica que hay trabajos en los cuales no se pueden trasladar a este modelo, pero que en esta coyuntura se van a definir cambios y será como un punto de inflexión, en el que tendremos oportunidades nuevas. Agrega que, para las ciudades grandes esto es una oportunidad potente en reducir traslados y capacidad de transporte masivo. “Esto va a cambiar muchas cosas, son muchas las oportunidades.”

 Apunta que ahora se plantean retos en las ARL, pensar en los aumentos de datos e internet y hasta en vez de entregar un auxilio de transporte, otorgar auxilios para el pago del internet. Otros de los desafíos están en materia laboral, derechos de trabajadores, eficiencia, productividad y desde el punto de vista jurídico.

Camilo Gómez, vicepresidente Promoción y Prevención, POSITIVA Cía de Seguros, considera que desde la tercera revolución industrial se viene hablando del teletrabajo y de los beneficios que este representa. Agrega que Colombia es un país líder en la región en esta materia, pero que con las dinámicas actuales y con la legislación que se tiene no es suficiente para que se afiancen las obligaciones entre empleador y ARL. Señala que, desde POSITIVA, donde hay más de 2.500.000 trabajadores y 415 mil empresas, con un universo de compañías que en su mayoría micro, pequeñas y medianas, representan unos retos importantes asociados a implementar una tecnología correcta para desarrollar el trabajo en casa.

Desde POSITIVA, dice que en 2019 se llegó a entregar herramientas de formalización y capacitación a mas de 50 mil trabajadores y que hasta el momento se tiene una cobertura total de 250 mil trabajadores bajo estas nuevas modalidades. Por lo tanto, dice que la articulación de herramientas tecnológicas, entidades locales y capacidad de desarrollar habilidades en los trabajadores es importante para implementar modelos como el trabajo en casa.

Otros datos que revela es que se ha identificado una reducción superior al 50 por ciento en los accidentes laborales, así como una reducción en el ausentismo al trabajo. Sin embargo, apunta que uno de los puntos en los que se tienen que enfocar es trabajar en los altos niveles de ansiedad de los trabajadores. También dice que el equilibrio entre la vida laboral y los espacios con la familia son importantes cuando se hace teletrabajo.

Carolina Durán, secretaria de Desarrollo Económico SDDE, considera que estas nuevas modalidades de trabajo son una oportunidad ante la adversidad “Es una nueva realidad a la que nos debemos adaptar de manera permanente. Vamos a coexistir con el virus, por ahora esta es nuestra nueva realidad, esta virtualidad, que nos ha permitido pese a las dificultades y del impacto de esta coyunta a la economía, estar productivos” dijo frente a las oportunidades y ventajas que se han tenido con el teletrabajo.

Explica que una de las preocupaciones del Distrito es el aumento de las horas de trabajo de las personas que están haciendo trabajo en casa. Dice que a través de unos aplicativos pueden medir la cantidad de horas y de tiempo que gasta un empleado frente al computador o en determinada actividad laboral. “Hay muchos aplicativos que permiten ver componentes de inteligencia artificial y la capacidad de estas herramientas de ir más allá. Esto puede ser miedoso, nos da información importante, pero es una invasión a la privacidad.”

 Juan Manuel Villa, presidente de Colpensiones, en su ponencia hizo referencia a los retos que se han enfrentado desde los fondos de pensiones durante la pandemia del coronavirus; dijo que los cambios en adecuar la entidad y no descuidar la conexión con los usuarios está dentro de los retos. Agregó que hasta el momento es el único fondo en atender las solicitudes de pensiones totalmente en línea y se ha adecuado el sistema como una especie de sede electrónica en la que los usuarios pueden hacer solicitudes desde sus casas.

También hizo referencia a una encuesta realizada por Colpensiones a sus más de 2 mil trabajadores para medir la forma cómo se han sentido y desarrollado sus labores desde la casa. Dijo que el 92 por ciento de los encuestados tiene facilidad para trabajar y que el 91.3% dijo que ha sentido que hacer teletrabajo ha traído beneficios y cosas positivas para sus vidas.


Segundo panel

Karen Abudinen, ministra de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, explicó los avances que ha tenido el gobierno y el Ministerio en materia de conectividad y de mejora en la cobertura. Frente al acceso a internet, dijo que hoy el 52 por ciento de los ciudadanos ya tiene acceso a alguna red en algún punto del país. Por lo tanto, dice que ahora el reto es poder llegar al resto de la población y que para lograr ese objetivo se ha implementado un “plan de choque” con el fin de llegar a más hogares en las zonas más apartadas del país, y que se les garantice el desarrollo de actividades enmarcadas en el teletrabajo o en el estudio en casa. Mencionó algunos programas como la posibilidad de que 500 mil personas de estratos uno y dos puedan tener acceso a internet subsidiado, lo que significa que el Estado paga un subsidio cercano a los $40 mil pesos. Además, de los planes de llevar conectividad a las zonas más apartadas en la Guajira y Arauca en un plazo de 60 días.

En cuanto a programas a mediano y largo plazo, habló de la subasta del espectro, la cual va a permitir seguir conectando al país y poder llegar a más de 3.650 localidades de todo el territorio nacional. Agrega que esta subasta cumple un papel fundamental para el desarrollo de una política pública de teletrabajo.

 Ignacio Gaitán Villegas, gerente General de INNPulsa Colombia, expuso que uno de los ejes de transformación que se deben impulsar son mejorar las plataformas de calidad, las cuales permitan que el trabajo en caso se pueda hacer de manera integral. Señala que la planeación y el acompañamiento eficiente es necesario para el desarrollo de nuevas plataformas que permitan que la demanda de capacidad en conectividad sea mejor. Frente a propuestas como un subsidio para el pago de servicios de internet a las personas que hacen teletrabajo, dice estar de acuerdo, ya que las personas no deben seguir asumiendo esos gastos.

Juan Pablo Jiménez, vicepresidente para América Latina y el Caribe de CITRIX SYSTEMS, resaltó que uno de los grandes retos que se tienen en la región frente al teletrabajo es dejar de medir la productividad por las horas que pasa el empleado trabajando y empezar a medirlo a través de los resultados que produzca. Agrega que los modelos e indicadores de gestión tienen que cambiar, para determinar si el trabajador está o no cumpliendo con sus objetivos con el trabajo desde casa. Por último, señala que la tecnología que se tiene hoy es abundante y que el cambio debe estar es en la transformación humana.


Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir