ONU

¿Irritación o falta de sensibilidad desde el gobierno?

Panelistas consideran que hay irritación del gobierno con la ONU; otros señalan que hay estrategia para ver desde lo negativo lo que dice el gobierno.

Esta noche en Hora 20 un debate para analizar las palabras de la ministra del Interior en referencia al asesinato de líderes sociales; también un análisis al informe entregado por la ONU sobre derechos humanos en el país. Además, una mirada a la polémica de la JEP al declarar amnistiable una tentado en 2006. 

 

Ha causado polémica en las últimas horas las declaraciones de la ministra del Interior, Alicia Arango, cuando señaló que "Aquí mueren más personas por robo de celulares que por ser defensores de derechos humanos”; también dijo que de los 12.577 asesinatos registrados en 2019, SOLO 107 fueron de líderes sociales. La ministra ha dicho que se mantiene en sus declaraciones y añadió “¿Por qué todos chillan por los líderes sociales y no por otros muertos?” Intentando explicar que en el país hay un gran número de muertos que no se les ha dado el pésame y añade que el gobierno sigue comprometido con la seguridad de los líderes sociales.

Según la Defensoría del Pueblo, en 2019 fueron asesinados 118 líderes sociales y según Indepaz, durante enero de 2020 fueron asesinados 27 líderes.

Michel Frost, el relator de Derechos Humanos de la ONU, señaló que las declaraciones de la ministra son “irresponsables”, especialmente cuando vienen de un funcionario del alto gobierno o de algún congresista.

Esta polémica se genera cuando el relator de DD.HH presenta en Ginebra, Suiza el informe sobre la situación humanitaria en el país. El documento señala como principal eje, que Colombia es el país de América Latina con mayor número de defensores asesinados y un aumento en las amenazas a líderes. Hace énfasis en que es preocupante la estigmatización, criminalización hacia los líderes y los altos niveles de impunidad que se ubican en el 95%. También señala que no ve una estrategia por parte del gobierno de Iván Duque que busque proteger la vida de los líderes sociales.

El informe pone el foco en las zonas rurales y zonas de conflicto, lugares donde más se registran este tipo de crímenes; también señalan las actividades más peligrosas; como lo son la defensa por el medio ambiente, el acceso a tierras y la defensa por comunidades afro y étnicas.

Después de las críticas del presidente Duque al informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, diciendo que las recomendaciones eran una “injerencia en los asuntos internos.” La Cancillería se pronunció sobre el nuevo informe de la ONU diciendo que este documento “no refleja objetividad e integridad” dicen que Colombia reconoce el papel de la ONU para los derechos humanos, pero señalan que es necesario enfatizar que los relatores cumplan con su función.

 

 

 

Cargando