Protestas Colombia

¿Qué pasó en el sur de Cali el 9M?

Colombiacheck analizó 68 videos, entrevistó a 7 personas y revisó un chat de un frente de seguridad de los vecinos para reconstruir los hechos.

Foto de referencia, protestas en Colombia /

El día de la Madre de 2021, domingo 9 de mayo, cuando el país ya completaba 12 días de paro nacional y Cali vivía las consecuencias de bloqueos en todos los puntos cardinales de la ciudad, una “batalla” se libró en el extremo sur de la capital del departamento del Valle del Cauca.

Algunos habitantes del barrio Ciudad Jardín, del corregimiento de Pance, y la vereda La Viga, se enfrentaron a un grupo de indígenas, pertenecientes al Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC, que habían llegado a Cali el 3 de mayo, movilizados en apoyo al Paro Nacional y permanecían instalados en la sede Meléndez de la Universidad del Valle, en el sur de la ciudad.

Ese día, también, varias decenas de miembros de la Minga estaban viajando desde el departamento del Cauca hacia Cali para reforzar y abastecer de alimentos a sus compañeros que ya se encontraban en la ciudad.

El saldo final del caos: ocho indígenas heridos, de acuerdo con el reporte entregado por la secretaria de Salud de Cali, Miyerlandi Torres, en este video difundido a través de Twitter el 9 de mayo a las 5:37 p.m.

De acuerdo con la funcionaria, tres de los heridos llegaron con lesiones graves, entre ellos, la joven lideresa del CRIC Daniela Soto, de 22 años, quien se encuentra en delicado estado de salud tras recibir un disparo en el abdomen. Los cinco heridos restantes fueron atendidos por lesiones leves, de acuerdo con la funcionaria.

El CRIC, por su parte, reportó 12 heridos, cuatro de ellos de gravedad.

Entre los daños materiales: dos vehículos quemados, propiedad de vecinos de la zona de la calle 127, otros con vidrios rotos en el sector de la avenida Cañasgordas entre las carreras 114 y 116 y daños en la portería del conjunto residencial Solares de Pance II, así como daños a otros tres vehículos dentro de esa unidad.

Lo que chequeamos

Horas después de que ocurrieran los hechos, en redes sociales y cadenas de mensajería privada empezaron a circular publicaciones con acusaciones apresuradas y descontextualizadas sobre la situación de ese día, varias de las cuales se hicieron virales.

En Colombiacheck recibimos varias veces en nuestro chat de WhatsApp (+57 322 8523557) un video en español y en inglés en el que se ve, desde un dron, a un grupo de indígenas entrando con un camión a un conjunto residencial y lanzando piedras. Este material se ha usado para presentar a los mingueros como “terroristas”.

La versión en inglés del video simula ser una noticia internacional: incluye una cortinilla de noticiero con la frase "breaking news" (noticia de última hora), música de este tipo de programas y un banner en el que se señala a los indígenas de ser integrantes de la guerrilla. "Colombia está siendo aterrorizada por miembros del grupo terrorista FARC y ELN disfrazados de indígenas o mingas", dice.

La descripción en voz en off es la misma para las versiones en inglés y en español:

Miren, señores, esto es Cali, Colombia. Nos llegan estos videos donde los supuestos indígenas de la Minga en marchas supuestamente pacíficas entrándose a los conjuntos en el sur de Cali. Eso es lo que mal llaman ellos marchas pacíficas. La gente que defiende los derechos humanos y que dice que la Policía y el Ejército les está disparando indiscriminadamente es totalmente falso. Entran a los conjuntos a agredir dañando el bien privado con armas no convencionales, con armas de fuego entrando al pobre vigilante que estaba haciendo su trabajo. El pueblo dañando al pueblo, tratando de entrarse a los conjuntos, vean cómo rompen las camionetas que estaban escudando únicamente la propiedad privada.

Esta es la Minga, señores, esta es la Minga. Todos encapuchados, todos violentando el bien de la gente. Es muy triste esto, muy triste. Entran en camiones, en grupos de a 100, 200 personas y contra la población civil. Apenas se dan cuenta que los estaba grabando el drone de la vigilancia del cuadrante, empiezan a botarle piedras y una vez se dan cuenta de que con piedras no lo van a alcanzar, empiezan a hacer disparos al aire.

Esa es la Minga, la gente pacífica, la gente indígena que tanto dice que no pasa nada, que dicen que los están es ultrajando a ellos.

La versión en español de este video fue publicada por el representante a la Cámara por el Valle del Cauca y miembro del Centro Democrático, Cristian Garcés, quien anotó en la descripción:

"Colombianos, abran los ojos, miren cómo indígenas violentos atacan un conjunto residencial. Exijamos que el Estado les congele los recursos públicos hasta que respeten la propiedad privada, unámonos para deslegitimar esa falsa reclamación de derechos a través de la violencia".

Así mismo, en la mañana del 10 de mayo el excandidato a la alcaldía de Bogotá por el Centro Democrático, Miguel Uribe Turbay, publicó un video en el que una mujer señalaba que los indígenas estaban armados con "palas y armas" y que estaban disparando. "Indígenas armados en camionetas de alta gama sin placas, destruyen Cali y atacan y atemorizan a sus ciudadanos. No podemos legitimar esta violencia. Lo que están haciendo no es justificable. #MarchasSiBloqueosNo", escribió en su trino.

A estas publicaciones se suma un comunicado, del 9 de mayo, en el que la Policía Metropolitana de Cali mencionó, entre varias afirmaciones, que “en videos allegados, se logra observar a los indígenas que se dispersan por los conjuntos residenciales, generando disparos con armas de fuego e incitando al terrorismo [y] realizando de igual forma saqueos a casas y apartamentos del sector”.

El pasado 25 de mayo, el representante a la Cámara César Pachón publicó este video con una reconstrucción sobre lo ocurrido en el sur de Cali.

Varios de nuestros lectores nos pidieron verificar lo ocurrido en el sur de Cali, por lo que durante tres semanas buscamos y analizamos 68 videos, entrevistamos a siete personas y revisamos el chat de un frente de seguridad de vecinos del sur de Cali

Así concluimos que, primero, los indígenas no estaban intentando entrar a conjuntos residenciales para atentar contra la propiedad privada o hacer saqueos, sino para perseguir a personas que les dispararon en varias oportunidades, pues la Minga fue atacada tanto con armas letales como con armas traumáticas.

Segundo, de los más de 60 videos que revisamos solamente en uno, grabado afuera de la unidad residencial Las Garzas, pudimos observar lo que parecía (no podemos asegurar que así sea) un arma de fuego disparada por uno de los indígenas que se subió a la camioneta Cherokee, que luego fue quemada. En los videos restantes que analizamos no vimos a ningún indígena armado o disparando.

Tercero, la desinformación jugó un papel importante en los hechos de ese día: alentó a los vecinos del sur de Cali a bloquear la entrada de los indígenas del CRIC y generó pánico entre muchos de ellos.

Frente al video difundido por Pachón, el congresista acierta en parte de la reconstrucción, pero comete un error al señalar que el dueño de uno de los carros quemados (la camioneta Cherokee plateada o gris) era la misma persona que había disparado contra los indígenas frente a la portería de la unidad residencial Las Garzas momentos antes y quien aparecía portando armas frente a la panadería El Molino. En esta reconstrucción pudimos comprobar que no fue así. Esta persona sí estaba frente al conjunto Las Garzas, pero no era quien disparaba. Y aunque su ropa se parecía a la de una persona armada en la zona de Ciudad Jardín, no era la misma.

En la reconstrucción de los hechos, identificamos 7 puntos geográficos clave para entender por qué los vecinos salieron a bloquear la entrada de los indígenas a Cali, en qué zonas hubo conflicto entre indígenas y las personas que estaban vestidas de camisetas blancas y por qué los mingueros llegaron a las unidades residenciales. De click en cada punto para acceder al relato.

El Castillo- Jamundí

Alrededor de las 10:00 a.m. un rumor empezó a circular por los grupos de WhatsApp de Jamundí hasta el sur de Cali. Un audio se propagó asegurando que indígenas estaban a punto de irrumpir en las unidades residenciales del sector.

Colombiacheck tuvo acceso a este audio en el que se pedía, entre otras cosas, salir a bloquear con camionetas las vías para que las chivas con indígenas no pasaran. “Los que tengan vehículos blindados o vehículos grandes, así tipo Toyota, doble cabina, así...”

La confusión se generó cuando un vehículo tipo chiva pidió ingreso a la ciudadela El Castillo, para dirigirse en concreto al conjunto Azucenas del Castillo, en Jamundí y entregar un mercado. Aunque en la chiva solo viajaban tres personas, que no hacían parte del desplazamiento de mingueros hacia Cali, los vecinos de esa urbanización no las dejaron ingresar aduciendo que los indígenas pretendían tomarse el lugar, y la confusión y los mensajes de pánico siguieron creciendo vía chat.

Sin embargo, el lunes 10 de mayo se conoció un comunicado de la administración de Azucenas del Castillo en el que se aclara que en efecto dicho vehículo sí transportaba víveres para una familia habitante del conjunto.

Estas imágenes del video del incidente de El Castillo también circularon en grupos de WhatsApp de los frente de seguridad de los vecinos del sur de Cali y los alentó a bloquear la avenida Cañasgordas. "Ese día arranca diciendo alguien en los grupos que tenemos en WhatsApp que en El Castillo están haciéndole bloqueo para no dejar entrar las chivas con comida para los indígenas que están acá en la zona. Entonces dijimos: ve, me quito el sombrero, unos tenaces. Eso era lo que había que hacer. Nosotros no tenemos comida, pues ellos tampoco", le explicó a Colombiacheck Martha Atehortúa, coordinadora del Frente de Seguridad de La Viga.

Lo que también se viralizó en redes sociales fue un trino que publicó la senadora del Centro Democrático María Fernanda Cabal, a las 12:23 p.m. de ese 9 de mayo, con un video a la salida de Jamundí con el mensaje: "Indígenas del Cauca requisando a ciudadanos en Cali. Eso sí, nadie puede requisar las chivas (buses) donde se transportan; así tengan armamentos o explosivos. #LiberenACali ⁦@FiscaliaCol⁩ ⁦@PGN_COL⁩ ⁦@DefensoriaCol⁩ ⁦@MisionONUCol⁩ ⁦⁩ ⁦@CIDH".

Puente de La Viga sobre el río Jamundí

Este es el primer punto de bloqueo que se estableció en la avenida Cañasgordas en la entrada a Cali. Allí empezaron a llegar vecinos del sector conocido como la vereda La Viga, del corregimiento de Pance, una zona en la que se ubican varios conjuntos residenciales de tipo campestre. Eran alrededor de las 12:15 del mediodía de ese 9 de mayo de 2021.

Pocos minutos después de que este bloqueo se iniciara, a ese punto llegó el representante a la Cámara por el partido de la U, John Jairo Hoyos, quien nos aseguró: "Yo estaba por el sector del puente de La Viga, pues ese día estaba visitando a un familiar que vive por la zona y cuando escuché que con un megáfono convocaban a los vecinos a salir: 'por favor, vecinos, salgan a apoyar'. No recuerdo bien qué más decían, era un llamado como para proteger la unidad. Y yo estaba con mi esposa y ella me dijo: 'Vea que hay que salir' y entonces yo salí, pero le pedí a ella que se quedara".

Hoyos agrega: "Llegué muy rápidamente al puente, y lo que me encuentro es que había un grupo de personas y unos seis o siete vehículos bloqueando a lado y lado el puente, y habían dejado un espacio de un carril como para que pasaran los carros. Controlaban el paso con una cuerda que tenían dos personas en cada extremo del puente. Era en todo caso, una barricada improvisada. Yo llegué a pie".

Justo en ese bloqueo es en el que se genera el principal detonante de la confrontación que tendría lugar unos kilómetros más adelante. Las personas de camisetas blancas impidieron el paso del consejero de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN), Harold Secue, quien viajaba desde Santander de Quilichao a Cali. Esto desencadenó la salida en esa dirección de varios indígenas que estaban en la Universidad del Valle en su rescate.

"Llega un carro de la guardia indígena de los del CRIC con bandera del CRIC. 'No, no puede pasar, devuélvase que no estamos dejando pasar'. Entonces el señor baja la ventana, su carro tiene la placa alterada. Y entonces un señor le dice: 'Mire, piense en los campesinos, se le está dañando la cosecha'. Ellos no nos contestan nada. Suben la ventana, dan la vuelta y se parquean como hacia el puente de La Viga", narra Martha Atehortúa.

Del mismo momento, Hoyos asegura: "Era una camioneta Duster de color gris oscuro, la detuvieron y allí venían tres indígenas, al parecer que estaban identificados como del CRIC, y entonces ellos fueron un poco más agresivos con esas personas, sin causar daño ni nada, pero se notaba la situación... Claramente los que venían en el carro se asustaron y no se quisieron bajar. Yo me arrimé y les dije 'mire esta agresividad, esta gente va saliendo, déjenlos salir'. Pero estaban muy animosos y resultó entonces que a ese carro le atravesaron una camioneta de platón grande y entonces ese carro quedó atrapado allí en el puente. Eso era como la 1:30 p.m. de la tarde".

De acuerdo con el consejero de la ACIN, Harold Secue, "a la altura del río Jamundí, sobre el puente, cuando iba subiendo estaban llegando en ese preciso momento varios ciudadanos vestidos de camisetas blancas con camionetas y le estaban tapando las placas en ese momento. Seguidamente al ver que yo era un indígena que iba en una camioneta que llevaba la bandera del CRIC, me señalaron y me dijeron: 'A usted no lo dejamos pasar porque son ustedes los que nos tienen secuestrados'. Y entonces yo les digo: 'No hay problema, yo me quedo aquí, vengo preparado logísticamente para quedarme o si puedo hasta me devuelvo'".

Luego, según narra Secue, "cuando me iba a devolver, se hicieron adelante. Entonces pusieron otra barricada, cuatro camionetas sobre la vía y me dijeron: oríllese. Entonces a lo que nos orillamos, me colocan una camioneta adelante, otra camioneta cuatro puertas de platón a mi lado izquierdo y otra detrás. Entonces quedé totalmente bloqueado".

Además de esto, dice que mientras estaba encerrado entre las camionetas, las personas de camisetas blancas "lo que hacen es insultarme diciéndome que nosotros los indígenas no éramos de Cali, que debíamos salir de inmediato y le pegaban a los vidrios de la camioneta. En un momento llegaron y me dijeron: 'Bájese indio de allí que de aquí usted no sale vivo. Lo vamos a picar', me dice uno de los ciudadanos de camisetas blancas".

Estos momentos fueron grabados tanto por las personas que estaban bloqueando el paso de los indígenas, quienes los compartieron en grupos de WhatsApp con sus vecinos, como por el consejero Secue y sus acompañantes.

En cuatro videos de ese momento pudimos verificar que, pese a que Secue y sus acompañantes, en un primer momento, dan la vuelta sobre el puente y tienen tránsito libre para devolverse hacia Jamundí, deciden estacionarse. Posteriormente son bloqueados por varios vehículos sobre la baranda del puente del río Jamundí.

Los carros que bloquearon el paso de Secue tenían las placas cubiertas. El carro del consejero de la ACIN tenía alterada la placa trasera, pero la del frente era legible.

Frente al cuestionamiento que se ha hecho sobre por qué las placas de los carros que participaron en el bloqueo de la Minga indígena estaban tapadas, Martha Atehortúa asegura que se hizo más por una medida de seguridad, "pues porque la primera vez que salimos con un montón las placas destapadas, nos buscaron el dato y sabían en donde vivíamos y solo con las placas empezaron a amenazarnos".

Encontramos otro video en el que se evidencia que las personas del sur de Cali que bloquearon a La Minga tenían las placas tapadas.

Atehortúa se refiere al episodio del 4 de mayo acaecido en la carrera 100 con 13, una de las entradas al barrio Ciudad Jardín, que permanece bloqueada desde el pasado 28 de abril y en donde ese día se reunieron algunos vecinos del barrio para pedir a los manifestantes el desbloqueo de la vía.

Finalmente, Secué llama a algunos de los miembros de la Minga que están en la Universidad del Valle para que vengan a rescatarlo de este escenario. Las llamadas quedan registradas en los videos.

"Estuve alrededor de 45 minutos sin informarle a nadie. Pero en vista de que las agresiones continuaban e intentaban como sacarme de la camioneta, vi las cosas complicadas. Entonces llamé al Defensor del Pueblo del departamento del Cauca, le coloqué la novedad. Seguidamente llamé a derechos humanos Cali. También informé a mis autoridades (...) a un grupo de WhatsApp que son de autoridades de la Minga", dice Secué.

Glorieta de Ciudad Jardín. Carrera 10

Este es el primer punto de la confrontación entre los mingueros que iban a buscar al consejero Secue y a sus acompañantes. En este sector, del barrio Ciudad Jardín es en donde ocurren las primeras agresiones físicas y disparos contra la Minga.

“Cuando la información [sobre la retención del consejero] salió, lo primero que salió [de la universidad] fueron las camionetas. Iban 15 guardias y yo como comunicador. Dieron una vuelta para evitar el bloqueo y caerles por detrás a los que tenían retenido a Harold Secue”, explica Yamilk Sánchez, comunicador del Consejo Indígena Regional del Cauca.

Cuando parte de esta comitiva pasaba por la rotonda de Ciudad Jardín, se presenta una confrontación. Colombiacheck encontró cuatro videos (1, 2, 3 y 4) de diferentes ángulos de estos hechos, en los que se ve que un hombre de blanco detiene a una camioneta de platón en la que van miembros de la Minga, dispara al aire, patea y amenaza con un arma de fuego a varios de ellos, quienes responden ocultándose o sacando machetes para confrontarlo.

En uno de los videos se ve que en medio de la confrontación un automóvil Mazda 2 blanco atropella a uno de los indígenas en ese punto y huye del lugar.

Posteriormente, se ve en una grabación que un indígena lanza un juguetón, que es una especie de cohete que se usa para hacer ruido, sobre la vía.

Es importante tener en cuenta que la glorieta de Ciudad Jardín está ubicada a solo 170 metros de la Panadería El Molino y del Clinicentro Colsanitas, en donde varias personas grabaron cuatro videos en los que se ve a cinco hombres armados y con camionetas sin placas.

Según Google Maps, llegar de un lugar al otro en automóvil no toma más de un minuto en carro y dos a pie.

También se debe recordar que cuatro días atrás se había presentado otro momento de tensión entre habitantes de esta zona y jóvenes que estaban bloqueando la vía. En una de las grabaciones de los hechos del 5 de mayo de 2021 se vieron camionetas cruzadas en la vía, así como un hombre, identificado como el edil de la Comuna 22, Carlos Andrés Betancourt, quien aseguró: “Nosotros somos gente de paz... Aquí hay 25.000 armas, 25.000 armas en la comuna...¡Armas! Y nosotros no las estamos usando, pero si nos toca…”, el episodio quedó registrado en este video que se hizo viral.

Avenida Cañasgordas entre carreras 114 a 118

Una vez que los mingueros procedentes de la Universidad del Valle logran superar el ataque de la glorieta de Ciudad Jardín, el grupo de camionetas y chivas de la Minga llega al sector de las unidades residenciales Jardín de Pance I y Portal del Alferez, ubicadas en la avenida Cañasgordas entre carreras 114 y 118. Y allí, de nuevo, por la calzada norte, hay una confrontación con personas de la zona. "Van subiendo hacia el Inter de la María", dice uno de los autores de un video.

En cinco videos que fueron tomados desde los conjuntos residenciales de este sector se ve cómo de una de las chivas descienden varios de los mingueros y hay una confrontación entre un vecino, de camiseta verde, y varios indígenas. En reacción, los indígenas dañan los vidrios de varios vehículos, que están ubicados a un costado de la Cañasgordas, en dirección norte - sur y golpean al hombre.

La misma escena fue grabada por otra vecina desde más lejos y se escucha el sonido de cinco explosiones.

Sobre la confrontación en este sector, el consejero Secue asegura que “es allí donde se caldean los ánimos porque otro ciudadano mayor de edad coge a un guardia y le rasga el cuello con sus uñas. Entonces inmediatamente ahí se forma la pelotera en defensa, la Minga se defiende y también persigue al agresor”.

En otros de los videos se ve cómo varios mingueros se van en contra del hombre vestido con una camiseta verde, en el separador de la Cañasgordas, y poco después este hombre cae al suelo y se retuerce en gestos de dolor. A un costado de la vía aparece luego una patrulla motorizada de la Policía que observa el hecho. Se puede ver cuando un indígena lanza por lo menos un juguetón.

En otras imágenes se ve al hombre de camiseta verde alejándose de los indígenas con ayuda de un agente de Policía.

Minutos después el hombre, con la cabeza ensangrentada, grabó un video en el que decía que los indígenas lo habían golpeado con una piedra. “Van para allá, pero mucha gente. Así que prepárense. Yo pues no tengo armas, pero me amenazaron con machetes y todo”.

Luego de los hechos, otro vecino del sector graba un videoen el que se ve que varias de las camionetas que iban por la Cañasgordas con 116 quedaron con los vidrios rotos.

Todas estas imágenes circularon (alrededor de las 2:15 de la tarde) en el grupo de WhatsApp de vecinos del sector al que Colombiacheck tuvo acceso y aumentó el nerviosismo entre sus integrantes. "Más evidencia que este video, cómo con bolw (sic) día quieren tener el control de la ciudad", "Por favor necesitamos unirnos todos tenemos que bloquear las entradas con carros y gente aquí estamos (sic)", "Necesitamos a la policía también (sic)", "Súper Inter, Icesi , Terpel, Riverita, por todos los lados debemos bloquearlos", escribían algunos vecinos en el chat.

Posteriormente, en un Facebook Live transmitido por el CRIC, una integrante de la Minga habla de los supuestos rasguños propinados por el hombre de camiseta verde y muestra cómo quedó su cuello, información que no se compartió entre los vecinos.

"Acabábamos de llegar a ese sector, a un punto de aquí de Cali. Nos encontrábamos con una compañera. Ella estaba intentando que no nos agredieran. En ese momento un señor ya de edad la pateó varias veces y a mí me cogió de atrás para defenderla y me aruñó (sic)", dijo una mujer presentada por Yamilk Sánchez como una de las comunicadoras del CRIC.

Avenida Cañasgordas con carrera 127, sector conocido como La María

Este es el punto en el que se produce la mayor y más violenta confrontación entre algunos miembros de la Minga indígena que iban hacia La Viga, unos kilómetros más adelante, en búsqueda de Harold Secue, y las personas vestidas con camisetas blancas.

Mientras los indígenas estaban en este sector se estableció un nuevo bloqueo por parte de los habitantes, para evitar así que los vehículos en los que llegaban en apoyo del consejero Secue pudieran pasar hacia La Viga.

El congresista Hoyos llega al lugar y relata: "Cuando llego a la 127 empieza la balacera. Eso es justo en la zona de la iglesia María, y lo que yo veo es que, de esa calle que sube por la iglesia y el supermercado Super Inter, viene la balacera. Los indígenas ya habían llegado en varias chivas y yo los veo que empiezan a tirarse y a correr, se bajan de las camionetas a cubrirse con las camionetas y algunos corren hacia la vía de donde vienen los disparos".

Entre tanto, Ana Rodríguez, una de las vecinas de Pance, que esa tarde participó del bloqueo, asegura que a eso de las 2:20 p.m. “nosotros teníamos un cordón humano sobre ese cruce y agarrados de las manos nos hicimos sobre el semáforo de la iglesia La María, en ese momento yo vi las chivas, llegaron dos chivas de manera muy agresiva. Llegaron de entrada tirándonos cohetes a la cara, de hecho, me quemaron un brazo. Se bajaron muchísimos, eran muchísimos, se bajaron todos esgrimiendo sus machetes y empezaron a hacer sonar sus machetes contra el pavimento y uno de ellos me puso el machete en el pecho y me dijo que si me iba a hacer cortar las manos”.

Es en ese momento empiezan a escucharse disparos y se desata el caos que lleva a que varios mingueros resultaran heridos; según la Secretaría de Salud de Cali, ocho personas, según el CRIC, 12.

En una transmisión en vivo publicada por el CRIC, que se inició a las 02:21 de la tarde, se ve que hay una discusión entre los mingueros y las personas de camisetas blancas sobre la cebra del semáforo de la 127. Minutos después se escuchan disparos. Algunos indígenas se cubren agachándose y detrás de camionetas, otros corren hacia la zona de donde parecen provenir los disparos.

“La Policía está disparando, alerta, alerta. La Policía está disparando”, dice Yamilk Sánchez, quien graba el video. Mientras los mingueros corren detrás de quienes les disparan, se siguen escuchando disparos.

Además, en uno de los videos grabado por una de las personas de camiseta blanca se puede ver el mismo enfrentamiento entre los indígenas y los vecinos, también que en donde están los indígenas explota lo que parece ser un juguetón y se empiezan a escuchar disparos que parecen originarse en la zona donde están las personas con camisetas blancas.

“Yo vi clarito que tanto policías como gente de blanco disparaban para acá”, le dijo a Colombiacheck el comunicador indígena Yamilk Sánchez.

“Cuando empiezan los disparos lo que nosotros hacemos es hacernos delante de una camioneta blindada que es de la Unidad de Protección. Esa camioneta estaba en toda la intersección del semáforo. Entonces allí nos defendimos y las ráfagas de fusil salieron de donde estaba la Policía. La Policía estaba por ahí, yo le calculo máximo a unos 200 metros porque patente se veía la barricada que hizo la Policía, de allá salen los disparos. Lo que nosotros analizamos y pudimos ver es que los hombres de las camisetas blancas en camionetas una vez hicieron los disparos allí, se fueron hacia donde estaba la Policía y se metieron allá algunos”, recuerda Secue.

Según nos explicó el consejero, que para ese momento ya había logrado salir del bloqueo porque varias de las camionetas que le impedía moverse se habían trasladado al semáforo de la 127, que está a cuatro minutos del puente de La Viga, la confrontación se “produce porque un ciudadano en una camioneta disparó en contra de la multitud que iba en las chivas y la multitud al ver que le disparan, lo que hacen es tirarse de las chivas y perseguir al agresor para detenerlo”.

Según el relato de Ana Rodríguez, “ellos empezaron a decir que nos rodearan y efectivamente nos rodearon y se fueron en contra de una camioneta que estaba allí y empezaron a patear la camioneta, le tumbaron los espejos y cuando la camioneta arrancó, ellos se fueron detrás y le empezaron a disparar a la camioneta. Recibió tres impactos de bala, hechos por la Minga y de ahí en adelante lo único que le puedo decir es que se armó una balacera horrible. Yo corrí hacia mi carro y me atrincheré allí”.

En los 14 videos que analizamos en este punto, no se ve a ninguno de los mingueros con armas de fuego; sí con piedras, bastones de mando, escudos improvisados, machetes, palos y juguetones.

En un video, en cambio, sí se ve a una persona vestida de camiseta blanca disparando hacia la Minga en presencia de un Policía y varias camionetas que emprenden la huida hacia la Carrera 127.

En las imágenes también se puede ver que varios de los mingueros se bajan de las chivas cuando se escuchan los múltiples disparos que vienen de la zona en donde estaban la Policía y los vecinos del sector que disparan.

En otros de los videos se ve a los indígenas cubrirse de los disparos detrás de camionetas de la UNP y las suyas. Hay que aclarar que encontramos otro video grabado desde el mismo ángulo del video que compartió Miguel Uribe y que es objeto de esta verificación. Las mujeres autoras de las imágenes señalan que los indígenas están armados y disparando. Pero aunque se ve que un indígena tiene cubierto algo con una tela negra, no se puede determinar que se trate de un arma. En ninguno de los dos videos se ve qué tiene cubierto y no se evidencia que esté accionado algo, solo se esconde.

En otro video se ve que los indígenas corren para trasladar a dos de sus heridos hacia la zona de la iglesia La María.

En este audio, hecho por una vecina de Pance y quien estaba presente en la 127 en el momento de la balacera, se nota el pánico que se desató en medio de la violenta situación.

Carrera 127 y unidad residencial Las Garzas

La unidad residencial Esquina de Las Garzas está a un minuto en carro y cinco minutos a pie del semáforo de la 127, donde ocurrieron los disparos contra la Minga. En el trayecto de un lugar a otro, como ya dijimos, se produjo la quema de dos vehículos por parte de un grupo de mingueros.

En la primera transmisión en vivo hecha por Yamilk Sánchez, del CRIC, se ve que los indígenas corren en dirección al conjunto Las Garzas persiguiendo a quienes les estaban disparando y se protegen detrás de árboles y automóviles. Durante todo el tiempo que los indígenas recorren la carrera 127 se escuchan disparos.

Al final de la transmisión, alrededor de las 2:41 de la tarde, los mingueros están en la intersección entre la carrera 127 y calle 16a (parte norte), a unos 130 metros de la entrada del conjunto Las Garzas. Ya ha pasado la balacera y algunas personas piden Isodine para curar sus heridas.

Sin embargo, uno de los mingueros señala que hay dos carros frente al conjunto las Garzas que no se quieren ir. "Ese carro blanco que está se parece al (inaudible). Ese carro blanco no se quiere mover, dice", dice una mujer de la Minga. Y el grupo comienza a caminar hacia la portada de Las Garzas, pero otros compañeros les dicen que se devuelvan.

Cuando se inicia la segunda transmisión del CRIC, a las 3:02 p.m, los indígenas caminaban de nuevo hacia el semáforo de la 127, pero muestra en vivo que los están atacando de nuevo y se resguardan tras una ambulancia (que también se vio en en el semáforo de la 127 en la transmisión del representante Hoyos) mientras persiguen a los agresores hacia Las Garzas. Se ve que los indígenas tiran algunos juguetones. También que uno de los mingueros resulta herido por los disparos.

En un video grabado por uno de los agresores, quien viste camisetas blancas, sobre la carrera 127 con calle 16a (parte sur), se ve a por lo menos a cuatro hombres en camionetas disparando contra los indígenas. “Mírelos, mire a los del CRIC allá (...) Esperate que cogieron a los de la camioneta. Se le montaron a la camioneta. Montate que nos llegaron, nos llegaron. Me quedé sin balas. Se le montaron al de la camioneta blanca. Aquí no hay salida”, dice el autor del video mientras conduce y dispara con un arma. En el video también se escucha la sirena de la ambulancia pasando por el lugar.

Colombiacheck pudo identificar que el arma que sostenía el hombre que grabó el video era traumática.

La camioneta blanca a la que se refieren los hombres del video es la que aparece en un video de Noticias Caracol en llamas, tomado desde uno de los helicópteros que patrullaban el lugar.

En la segunda transmisión del CRIC se escucha y se ve el momento en que los indígenas alcanzan dicha camioneta. Algunos piden quemarla y otros opinan que no hay que hacerlo. "No, no la quememos. Hay que verificar la alarma", dice uno de los mingueros.

En la transmisión en vivo se sigue viendo cómo los indígenas corren por la carretera. Cuando llegan a la intersección entre la Carrera 127 y Las Garzas, se escuchan varios disparos. En este video no se alcanza a percibir al agresor, solo el momento en que los indígenas se acercan a dos carros (un Hyundai Accent y una camioneta Jeep Grand Cherokee) de donde parecen venir los disparos, parqueados frente a la portería de la unidad residencial. Cuando llegan a la portería se escuchan múltiples disparos.

 En algunos de los videos tomados por los residentes del conjunto se notan dos detalles adicionales. Primero, además de los vehículos que mencionamos, en la vía frente a la portería del conjunto residencial hay dos vehículos más que no vuelven a aparecer en ninguna de las imágenes, pero que tuvieron que haberse ido hacía la zona contraria a donde estaban los indígenas.

Segundo, hay una persona con camiseta blanca que usa la Jeep Grand Cherokee como barrera para disparar. Del mismo vehículo se baja un hombre con gorra, camiseta y pantaloneta negra, quien entra, junto con el hombre que disparaba, al conjunto residencial dejando abiertas las puertas del vehículo. Un par de segundos después, llegan algunos mingueros y empiezan a golpear solo a la camioneta. Hay que aclarar que en ninguno de los videos se ve al hombre de camiseta negra disparando.

Volviendo a la transmisión del CRIC, se ve que los indígenas revisan el interior de la camioneta y la ruedan apagada hasta la esquina de la carrera 127. "Échenla para abajo que allá la quemamos", dice uno de ellos. De esta sacan documentos de identidad del vehículo para, según quienes aparecen en el video, llevarla a derechos humanos. Y señalan mientras se enfoca la camioneta: "Esa camioneta de allá ha disparado contra la guardia".

Luego, el dueño de la camioneta graba un video en el que esta aparece incendiada en el lugar en donde la dejaron los indígenas.

Según la coordinadora del Frente de Seguridad de La Viga, "esos dos carros que quemaron no fueron de personas que salieron a bloquear. Fueron de las personas que no se enteraron de lo que estaba pasando y se quedaron en medio de la pelotera".

El dueño de uno de la Cherokee (el hombre de la camiseta negra) y su esposa salieron en algunos videos en redes sociales y en medios de comunicación diciendo que no tenían nada que ver con los ataques a la Minga y que han recibido amenazas en redes sociales luego de la difusión de sus datos y documentos.

En este punto hay que hacer, de nuevo, otra aclaración. Algunos usuarios de Twitter entre ellos el periodista de la FM Santiago Ángel publicaron que cuando los indígenas llegaron a la portería de Esquina de Las Garzas estaban armados. “Civiles armados aparentemente indígenas y con los colores de la CRIC disparando”, escribió Ángel.

Este video no permite arrojar conclusiones, pues la distancia desde la que fue tomado no lo hace muy claro. Aunque sí coincide la detonación con un movimiento similar al que se hace al disparar (en el segundo 11) de parte de un minguero, ubicado en la puerta del copiloto de la camioneta Cherokee, no nos es posible determinar con certeza si eso fue lo que sucedió.

Un policía retirado, quien trabajó en un grupo especial, nos indicó al ver las imágenes que, por el rastro de sonido, parece ser un disparo de 9 milímetros, sin embargo, aclaró que no puede estar seguro de esto por lo lejos que se grabó el video. En el mismo video se escuchan otros disparos, pero no se ven más movimientos similares.

También le pedimos al CRIC claridad sobre lo observado en este video, sin embargo, no obtuvimos respuesta alguna. Ese fue el único video en el que observamos a un indígena, aparentemente, disparando.

Aparte de esto, en este punto verificamos la afirmación del congresista Pachón en su video acerca de que el dueño de la camioneta Gran Cherokee aparece en Ciudad Jardín entre los hombres armados de la panadería El Molino, en Ciudad Jardín.

Sin embargo, al comparar la ropa del dueño de la camioneta no coincide con las prendas de las personas de la imagen de Ciudad Jardín.

Como se observa en estas imágenes el conductor del carro Grand Cherokee está vestido con gorra negra, camiseta negra manga corta con logo blanco y bermudas.

Como se observa en esta imagen, la única persona de bermudas negras y camiseta blanca, tiene es una manga larga y no corta como la del dueño de la camioneta Grand Cherokee. Además el hombre en Ciudad Jardín tiene tenis blancos de bota.

Solares de Pance II

Solares de Pance II es un condominio de casas campestres ubicado en el sector de la vereda La Viga. Es el conjunto que se vio afectado por la irrupción de un camión, en el que viajaba un grupo de integrantes de la Minga indígena y que llegaron hasta ese punto.

Allí se grabó el video desde el drone que se usó para la difusión de desinformación en la que se vincula a los mingueros con el ELN y las Farc y en la que se menciona que entraron al conjunto para atentar contra la propiedad privada y con armas de fuego.

Pero, como ya dijimos, los mingueros no llegaron al conjunto buscando saquear el lugar y en el video solo se les ve lanzar piedras y un juguetón, no tenían armas de fuego.

Recordemos que Harold Secue se quedó un tiempo estacionado en un costado del puente de La Viga, en dirección Jamundí-Cali. Detrás de él, por la misma vía, según le explicó el consejero a Colombiacheck, “venían otras cuatro chivas y un camión, que venían desde los territorios de Jambaló y Canoas [dos resguardos del norte del departamento del Cauca] que iban al relevo del personal” que estaba en la Universidad del Valle.

Estas personas fueron bloqueadas por las personas de camisetas blancas unos metros antes del puente de La Viga o de Comfandi, sobre el río Jamundí.

De hecho, en ese bloqueo se produce una de las escenas más viralizadas de ese 9 de mayo y en la que se ve a una mujer vestida con blusa blanca, impidiendo el paso de una de las chivas de la Minga. A pesar de que los mingueros le piden dejarlos continuar su camino porque llevan alimentos, ella con su teléfono registra el momento.

En un momento del video uno de los indígenas que está discutiendo con la mujer se acerca a la cámara y dice: “Nos acaban de disparar”. Otro le dice: “Nos están dando bala”.

La mujer del video es Mónica Almanza quien es miembro del partido Centro Democrático en Cali, y publicó en su redes sociales el video en el que se le ve enfrentada a varios miembros de la Minga, quienes la forzan a quitarse de la vía y la tumban para que la chiva pasara.

El episodio permanece fijado en su cuenta de Twitter en este trino, en el que asegura entre otras cosas que “estoy golpeada y ultrajada en la ciudad de Cali, estamos cansados del secuestro de la ciudad…”.

Además de esto, de acuerdo con uno de los videos que analizamos, cuando el grupo de indígenas en chiva está pasando por la zona de La Viga son atacados a disparos.

Nótese que la portería que alcanza a aparecer en el video en el que se ve a un hombre disparando de espaldas a una de las chivas es la misma que encontramos en el costado sur del Puente de La Viga, a unos 25 metros adelantedel punto en donde Mónica bloqueó a la chiva.

Es eso lo que, según dos de las fuentes consultadas y testigos de este evento, motiva la reacción del camión que salió en persecución del agresor por el callejón que conduce a la Solares de Pance II, cuya portería fue embestida y en donde terminan tres vehículos vandalizados. La zona del bloqueo y del disparo está a 1,7 kilómetros (tres minutos en carro) de Solares de Pance.

En el chat de los vecinos, al que Colombiacheck tuvo acceso, se registran varios mensajes y audios (1 y 2) relatando que se están metiendo al mencionado condominio y piden con urgencia la presencia de la Policía.

Martha Atehortúa niega que en ese sector de La Viga hubiera disparos, “yo creo que, lamentablemente, para todas las partes del condominio, ese ataque se produce porque es el primer condominio de la zona. Era muy fácil llegar y buscar porque adicionalmente es una vía cerrada. Ellos [los mingueros] se salieron de una vía principal que es medio carril para meterse a esa zona de los condominios”.

Según le dijo Secue a Colombiacheck: “Cuando venían las chivas, otro hombre en una camioneta también le dispara a la multitud que venía en las chivas. Inmediatamente la gente reacciona y se baja de la chiva, persigue al señor de la camioneta y como venían en un camión, entonces en el camión persiguen mucho más rápido a esa camioneta. Entonces esa camioneta del señor que disparó entra a un conjunto residencial. A lo que entra a un conjunto residencial, logran abrir la puerta y medio bloquear la puerta por la camioneta. Y es ahí que la gente muy, muy brava, obliga al señor del camión que retroceda para pegarle a la puerta y poder entrar allá. Es en este momento que la gente se entra a ese conjunto residencial. Se entran no porque querían entrar a hacer daños, sino porque iban detrás de un agresor y lo querían capturar”.

Según John Jairo Hoyos, él llega de nuevo al sector de La Viga, pocos minutos después del caos en la 127 y se encuentra con que “nuevamente hay alteración. Ahí me entero de que por ese callejón (carrera 146) hacia arriba los habían estado hostigando, les habían estado disparando y los indígenas habían salido corriendo detrás del vehículo. Esa es la zona en donde ocurre lo del ingreso a la unidad. Yo no veo el camión que entra a la unidad, yo veo es la chiva sobre la Cañasgordas y a los indígenas ya regresando de la unidad (Solares de Pance II)”.

Además de esto, en otro de los videos que es tomado por un vecino del conjunto Solares de Pance II luego del ingreso a esta unidad se escucha cuando él pregunta por lo qué pasó y un residente le responde: “Vieron entrar aquí a alguien que estaba dando bala allá”.

En varios de los videos que encontramos de las escenas después de la entrada de los indígenas al conjunto residencial se nota que una de las camionetas parqueadas justo en la entrada del conjunto no tenía placas, pero no logramos identificarla en ninguno de los videos que analizamos para esta reconstrucción.

Con la reconstrucción en los siete puntos principales de lo ocurrido el pasado 9 de mayo de 2021 (9M) en el sur de Cali concluimos que los miembros de la guardia indígena sí fueron atacados por parte de personas, la mayoría, vestidas con camisetas blancas, armadas con traumáticas y de fuego, que dejó un saldo de ocho indígenas heridos. Hechos de violencia que iniciaron por los rumores y desinformaciones de los grupos de WhatsApp.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir